ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 19 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

Ignoto caballero de las letras caucanas

El martes 13 agosto, 2019 a las 11:15 am
IGNOTO CABALLERO DE LAS LETRAS CAUCANAS
Ignoto caballero de las letras caucanas

Cosas que eran difíciles de superar son dulces de recordar.
-Séneca.

Un dolor inconcebible se apodera de mi espíritu, y como influido por un hado maligno llegan a mí, borrosas imágenes del que en vida fue menospreciado por su gente y olvidado por los suyos. El alma se me retuerce y como un relámpago la razón destroza mi fe, aún no he podido entender como de una mente tan lúcida, de un genio tan increíble, de un hombre intachable y de una pluma tan poderosa hoy no quede nada y quizás lo que queda, está en manos de quien no valora su legado y su trabajo. 

Pero, el dolor y la rabia no es unitario, es tripartido; en primera instancia, nosotros, su familia, ni siquiera conservamos su memoria, hasta sus fotografías se esfumaron como la cal de sus pueblos estudiados. En segundo lugar, su amado pueblo Pedregal, por el cual dejó la comodidad, la fortuna y el poder de la ciudad no sin antes dejar el nombre inscrito para la eternidad por su prosa. Hoy ese pueblito anclado en las montañas del Cauca no conserva nada de su figura y su legado con honor y orgullo, ni siquiera su tumba, pues es una más en ruinas y destrucción en un cementerio olvidado de Dios; perdón si mi ignorancia histórica atropella a pocos o muchos, sean estos familiares, amigos o desconocidos.

Al ver la dimensión de su obra, no puedo más que pensar en todos ellos, los cuales pareciera que quieren hacer honor a un hombre ignorado. Y, por último, el municipio de Inzá, el cual por su abolengo español muy marcado ha dejado de lado su realidad indígena y en los anaqueles de sus despachos nada queda de su trabajo, cuando en muchas universidades del mundo, al estudiar su magna obra Territorio Ignoto sienten el impulso de conocer a estas gentes y tierras que describe con mil detalles y con una estética digna de los grandes literatos e historiadores. Motivo que impulsa a muchos jóvenes a cruzar el océano o a trasegar por los cielos americanos para verificar que ese mágico Tierradentro sí existe, que no es un mundo utópico. 

Olvido

Hoy 64 años de la publicación de su obra, una pregunta se apodera de mi lógica y a pesar de las múltiples interpretaciones a su prosa y obra en universidades de Europa, Estados Unidos y en algunos países de América; nosotros sus sobrinos, primos, paisanos, amigos, conocidos, contrincantes en política, religión, literatura y actividades socioculturales hemos dejado que el tiempo implacable y los comentarios destructivos apaguen su llama creadora.

En la región de Tierradentro, pero de manera especial en el municipio de Inzá y a pesar de mí y de muchos en su Pedregal amado ignoran su magna obra. Pero debo de recordarles que miles de mujeres y hombres darían lo que fuera por saber quién fue Ricardo Quintero Nieto; pero todos aquellos que lo conocieron en vida y obra, solo recuerdan sus errores. Hoy es mi deber recordar a todos que era mortal.

Valga recordar con tristeza que muchos personajes, incluyendo su familia, apenas esa fatídica tarde dejó su amado pueblo y emigró a lado de Cervantes, Dante, Nietzsche, Borges y Neruda, sin temor al olor tibio de su féretro y al silencio de su tumba, se pelearon su herencia y a pesar de que la cercanía ya sea por tintes politiqueros, religiosos o socioculturales todos ellos vendieron, robaron, quemaron, saquearon, humillaron, mancillaron, ignoraron y hasta de un pitoniso de un pueblo cercano, plagio su obra y su pensamiento; todos sin excusa hemos sido cómplices del olvido al que fue arrojada esa alma tan grande y pura.

En cambio, él, como vaticinando que su figura sería ignota en su tierra amada, decidió escribir con fuego el nombre de sus colinas, llanuras, familias, árboles, ríos, etnias, carreteras, tesoros, mitos, nevados, páramos y demás maravillas de su Tierradentro amado y lo hizo con tan dedicado aplomo que el universo de las letras aplaude su labor; lo digo con conocimiento de causa y con un dolor de escritor.

