Domingo, 21 de julio de 2024. Última actualización: Hoy

Hospitales públicos: La pata coja de la reforma a la Salud

El lunes 8 julio, 2024 a las 9:56 am
Hospitales públicos: La pata coja de la reforma a la Salud

Por: Felipe Solarte Nates

La reciente movilización de un grupo de profesionales de la salud adscritos al Hospital Universitario San José a quienes la nueva administración, presionaba para contratar con otra cooperativa diferente a la que venía contratándolos desde hacía cuatro años, en el fondo evidencia la inestabilidad laboral y deterioro de su calidad de trabajo y vida a que fueron sometidos médicos generales y especialistas, enfermeras, fisioterapeutas etcétera, etcétera, a partir de la vigencia de la Ley 100.

Ya no estaban ligados mediante contratos en los que les reconocían además de los sueldos mensuales, primas, cesantías, vacaciones y además cubrían su atención en salud.

Con la nueva modalidad inaugurada por el gobierno de Uribe, supuestas “cooperativas de trabajo asociado”, que en realidad manipulaban y financiaban particulares empezaron a subcontratarlos por 4, 6, 8, 12 meses con sueldos miserables de los que de repeso estaban obligados a pagar su afiliación a salud y pensión y en extenuantes jornadas de trabajo, en sus consultorios debían “atender” elevadas cuotas de pacientes.

Es un problema estructural que no es de esta o anteriores administraciones y del que poco se discutió en la fallida reforma a la salud que fue negada en la pasada legislatura.

Es una pata coja que le quedó a la reforma la salud enfocada principalmente a quitarles los enormes privilegios y billonarias riquezas acumuladas por los dueños de las EPS cuando no tenían mayor control.

En la propuesta del gobierno no aprobada en la pasada legislatura, el problema de la instabilidad laboral y también la reforma y mayor control a la administración de hospitales públicos y clínicas privadas no fueron tocados ni profundizados.

En el caso de los centros asistenciales manejados por departamentos y municipios en la nueva Reforma a la Salud debe revisarse su administración, pues siguen como importantes fuentes de puestos públicos y contratos para los amigos de quienes ganen las elecciones.

No es que los trate de deshonestos, pero si llama la atención no sólo el nombramiento de numerosa burocracia sino en afán con que algunos gerentes salientes que en vísperas de año nuevo se apresuran a firmar multimillonarios contratos de obras y dotación de insumos quirúrgicos, médicos y drogas para dejarlos amarrados.

Este ha sido el patrón predominante en la administración de los hospitales públicos y de pronto el gobierno no les metió muela en su propuesta de reforma para no pelear con los congresistas con votos básicos para sacar adelante sus reformas y quienes tienen importantes cuotas de poder desde el manejo de los centros asistenciales públicos.

La reforma a la administración que le van a dar a los hospitales públicos, pues mientras sigan de coto de caza de clientelas políticas municipales y departamentales no se garantiza un uso adecuado de los recursos.

Señores congresistas, el problema no solo son la EPS. Pónganle atención a los hospitales públicos y resuelvan de una vez el régimen de contratación.

Los profesionales de la salud también deber ser liberados de las falsas cooperativas de trabajo que sólo enriquecen a sus dueños y pagan paupérrimos sueldos a quienes a diario se enfrentan la cruda realidad de hospitales y consultorios.

****************************

Foto: Robinson Sáenz – tomada de: El Colombiano.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?