Martes, 7 de febrero de 2023. Última actualización: Hoy

Hacer Reingeniería a la Semana Santa

El martes 26 abril, 2011 a las 8:22 pm
Por Walter Aldana Q.
Quienes vivimos con entusiasmo la semana santa en Popayán estamos preocupados por los sucesos acaecidos durante las procesiones; al silencio tradicional que acompaña estos recorridos lo sustituyó el ruido de los timbres de los celulares, las palabras soeces a toda hora y la actitud agresiva de combos, parches o pandillas que hicieron presencia nocturna y lograron intimidar a propios y extraños.
Más de cien armas blancas, doscientos adolescentes y jovenes detenidos, es el balance que unos quieren ocultar y otros exagerar. Pero el asunto debemos verlo en su marco; para mi generación, el amor por la semana santa fue “heredado”, los mayores nos indujeron a sentirla, vivirla y valorarla en todo su esplendor, desde la importancia del anda, el carguero hasta el barrendero y vendedor de maní; que sería de esta celebración sin ellos.
Pero los tiempos cambian y ante la realidad de “exclusión” social que vivimos, ante la falta de pedagogía desde las instituciones educativas de primaria, secundaria y universidad sobre la importancia y el valor de ser “buenos anfitriones”, amables guías de los turistas que en la semana mayor nos acompañan, por la falta de esta sensibilización a adolescentes y jovenes es que las fronteras invisibles territoriales que impiden el paso de uno hacia otro sector de la ciudad, tranquilamente se trasladaron al epicentro de las procesiones terminando en enfrentamiento entre pandillas, desbandada de los asistentes a la procesión del miércoles santo y el paso al piso.
Lo que no debemos hacer es satanizar a los jovenes, ellos ven la actitud de los “adultos” o “mayores” de prevención por sus vestidos con sus colores particulares, sus peinados, su lenguaje y tienen a la vez claro que su fortaleza está en andar en galladas, combos, parches o pandillas expresando en su mirada actitudes agresivas, ¿por qué no enfrentarse si se encontraron enemigos? ¿Por qué si las procesiones de semana santa no las sienten como suyas? ¿Por qué si al centro salen a “voltear” mirando niñas y niños para coquetearles?, la devoción se la dejaron a los adultos, y nosotros no nos dimos cuenta de esto sino hasta ahora.
Y para no quedar solo en la reseña del conflicto, permítanme proponer un trabajo interinstitucional; Junta Pro Semana Santa, Administración Municipal, Ejercito, Policía, Curia, Scouts, Defensa Civil, Bomberos, Cruz Roja y los gremios, trabajo continuo durante todo el año desde las aulas, en función de generar IDENTIDAD y PERTENENCIA a la Semana Santa.
Avancemos a la construcción de política pública sin olvidar que a quien adoramos y seguimos con fervor la semana anterior tenía el pelo más largo que nuestros adolescentes y jovenes estigmatizados por seguir su ejemplo, por lo menos en cuanto a la pinta del cabello se refiere.
Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?