Sábado, 4 de febrero de 2023. Última actualización: Hoy

Indígenas retuvieron a 31 militares y policías

El viernes 1 mayo, 2020 a las 9:31 pm
Indígenas retuvieron a 31 militares y policías

Indígenas retuvieron a 31 militares y policías

Esta noche fueron entregados a delegados de la Defensoría, Procuraduría, Gobernación y del Municipio de Caloto.

Indígenas retuvieron a 31 militares y policías

Fotografías Facebook de Kiwe Thengza y Jesus Chavez

Indígenas retuvieron a 31 militares y policías

La comunidad indígena del resguardo Huellas del municipio de Caloto, en el norte del Cauca, retuvo, en la tarde de este viernes primero de mayo, a 31 miembros de la fuerza pública, al reaccionar ante supuesta agresión que cometieron contra varios comuneros, uno de los cuales resultó herido en la cabeza, y contra mujeres que pastoreaban ganado en la hacienda La Emperatriz, predio cuya posesión pretenden los indígenas desde hace varios años, por lo cual se haya custodiado por tropas del Ejército y la Policía.

Indígena herido en La Emperatriz, Caloto

Según la versión indígena, la comunidad reaccionó reteniendo a los uniformados, entre los que se encontraban cuatro policías, y los dejó a disposición de las autoridades étnicas, porque además señalan que los uniformados dispararon, sin consecuencias, a tres mujeres, además de “haberlas amenazado con descuartizarlas cuando encontraban pastoreando el ganado que sobrevive a un envenenamiento provocado y por el cual van 22 animales muertos de propiedad de los indígenas”, según dijo a Proclama del Cauca y Valle uno de los comuneros.

Asamble Indígena Resguardo Huellas, Caloto

Después de estos hechos, fue convocada una Asamblea presidida por las autoridades indígenas a la que asistieron delegados de la Defensoría del Pueblo regional, la Procuraduría, de la Gobernación del Cauca y el secretario de Gobierno del municipio de Caloto, quienes operando como mediadores, al final, entrada esta noche, lograron la libertad de los uniformados y el retorno a las filas.

La comunidad había propuesto a los organismos de control que las armas que portaban los militares y policías fueran entregadas a las autoridades indígenas para que éstas las destruyeran, pretensión que no se cumplió.

Este es el segundo caso en el que integrantes de la fuerza pública terminan bajo custodia de las comunidades nasa. Hace ocho días, en este mismo lugar, ocho policías fueron retenidos por los nativos y luego entregados a una comisión humanitaria.

En contexto:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?