ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 19 de enero de 2020. Última actualización: Hoy

Huidobra

El viernes 10 enero, 2020 a las 3:36 pm
Huidobra
Huidobra

Huidobra

No quiero pañuelos de lágrimas, plañideras ni rosas de tumba; sin embargo, cantad; cantad la Furtiva Lágrima, cantad aunque estéis en la estepa; yo oiré, yo quitaré la cortina que ahoga.   

A todos y a nadie dejo mi estrella; sus puntas pulen el monte donde me acuesto para desaparecer.   

En tanto, hay una prolongación de entelequias hasta mi cuerpo desvaído, y eso hace que yo sea el íntimo de las montañas eléctricas. 

Todo se moja de negro, todo repite la letanía del lejano vigía, todo se pierde tras humo y vinagre.   

Es preciso martillar la mesa cuando la aurora desacata las órdenes; vendrán tiempos mejores.   

A veces el alba no reconoce el firmamento; se queda dormida antes de salir el sol, y las estrellas no reclaman.

Otras veces nunca hay albas; los corazones no regresan de la oscuridad. 

En la cueva hay árboles que se agachan y comen las piedras; los adornos se ahogan en los arabescos.   

Oigo el temblar de las voces, el temblor de las aguas; todo desaparece en un instante, después ríe.

*******RVQ*******

********************************************************************

Para leer más escritos del autor

También te puede interesar
Deja Una Respuesta