Martes, 20 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

HACEN FALTA LOS ESTADISTAS

El lunes 17 agosto, 2009 a las 5:21 pm
Estamos a escasos meses para la celebración del bicentenario de la independencia de los países latinoamericanos que pulverizaron con tenacidad, las cadenas del poder imperial español para imponerse, en un acto de notable sumisión, las cadenas del caudillismo político de nuestros mandamases.

Y digo mandamases y no mandatarios por que los egos característicos de los correas, uribes, Chávez, evos, ortegas, entre otros líderes latinoamericanos, siguen más sus sistemas ideológicos identificados por su portal de hierro y no por la representación del interés nacional de cada pueblo que representan.

La pandemia que castiga al trecho de tierra bolivariano, fortalece la imagen infecciosa del caudillo y deja en estado de coma al sistema democrático y sus instituciones.

Mientras nos acercamos a la gran fiesta patriota, vemos cómo las peleas y pedida de perdones de los jefes de Estados andinos siguen por una vía de choque y agravios que crean una enorme incertidumbre comercial y económica como una gran brecha entre las naciones que por lo pronto, se perciben como si fueran enemigas y no como las hermanas históricas que son.

La gran cenicienta del concierto sudamericano parece ser Colombia. Del yugo español al imperio estadounidense. El riesgo de la soledad de Uribe es inminente e incuestionable en el hemisferio. Esto se observa con claridad al notar que los países de este pedazo del mundo, han optado por separarse de las directrices gringas, para intentar poner en el cielo otro grito de independencia, a nivel económico, político y cultural.

Que sean eficientes, progresistas, autosuficientes, o no lo sean, es una cosa, pero esas son las perspectivas emancipadoras de los proyectos políticos que imperan en la región. Ya sea la recalcitrante formula del chavismo, o la ponderada izquierda de Michel Bachellet y Lula, lo cierto es que en la zona se agitan las banderas de la unión latinoamericana y el distanciamiento sistemático ante la Casa Blanca.

Las bases colombianas en las que podrán operar las tropas norteamericanas han causado euforia en las toldas nacionalistas, porque nos da la sensación de que ya tenemos al hermano mayor en nuestro terruño, con el propósito de combatir el narcotráfico y el terrorismo disparado, pero en detrimento del monopolio legítimo de la fuerza estatal, para que nos defienda ante un eventual conflicto militar con el camorrero y temerario Chávez.

Para seguir escupiendo fuego por la boca, sobran epítetos y groserías, dentro del lenguaje. Para construir relaciones de amistad y fraternidad entre los pueblos hace falta prudencia y olfato diplomático de estadista. En Latinoamérica sobran los caudillos que empujan sus costales cargados de ofensas y tras de ellos, pueblos embriagados con las arengas de guerra. En Latinoamérica hacen falta verdaderos estadistas. Gobernantes de talla.

banalufe@hotmail.com

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?