ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 11 de diciembre de 2018. Última actualización: Hoy

Indígenas denuncian amenazas tras incautación de estupefacientes

El lunes 3 diciembre, 2018 a las 12:35 pm
  • Autoridades indígenas realizan audiencia pública tras incautación de droga
  • En la audiencia analizan las amenazas de muerte por ejercer el control territorial en Caldono-Cauca
Indígenas denuncian amenazas tras incautación de estupefacientes

Foto archivo.

La guardia indígena en desarrollo de su acción de control territorial logró dar un certero golpe en cinco meses a las organizaciones dedicadas al narcotráfico al incautar 60 arrobas de coca y 2 toneladas de marihuana ya procesada.

Por esta razón y ante las continuas amenazas, se realiza este lunes 3 de diciembre en la zona del territorio ancestral del pueblo nasa, resguardo indígena de la Aguada San Antonio, municipio de Caldono, una audiencia pública para denunciar las amenazas y posibles asesinatos que puedan presentarse sobre comuneros que están ejerciendo el control territorial dentro del resguardo.

Vicente Otero Chate, vocero de las comunidades, dijo que a la audiencia fueron invitadas todas las organizaciones indígenas, la Defensoría del Pueblo, la Unidad Nacional de Protección, MAP OEA, la Personería y la Fiscalía General de la Nación.

Antecedentes

Es de recordar que el pasado primero de diciembre, las autoridades confirmaron que Gladis Rivera Chapeño, presidenta de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Laguna, en el municipio de Toribío, fue asesinada junto a su compañero sentimental, Henry Ulcué, registrado como ex combatiente de las Farc, cuando se movilizaban en motocicleta por la vereda Los Cajones, perteneciente al resguardo indígena de Tacueyó.

Posteriormente, se produjo el hallazgo de los cadáveres de dos personas en un predio de la vereda Lomitas del municipio de Santander de Quilichao. Se trató de la señora Alba Yanet Mosquera, de 32 años; y su esposo Rogelio Tróchez de 30 años, integrantes de un resguardo ubicado en Jamundí, y que habían sido reportados como desaparecidos.

En esa misma fecha se informó sobre el asesinato en el corregimiento de El Palo, en la vía entre Caloto y Toribío, del joven indígena Aldemar Tróchez, quien vivía en la vereda Belén de Toribío.