Viernes, 5 de marzo de 2021. Última actualización: Hoy

Hacer radio me hace feliz

El miércoles 23 diciembre, 2020 a las 10:37 am
Hacer radio me hace feliz

Vivian Díaz: “Hacer radio me hace feliz”

Hacer radio me hace feliz

“Para mí la radio tiene una magia particular, debe ser porque crecí con unos padres que, entre semana, tan pronto se despertaban, lo primero que hacían era poner Radio Reloj; -así también nos dábamos cuenta si estábamos retrasadas para ir al paradero del bus del colegio- crecí oyendo noticias, mi sueño siempre tuvo que ver con la radio, siempre pensé que quería ser voz comercial, locutora, lectora de noticias, siempre me proyecto haciendo radio, informando a la gente, evocando momentos radiales inolvidables porque este aún es un país radial”, dice Vivian Díaz, una de las voces de Troya Noticias, el informativo que despegó en Colombia, en medio de la pandemia.

Se origina desde emisora Punto 5 de Bogotá en los 1.490 del AM, con más de 30 estaciones de HS CH Radio Garden, Colombia.com, Grandiosa Estéreo de Fred Emiro Núñez, Universal Estéreo de Jimmy Villarreal y Bellísima Estéreo de Nelson Vieda, Troya Noticias cuenta con la dirección de Luis Guillermo Troya.

Con más de 20 años de experiencia radial, en medios y en asesorías de imagen de empresas y de políticos, Vivian entrevista, busca las noticias y posee una invaluable agenda repleta de contactos que van desde magistrados, ministros, congresistas, periodistas y líderes empresariales.

Debe dormir pocas horas porque desde las cinco de la mañana está en una mesa de redacción virtual con Luis Guillermo y su equipo, seleccionando los temas y entrevistas de la mañana.

Son dos horas de entrevistas, luego hace presentaciones de empresas, coordina ruedas de prensa, dialoga con sus fuentes, lee y relee medios de internet, habla con sus hijos, le hace carantoñas a su nieto vía internet, cocina sus platos franceses o mediterráneos, toma café con pan tenis y tiene tiempo para sacar a su perro dos veces al día.

Puede tener en su cabeza seis o siete temas al tiempo. Escribe con gran rapidez en su celular, con tan solo dos dedos, escucha una canción, recuerda un paisaje de su Mariquita del alma, sabe cuántos y cuáles son los congresistas del Partido Verde o del Partido Conservador y cómo se llama el Secretario de Movilidad de Bogotá.

Hacer radio me hace feliz
Vivian Díaz

No descansa.

Ese verbo lo utiliza, si acaso, los domingos en la mañana.

Cuando tenía unos 4 años sus padres le regalaron en una Navidad un radio Sanyo y unos “walkie talkie”. Se enamoró de sus trastos y los cargó por muchos años. En su casa sólo escuchaban Radio Reloj y aprendió empíricamente a dar la hora y a enunciar canciones, pero, al mismo tiempo, aprendió cómo redactar noticias.

Le gustó el tema.

Un día se presentó en el Colegio Superior de Telecomunicaciones y se inscribió. Tenía ya dos hijos, pero quería conquistar un sueño.

Una vez se graduó se le vio presentando reinados, después haciendo radio con Henry Pava Camelo, luego entrevistando personalidades con Édgar Artunduaga y después fue una de las voces de la W.

–¿Buena experiencia?

–Uff. Las chivas que me daban por estar en la W fueron muchas. Me dieron la tarea de hacer que volvieran a salir al aire personajes como los congresistas Camilo Sánchez, Samuel Moreno y Germán Vargas que se habían vuelto renuentes a salir en la emisora y eran las voces cantantes de la época. Cubrí las expulsiones de varios políticos por parte de los comités disciplinarios de los partidos porque se fueron a jugar en el partido de la U al lado de Álvaro Uribe. Me tocó toda la discusión sobre la conformación de las mesas de Santa fe de Ralito, los debates para la reelección de Uribe en el Congreso. Yo estuve la noche en que Yidis votó a favor de la reelección y Teodolindo no llegó. Yo les reportaba los pormenores a Julio y al doctor Casas.

–¿Muy duras las jornadas?

