ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 28 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

Historia Política: “No me olvidaré de Miranda”, Humberto de la Calle Lombana.

El domingo 3 agosto, 2014 a las 2:39 pm
Luis Fernando Orozco

Por: Luis Fernando Orozco Gutiérrez 

luisforozcog@outlook.com

Apartes del discurso pronunciado en la Plazoleta Municipal de Miranda, Cauca, hoy Plazoleta “Nizar Bonilla”, por el actual jefe de la delegación colombiana en la diálogos de paz con las FARC en La Habana, Humberto De la Calle Lombana, el día 30 de noviembre de 1993, siendo precandidato a la Presidencia 1994-1998.

de_la_calle_en_manzanares

Humberto De la Calle. Foto archivo diario La Patria.

Quiero comenzar por brindar un saludo muy especial, a José Norbey Grajales y agradecer las palabras que ha pronunciado en la tarde de hoy, igualmente a Evelio Muñoz, presidente del Concejo Municipal y al senador Luis Fernando Londoño Capurro, quien nos acompaña en esta visita a Miranda; pero debo igualmente agradecer profundamente la invitación que me han hecho los ciudadanos de Miranda para venir en esta tarde lamentablemente lluviosa, a discutir con ustedes los problemas que son importantes para Miranda, para el Cauca, pero sobre todo para Colombia. José Norbey me dijo que agradece mi presencia aquí, yo sostengo que es exactamente al contrario; soy yo quien debo agradecer la oportunidad que me dan para discutir con ustedes, estrechar sus manos, oír los padecimientos y dificultades de una zona como Miranda que en medio de la riqueza, sin embargo, tradicionalmente ha tenido tantas dificultades. Yo voy a hablar en tono pausado, yo no soy un politiquero de siempre, yo no vengo aquí a hacer promesas que posteriormente voy a incumplir, no he venido a Miranda para luego salir corriendo y olvidarme como me lo ha pedido José Norbey; de lo que estamos diciendo en la tarde de hoy que es importante para Miranda y para toda Colombia.

“El problema de la paz, yo quiero recordar aquí en Miranda, me parece que es el sitio adecuado cómo a través de la Asamblea Nacional Constituyente, le tendimos la mano a toda la comunidad colombiana para tratar de reunirnos en ese proceso destinado a señalar nuevas normas, las nuevas reglas de juego, la carta de navegación que deberá conducir a Colombia el próximo siglo”.

“Los colombianos no perdemos la esperanza de la paz; y sé también que la paz no solo pasa por el conflicto armado; sé que la paz pasa por un compromiso a fondo en el cumplimiento de metas de políticas sociales. Y tengo también la convicción que los próximos 4 años en Colombia no serán los años para examinar los balances ni las cifras de la economía, sino para cumplir metas concretas en materia de salud, de educación y de empleo para los colombianos”.

“Sé que también existen problemas de cultivos ilícitos y comprendo las raíces profundas de un problema de esta naturaleza y sé que no basta con la represión, sé que no basta con fumigar con glifosato; sé que esta sociedad tiene que ir más allá y mientras no haya una política profunda de sustitución de cultivos y el apoyo a fondo del agricultor, esa meta de hacer desaparecer los cultivos ilícitos será inalcanzable; yo creo que no basta en esta materia con la represión, yo creo que necesitamos trabajar a fondo en un proceso de sustitución que tiene que ir de la mano de una profunda inversión en el campo y reclamare no solo la atención del Gobierno Nacional, sino de los países desarrollados, de los países consumidores de marihuana y de la cocaína, para que contribuya con el campesino colombiano; y también tengo la seguridad de que el régimen político colombiano nunca lograra suficiente legitimidad histórica política mientras que no sea capaz de corregir a fondo la corrupción .Yo también me siento con la autoridad moral para decir esto repito que no hay un solo pasaje oscuro en mi vida y por eso soy capaz de comprometerme a fondo en una lucha sin cuartel para combatir la corrupción que se apodera del aparato estatal colombiano; y lo haremos con medidas prácticas, esto no solo anuncios teóricos. Nos les vamos a meter en la chequera de los corruptos, vamos a levantar la resera bancaria, le vamos a exigir a los estados extranjeros que firmen también pactos para darles información a las autoridades colombianas sobre las cuentas corrientes de los corruptos en el exterior.

Voy a proponer en materia de educación y salud metas concretas, es posible sin demagogias de ninguna clase que al finalizar el próximo gobierno, todos los niños colombianos tengan educación primaria; es posible que al finalizar el próximo gobierno logrará que el 90% de los jóvenes colombianos tengan educación secundaria y especialmente, como lo pedía Norbey Grajales, educación técnica para darle instrumentos al hombre colombiano para combatir el desempleo, y si es posible también, amigos de Miranda, pensar que sí vamos a ser capaces de tener un verdadero sistema universal e integral en materia de salud básica para los colombianos. Diez millones de compatriotas no tienen atención médica y creemos que es posible cambiar a fondo esta situación si nos comprometemos a aumentar la inversión en política social.

Estos son los lineamientos fundamentales de nuestra propuesta; ese es el mensaje de paz que quise traer hoy a Miranda. Quiero terminar diciendo lo siguiente: “Norbey Grajales me dijo: cuando esté en la Presidencia no se olvide de Miranda, no se olvide del Cauca”, y yo quiero contestarle clara y tajantemente, porque me lo dicta el sentimiento; aquí a Miranda, a Corinto, regresaré como presidente para firmar la paz de Colombia. Muchas gracias”.

Documento extraído del Periódico la “Chiva Mirandeña”, de octubre de 1994, dirigido por quien escribe y el actual alcalde de Miranda Walter Zúñiga Barona.

José Norbey se ganó la Alcaldía el día 30 de octubre de 1994. Su gobierno se inició el 1de enero del año 1995 y duró hasta el 31 de Diciembre del año 1997.

Luis Fernando Londoño Capurro, había sido reelegido Senador de la Republica, con una copiosa votación de los ciudadanos mirandeños, posteriormente fue presidente del Senado la República. Durante la alcaldía de José Norbey, el senador Londoño, gestionó importantes recursos para obras dentro del desarrollo municipal.

De la Calle fue elegido vicepresidente en fórmula con Samper. Los sucesos posteriores son conocidos suficientemente por los colombianos y será la historia la que calificará los incidentes de la época.

José Norbey, fue asesinado por fuerzas extrañas el 27 de diciembre del año 2003. Londoño Capurro pasó de la vida política a la vida privada, desempeñándose como un importante ejecutivo de la caña, a nivel nacional e internacional.

Veinte años después la situación es la siguiente. Humberto De la Calle, es el Jefe de la Delegación del Gobierno Nacional en los diálogos con las FARC, en La Habana, en representación del presidente Santos. De estos diálogos, se conducirá evidentemente a una Paz negociada. Razón para que los colombianos empecemos a pensar con optimismo en el post conflicto.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?