ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 22 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

HAGAMOS CUENTAS

El lunes 27 febrero, 2017 a las 8:42 am

Gustavo Álvarez Gardeazábal

El presidente Santos nos ha pedido optimismo frente a la evolución de la economía nacional. El Banco de la República, tratando de escaparse de la inflación generada por la emisión de miles y miles de billetes nuevos sin recoger los antiguos en circulación, acaba de bajar un tantico las tasas de interés. Pero como somos un país fariseo y callamos, aunque sabemos, cual es la ruta de la corrupción, tampoco nos dicen la verdad que sostiene esta economía nuestra.

Resulta que (según las agencias norteamericanas) en Colombia hay sembradas por lo menos 200 mil hectáreas de hoja de coca. Esa coca, dicen los expertos de biescimi.org, se cosecha 6 veces al año y el rendimiento es de 1 tonelada, por cosecha, en cada hectárea en la Costa Pacífica y de tonelada y media en el sur de Bolívar y el Catatumbo. De cada tonelada de esa hoja se obtiene un promedio de 250 kilos de cocaína. Es decir, requieren 4 hectáreas para una 1 tonelada.

El precio al productor de cocaína a diciembre del 2016 era de 700 mil dólares la tonelada. El precio al que la reciben en Centromérica los intermediarios es de 2.0 millones la misma tonelada. Eso significaría que en Colombia se quedan circulando 2.7 millones de dólares por cada 4 hectáreas de coca .Ese producido, empero, es solo el 15 % del precio final en NY. El 85% se lo reparten entre mexicanos y capos gringos.

Si por cada 4 hectáreas se logran 1.5 toneladas de cocaína sumando las 6 cosechas del año, en el país quedan miles de millones de dólares .Y como son 200 mil las hectáreas cultivadas, la cifra total es tan grande que resulta suficiente para explicar que es por el tamaño del flujo de dinero subterráneo que circula, que hemos evitado caer en la debacle económica. ¿Optimistas ahora sí?

@eljodario
eljodario@gmail.com

Deja Una Respuesta