ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 29 de enero de 2022. Última actualización: Hoy

Heroínas de acá: ¡Mirá, ve!

El miércoles 29 junio, 2016 a las 5:17 pm
María T.

Doly Enríquez / Periodista y Poeta

Mucha es el agua que ha corrido bajo el puente y cientos de años ha costado la resistencia y resiliencia de las mujeres, para que la sociedad empiece a visibilizar sus gestas.

La historia solo nos la han contado desde puntos de vista de intereses particulares y patriarcales.

Pero el Movimiento Social de Mujeres, las feministas, las pacifistas, las defensoras de los derechos de las mujeres hemos puesto en marcha nuestra reivindicación.

El Valle y el Cauca, antes denominados “El Gran Cauca”, de cuya tierra brotaron y germinaron grandes nombres de mujeres empoderadas, criticadas para su época (y ahora también). Por ejemplo, Rafaela Denis, María del Carmen Olano, Quilichao-Cauca; Bárbara Montes, de Caloto, Cauca. Dorotea Castro de Palmira, Valle; Carlota Rengifo, de Toro, Valle; mujeres heroínas de nuestra región entre los años 1813 y 1820. Sumadas estas mujeres llegan a 53 y de ellas 7 son del Valle.

Pasto, capital de Nariño también aporta mujeres decisivas como Luisa Góngora, Andrea Velasco, Domitila Zarasti, Domitila Burbano. En Tumaco, se destaca Rosa Zárate de Peña.

Son deudas históricas con las mujeres.

Decenas de ellas, centenas de luchas silenciadas y opacadas por la cultura patriarcal y machista que minimiza a las mujeres, las discrimina en todos los aspectos, desde pagarles menos por igual trabajo frente a los hombres, y hasta meterlas y detenerlas en la urna androcéntrica de los destinos domésticos.

Miles de mujeres anónimas, repuntan las cifras y siguen aumentando; gracias a nuestras propias luchas por una sociedad más justa y equitativa con más de la mitad de la población colombiana.

Gracias al historiador Nicolás Ramos, quien tiene bien claras las fechas heroicas que aportan las mujeres.

En tiempos presentes ya nos sabemos defender a pesar de que persiste a brecha.

En Cali tenemos muchas mujeres que dan ejemplo sobre la reivindicación de nuestros derechos humanos, exigiendo justicia en participación, inclusión política, toma de decisiones y una de esas mujeres es María Teresa Arizabaleta; única de las sufragistas que nos queda viva en el Valle del Cauca, de esas que hace más de 50 años, lucharon “a capa y espada”, para que hoy las mujeres podamos elegir y ser elegidas.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?