–Duras. Una vez lloré al llegar a mi casa a las 11:00 de la noche, mi hijo mayor que vivía conmigo, prácticamente se había ido con su papá, mis horarios no daban para las dos cosas. El apartamento estaba solo, llegué cansada y no había luz, la habían cortado, se me había olvidado pagarla, ya no tenía vida propia, trasnochando y madrugando, a veces solo durmiendo tres horas… muchas historias para contar, pero una de las más memorables es que un día le digo a Julio que escuché en una reunión que la señora Violy McCausland estaba detrás de la venta de Avianca, me pide confirmar y buscar a la señora, obtuvimos la exclusiva y terminé haciendo seguimiento a todo lo que ocurría alrededor de la venta, se hicieron entrevistas a Germán Efromovich y a Alberto Padilla presidente del sindicato de aviadores de la época.

A su salida de la W se convierte en asesora de prensa de candidatos políticos. Ha estado al frente de medios en épocas de campañas con recorridos por ciudades o por todas las calles de Bogotá, desde Chapinero hasta las empinadas cuestas de Ciudad Bolívar, sin importar si era domingo en la mañana.

Vivian Díaz

–¿Cómo regresa a la radio?

–En el 2017 Carlos Hernández, director del Sistema Informativo Auténtica, me ofrece hacer parte de su equipo en el noticiero de la mañana; teniendo en cuenta que no interfería con mi trabajo como jefe de prensa del concejal Roger Carrillo, con su venia, me integro al equipo del SIA, ahí estuve hasta junio de este año, fue una época maravillosa, con un gran equipo, pero durante la pandemia surgieron algunas cosas que me hicieron replantear mi estadía y aunque mi gratitud es grandísima, me fui; de ese equipo también hacía parte el reconocido periodista Luis Guillermo Troya quien también se fue poco tiempo después de mí.

–¿Por qué aceptó la propuesta de Troya Noticias?

–Es que hacer radio me hace feliz. Para mí, la radio es vida y hacer equipo con Luis Guillermo es enormemente satisfactorio, es un hombre con carácter pero sabe decir las cosas, es un gran generador de ideas que me gustan, la propuesta era hacer un espacio diferente, arrancamos haciendo un programa en la noche que era para conversar, tuvimos que ponerlo en pausa por pasarnos a hacer un noticiero y esa propuesta también me gustó porque estuvimos de acuerdo en que no queríamos hacer un show, en que no íbamos a sentar a un invitado a “fusilarlo” tampoco a enfrentarlo con una contraparte y atizar fuegos y menos, tomar partido, queríamos un esquema de pregunta y respuesta con los invitados, como se hacía antes, con respeto por la audiencia y con los mismos invitados.

–¿Cómo ha sido esa experiencia en este año con medios alternativos de internet?

–Maravillosa, un reto… claro, también mide la tolerancia, la paciencia, porque en la virtualidad uno está sujeto al vaivén de la señal, pero a medida que ha ido pasando el tiempo, todo se ha ido ajustando, no es fácil colonizar, pero de a pocos, con humildad, hemos ido haciendo una tarea digna, respetuosa con el oyente, seria, con credibilidad; haciendo un camino propio sin pretensiones insanas, enfocados en lo nuestro.

–¿Cuál es la falencia del periodismo en la actualidad?

–Creer que es más importante la inmediatez sin la rigurosidad de la redacción, ni profundizar en la noticia, parece que cada vez son más escasas las unidades investigativas; creer que es más importante saber aplicar herramientas digitales, que la experiencia y misticismo de los periodistas con trayectoria, debe haber un equilibrio y siento que a pesar de la gran crisis que viven los medios, no han sido capaces de recuperar la credibilidad y la confianza con información seria, sin sesgo, sin emocionalidad, pareciera también que se ha ido perdiendo la ética y algunos se prestan para aplicar perversamente “El fin justifica los medios”.

–¿Cree que los influencer están desplazando al periodismo?

–Sin lugar a dudas esos a los que hoy llaman “influencers”, están haciendo mucho daño, pero no es enteramente su responsabilidad, surgen porque hay demanda, la gente los ha endiosado y prefiere ver contenidos “light” de estos nuevos “gurúes” de la información, para evadirse de la realidad que les hartó y la realidad es que la gente hoy encuentra sosos a los medios -por decir lo menos- y he ahí el reto, hay que reconquistar a las “viejas” audiencias y seducir a las nuevas, pero eso se hace con contenidos sin sesgo, información objetiva, con criterio.

–¿Por qué le gusta el pan tenis?

Jajajajaja todo el pan mariquiteño me encanta, el de las recetas originales de ese hermoso municipio, pero el Pan tenis es una mogolla suave, esponjosa, poco dulce, con el sabor justo para ser saboreado con una buena crema soda de Glacial, marca de gaseosas nacida en Mariquita, todo eso me recuerda mi niñez.

***************************

Otras publicaciones de este autor en Proclama del Cauca y Valle:

Guillermo Romero S.
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?