Martes, 3 de agosto de 2021. Última actualización: Hoy

Ha muerto un poeta

El domingo 8 junio, 2014 a las 8:08 am
Nestor Raul Charrupi Jimenez - blog

Néstor Raúl Charrupí Jimenez

¿Y que es un poeta? Eso es muy difícil de definir, pero Farías era un poeta, no por sus premios nacionales de poesía, que incuestionablemente merecía, sino además, porque su vida de la adolescencia hasta su muerte, la que conocí, fue un poema en todo el sentido de la palabra: inteligente, lucido, irreverente, borracho, repentista, improvisador, lector, revolucionario, nadaista, melómano, amiguero, anarquista; quizás el génesis de tanto talento se produjo en la infancia, en su natal pueblo barroco y olvidado, por los mandatarios de turno, Barbacoas, Nariño, etapa que debo admitir desconozco, aunque en su fisonomía nos daba trazos de su ascendencia, delatando a leguas, su mulataje, entre su nativo afro y el mestizaje, proveniente de alguien que llegó del interior, como dicen en la costa Pacífica para referirse a la tri-etnia de esos lares, lo que racial y finalmente fue Farías, no sé qué ultimo al poeta, independiente de cualquier mal mortal que lo aquejara, me imagino que su muerte fue subliminal como la de todos los poetas, que con sus escritos encumbran lo racional a lo estéticamente bello , no solo por lo desconcertante, sino por la armonía de la abstracción.

Fabio-Arias-Farias-5junio2014

Fabio Arias Farias – Foto: www.90minutos.co

Nos graduamos bachilleres del principal colegio republicano de Colombia, en 1972, el Santa Librada de Cali, en aquel entonces ser bachiller era de primigenia importancia y no cualquiera salía bachiller. Mis hermanas mayores, ya migrantes a los Estados Unidos, pretendían que sus hermanos menores Harold y yo luciéramos las mejores galas en la ceremonia de grado, a la usanza de los negros norteamericanos y para ello nuestra madre nos mandó a confeccionar sendos trajes, con el mejor sastre de Cali para ese entonces, Álvaro Collazos; desde luego la mayor parte de mis compañeros no contaban con la suerte que tuvimos nosotros, pero al menos se presentaron a la ceremonia impecablemente limpios y aseados para recibir el título de bachilleres.

No contábamos nosotros que en el colegio una corriente poética llamada los Nadaistas, hubiese echado sus tentáculos y que Farías, a pesar de ser un mozalbete de escasos 17 años fuese su delfín, estos los Nadaistas se pasaron por la faja la ceremonia de grado, con Farías a la cabeza quien después de pronunciar un brillante discurso ante todo el profesorado, graduandos y padres de familia procedió a volver trizas el diploma de bachiller, repito, del primer colegio republicano de Colombia el Santa Librada de Cali, como nos hacían repetir con insistencia en aquellos tiempos.

Mi padre, que era un político campesino y liberal del Cauca, no se comió el cuento de Nadaistas, sino que a voz en cuello manifestó: ese joven, refiriéndose a Farías, aunque hable bien, no es ningún poeta nadaista, cometió un acto de mala educación y eso es propio de los conservadores, ese muchacho, no es nada más que un futuro godo de Colombia. Desde luego, mi padre se equivocó respecto de Farías, pues reducir a la nada lo hecho era propio de esa corriente poética, y no fue godo en su vida política, sino, maravillosamente anarquista.

De Farías habrá muchos cuentos, yo tengo los míos, pero sus poemas retumbarán en nuestros recuerdos como el mejor de los poetas, entre otras, porque puede haber mejores poetas, pero Farías Arias era el de nuestra generación y hablando un tanto egoístamente era nuestro particular poeta.

Paz en la Tumba para nuestro fraternal y querido Farías.

Nota de www.90minutos.co: Fabio Arias Farias, poeta, periodista y profesor oriundo de Barbacoas, Nariño, falleció en la noche del miércoles 4 de junio después de haber enfrentado un complicado procedimiento quirúrgico, tras padecer varias complicaciones de salud.

Fue reconocido en la ciudad de Cali gracias a su emblemática obra “Una lágrima edificó la lluvia”, que escribió cuando cursaba bachillerato en el colegio Santa Librada.

Posteriormente, se desempeñó como docente y periodista en varias instituciones de la ciudad. Ganó diferentes certámenes de poesía, entre ellos el Festival de Arte de Cali en el año 1970, el primer premio en el Concurso Mario Carvajal (1982) y en dos ocasiones, el Premio Nacional de Poesía.

Torre de murciélagos (1982) y Bulevar del sueño (1994), son los libros donde se recogen todas sus obras.

***************************

Otras publicaciones de Nestor Raúl:

https://www.proclamadelcauca.com/?s=nestor+raul+charrupi+jimenez

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?