Domingo, 7 de marzo de 2021. Última actualización: Hoy

Historia triste de no creer

El sábado 2 enero, 2021 a las 5:56 pm
historia triste de no creer
‘El grito’ de Munch, imagen: https://www.elconfidencial.com/

Una historia triste de no creer en medio de tanto sacrificio

historia triste de no creer

El año que terminó para todos fue difícil, con excepción de los banqueros, a los cuales nunca les va mal porque de toda situación sacan provecho, siempre se necesitan los créditos y los intereses constantemente suben, y en toda tragedia, para ellos hay negocio; pero bueno, mejor hacer referencia a las cosas del Cauca.

De entre las varias cosas por nombrar, sin lugar a duda, la más importante es la relacionada con la atención de la salud. Las otras de gran importancia tendrán referencia en próximas opiniones si el coronavirus así lo permite, porque el riesgo de contaminación es tan alto que es mejor tener clara la situación para, aún en medio de las precauciones, saber que el contagio es posible.

Prudente es reconocer que los administradores, médicos, enfermeras, laboratoristas, auxiliares, en fin, todas las personas vinculadas al proceso de atención de pacientes, han demostrado no solo los conocimientos necesarios, sino un compromiso a toda prueba, de superación del temor al contagio para brindar su concurso a la debida atención. No se conoce un caso en donde se haya desatendido un enfermo por razones de duda.

Las directivas del Sistema de Salud del Cauca, la gestión de la organización, de igual forma en medio de todas las dificultades y limitaciones que la estructura tiene desde hace mucho tiempo, han dado respuesta a las demandas de servicio en sus respectivos centros de atención, sin escabullir sus responsabilidades.

No se tiene la calificación necesaria para entrar en la discusión de la incidencia de los remedios de corte tradicional en la región para esta clase de virus, pero con la venia de médicos que opinan en contra de estos remedios, permitan un espacio para decir que se conoce de muchos casos en los cuales, los tratamientos con estos métodos han dado resultados. Discusiones para la ciencia.

Si se hubieran seguido las indicaciones de higiene publica como son el uso del tapabocas, el lavado de manos y la toma de distancias de prudencia para evitar el contagio, con seguridad hubiésemos podido evitar los niveles de contaminación que acosan y que ordenan la toma de medidas para el confinamiento, lo que desde luego afecta el trabajo y el ingreso de muchas familias.

La experiencia ha demostrado cómo en la mayoría de los casos, no son los presupuestos los que hacen eficientes los servicios, sino la disposición de las personas. No es extraño encontrar entidades en las cuales se conoce de la intención de estas y las directrices de políticas de servicio, pero empleados sin compromiso, por su desatención y grosería dañan la calidad del servicio.

Toda esta narración para reconocer lo pertinente, pero la historia siguiente es de no creer, resulta que el doctor Oscar Rosero, médico y cirujano, subdirector científico del Hospital Universitario San José, de pronto en ejercicio de sus funciones se contagió de covid y se hizo necesario llevarlo al hospital, y era imposible atendieran su emergencia.

Se cuenta su historia sin su autorización, no precisamente por él, sino porque si esta situación le sucedió a esta persona con las connotaciones anotadas, qué puede suceder a pacientes, como somos la mayoría, sin razones para que nos conozcan en un centro de salud.

Pues bien, resulta que el medico Rosero está vinculado a la E.P.S. Sanitas, entidad prestadora de salud, se supone con servicios en el Cauca, como lo dispone la Constitución y la Ley, así debe ser, pero esta entidad no tiene contrato de servicios con el primer centro del sistema de salud del Cauca, porque no acepta las tarifas que tiene el hospital acordadas con las demás EPS-ESES.

Difícil hacer esta denuncia pública que elevamos al señor Superintendente de Salud, al señor Ministro de Salud, al señor Presidente de la Republica. Al escribir esta narración llegan informes conforme a los cuales su estado de salud es supremamente delicado, muy grave para la familia y de responsabilidad para la EPS, y sin corresponder a su responsabilidad afecta al sistema de salud del Cauca.

Una vez más, el departamento se encuentra afectado por decisiones que no están en la competencia de sus autoridades pero que los entes de control distraen sin asumir sus competencias causando grave daño a los habitantes de esta región del país. ¿Sera posible tanta desidia para con el Cauca?

***********************

Otras publicaciones de este autor en Proclama del Cauca y Valle:

Nelson E. Paz A.
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?