En este momento lo que más duele contarle al mundo literario, que nada de él se recuerda, allí en el lugar donde eligió pasar el resto de sus días, sufría por la pésima calidad de la educación, por los odios fratricidas, por las pugnas entre liberales y conservadores, por el abandono que sufrían sus paisanos por parte del gobierno municipal, departamental y nacional, por la explotación a que era sometida la comunidad indígena Nasa, por la discriminación entre los del otro lado del río y los del lado de acá, por cómo el licor devoraba el valor de las familias, por las carreteras y caminos llenos de peligros mortales, por el  despilfarro del tiempo de muchos hombres al ver la vida sentados en las esquinas.       

Su fuerza declarativa le permitió viajar lejos de su Pedregal amado y en el himno a Puerto Tejada en los ensayos en tertulias literarias en Popayán, Bogotá, Cali, Medellín, en los libros, en las cartas, en los poemas siempre mostrar la cara hermosa de pedacito caucano.

Maternal

Una tarde sin más, volvió a su tierra y el amor a su madre Benicia Quintero lo lleno de fe, esperanza. Engalanó los nichos de la iglesia con bellos adornos religiosos, se vistió de azul esperanza en épocas de elecciones, instruyó a muchos chicos para que fueran los líderes del mañana, su amor por la docencia lo hizo intachable, disciplinado y recto. Pero un día un hado antiquísimo, oscuro y eterno se llevó entre sus garras a lo que él más amaba en este mundo. Su madre.  A pesar de su intelecto prodigioso y de su pluma mágica, no pudo con la pena y tras la partida de su adorada madre, se encerró en su dolor y la soledad de su biblioteca lo alimentó y una tarde de jueves cuando el reloj marcaba 4:45 de la tarde, un 10 de diciembre de 1981 se fue, llevándose consigo su genio creador y la última esperanza de progreso.

La desgracia para su obra estaba por llegar; en lugar de brindar apoyo para conservar su legado, los señalamientos por una vida de protagonismos necios obnubilo la mente de líderes y familiares; y sin pena ni gloria todos hemos sido secuaces en los campos religiosos, políticos y comunitarios para desconocer su obra. Los hijos, nietos y sobrinos de El Pedregal, como inspirados por un espíritu siniestro decidieron borrar su nombre de la memoria histórica del municipio y no dejar nada para las nuevas generaciones. Una biblioteca hace gala de su nombre, pero no de su obra y figura. Pero para sorpresa de estos herederos, usurpadores o inquisidores, el mundo universitario aplaude su obra. O porqué será que extranjeros y algunos expertos ofrecen grandes dádivas por su obra y por su historia.

Un escozor recorre mi cuerpo, y una lágrima de impotencia surge como antigua flecha Nasa; el pueblo tiene colegio y nada del gran Ricardo Nieto se tiene, ni un solo discurso en años se ha pronunciado en su honor, ni las cátedras en el aula y fuera de ella hablan de su genio creador, un espasmo más grande recorre mi ilusión cuando nada lleva su nombre en su pueblo amado, valga aclarar que su nombre si lo conoce el mundo literario y antropológico.

Incito a propios y extraños a que dejemos de lado odios políticos, étnicos, culturales, religiosos y familiares para que nos unamos en una sola idea: reconstruir la memoria histórica y crear una verdadera identidad en el municipio de Inzá, esa será la única manera como le retribuyamos algo al genio creador de Ricardo Quintero Nieto y que por fin, desde ese reino sin nombre, descanse en paz.

Para leer más columnas de opinión del autor aquí.

Deja Una Respuesta

Un comentario en "Inzá, un territorio con potencial turístico a nivel internacional"

  1. LUIS LUBIN RAMÍREZ TUNJA dice:

    Buen Proyecto, ojalá sea una realidad, porque quienes habitamos este territorio sí sabemis del potencial turístico que aquí se tiene, pero ha faltado mucho apoyo Estatal, desde lo Local, Regional y Nacional, que no vaya a ser como algo que salió en este año electoral y…
    Y para corregir, Belalcázar no es municipio, pero sí lo es Páez, que hacen parte de la región de Tierradentro.

Comentarios Cerrados.