Jueves, 26 de enero de 2023. Última actualización: Hoy

Indígenas invaden reserva natural

El jueves 29 diciembre, 2022 a las 5:32 pm

Indígenas invaden reserva natural

Las reservas naturales en Colombia comprenden áreas públicas y privadas protectoras de bosques estratégicos, y, como es obvio, los seres humanos dependemos y necesitamos de los servicios que ofrecen los ecosistemas para nuestra supervivencia: agua dulce, polinización, fertilidad y estabilidad del suelo; alimento y medicamentos. Además, la biodiversidad es esencial a las soluciones frente al cambio climático, y es parte integral de nuestra cultura e identidad.

Por eso, es muy preocupante que pueda causarse un daño al medioambiente en la Loma de San Pablo, en Santander de Quilichao, donde hay presencia de fauna y flora en estado crítico y de vulnerabilidad. Este predio tiene como objetivo conservar, preservar y recuperar los ecosistemas, fundamentales para la biodiversidad del departamento del Cauca.

Este resumen previo porque comunidades indígenas nuevamente han invadido predios privados que han sido declarados como reserva natural.

El siguiente es el comunicado de la familia Caicedo Muñoz relacionado con este asunto:

Comunicado a las autoridades y comuneros del resguardo Munchique Los Tigres

Los propietarios de la finca San Vicente y Loma de San Pablo, de origen eminentemente campesino, ancestral, ya que nuestros abuelos y antepasados nacieron en esta región y fueron bautizados en Caloto y Santander de Quilichao, con mucho esfuerzo y dedicación hemos salido adelante en las labores del campo con nuestro trabajo y conocimiento.

Este comunicado tiene por objeto informarles a las autoridades y líderes del resguardo, en la forma más imparcial y objetiva posible, sobre las dificultades insuperables que tiene ese predio para que sea adquirido por el Gobierno y entregado para la ampliación del resguardo, que hacen imposible su negociación y compra por parte del Gobierno y de la Agencia de Tierras del Ministerio de Agricultura.

Estas reflexiones y dificultades deben ser seriamente analizadas por todos los integrantes de la comunidad del resguardo en cualquier toma de decisiones de continuar y permanecer invadiendo estas áreas del predio Loma de San Pablo.

Primero:

Los actuales propietarios familia Caicedo Muñoz por voluntad de los abuelos que destinaron esta finca para la conservación de fauna, agua, vegetación y el suelo, no somos autónomos en la toma de decisiones en áreas de amortiguación de esta reserva, ya que estamos obligados por la ley a la conservación de estos espacios para la vida de los animales y aves que viven allí.

En las áreas de amortiguación establecidas por la antigua CVC (hace muchos años ) por Parques Nacionales y la ley, obligan a proteger la cobertura del suelo para evitar la erosión y degradación por lluvias o roturación mecánica en cultivos por la alta tendencia y predisposición a su deterioro erosivo, es precisamente donde hay presencia de comuneros y la cobertura es de gramíneas (Dictoneura) muy tolerante a la acidez pero de muy bajo poder nutricional para los animales y cumple su función de cobertura principalmente y restauración del suelo.

Parques Nacionales (plan de manejo) sugiere siembra de árboles y vegetación, que sean alimento de la fauna tales como guama fuetera (loros), mango criollo, guayabos, árboles del pan, mano de oso, mortiños y otros con el mismo propósito de conservación de la fauna.

Son por lo tanto la Corporación Ambiental del Cauca C.R.C, el Ministerio del Medio Ambiente, Parques Nacionales, los principales opositores para destinar este suelo a labores extractivas en la producción de alimentos para cualquier tipo de asentamiento humano indígena, de comunidades negras o campesinas.

Segundo:

Las autoridades municipales de Santander de Quilichao en el año 2000 declararon al predio La Esmeralda determinante ambiental el cual forma parte integral de la reserva “Tierra de Oro” (conservación) del Municipio, por medio del Acuerdo 002 de ese año, el cual no podía ser adquirido por la Agencia de Tierras para ampliar un resguardo, y a pesar la oposición fundamentada del alcalde Álvaro Mendoza Bermúdez, y su Secretaría Ambiental y de Desarrollo, y pesar de las razones jurídicas de oposición, la Agencia incurrió en un error al adquirirlo lo que condujo a una demanda de acción popular en defensa de los derechos colectivos al medio ambiente sano que cursa en el honorable Tribunal de Popayán.

Tercero:

La ampliación del resguardo Munchique los Tigres tiene un presupuesto de cerca a los 5.000 millones de pesos, recursos suficientes para adquirir un predio con suelos buenos que den garantías a las familias indígenas de ingresos suficientes para mejorar la calidad de vida de la comunidad.

Los suelos de La Esmeralda – Loma de San Pablo desafortunadamente son de pésima calidad, escasos de agua, aún para uso doméstico, y es un error adelantar cualquier actividad productiva agropecuaria tradicional en cultivos de pancoger lo que no permite una ocupación ni asentamiento promisorio en actividades pecuarias en general.

Cuarto:

Creo que los mismos ocupantes actuales pidieron establecer, a través de la hoyadura que hicieron de la calidad de la tierra donde desean establecerse para ampliar el resguardo lo cual es un desperdicio de los recursos asignados con este propósito.

Por lo tanto, recomendamos hacer un peritazgo químico, físico y presencial de técnicos del URPA con relación del suelo, para establecer la realidad de su destino versus la protección y conservación.

Finalmente, señores integrantes y autoridades del resguardo Munchique Los Tigres, es muy importante que consulten con las autoridades ambientales y municipales del Municipio lo dicho en esta nota, como también hacer un estudio del suelo técnico para establecer su limitación productiva.

Familia Caicedo Muñoz

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta

Un comentario en "Indígenas invaden reserva natural"

  1. Fernando Angola dice:

    Conociendo esos predios desde que era un niño de dieaños, pues mi padre trabajo con la familia Caicedo Muñoz, matrevo a decir que es un gravisimo error destruir esa zona de reserva forestal por un capricho de ampliación de un resduardo indígena. Pará mí es una estrategia para despojar a los propietarios legales. Si logran eso entonces en poco tiempo llegarán al centro de Santander ampliando su dichoso resguardo. Las autoridades deben ponerle fin a estas pretensiones s de los pueblos indígenas.

Comentarios Cerrados.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?