Martes, 27 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

Gustave Flaubert, una biografía

El jueves 25 enero, 2024 a las 4:12 pm
Gustave Flaubert, una biografía
Gustave Flaubert, una biografía
Créditos: TeleSUR
Donaldo Mendoza

“Flaubert se impone por su talla, por su verbo

grandilocuente, por sus excesos y sus paradojas,

por su amor al arte y a los grandes escritores…”

 –Maurice Nadeau

    «Gustave Flaubert, Escritor», (1969). Así tituló Maurice Nadeau su biografía del escritor francés Gustave Flaubert (Ruan, 1821 – Croisset, 1880). Un volumen de 373 pp., publicado por Ed. Lumen, de Barcelona, en 1981. ‘Escritor’, parece redundante ese complemento; pero no, porque hablar de Flaubert es significar escritura, estilo, estética… Asumió la escritura como un verdadero apostolado, es decir, un ejercicio de honestidad, “y Flaubert ha sido heroicamente honesto”. Quizá el único pecado que angustiaba a Flaubert era incurrir, así fuera involuntariamente, en algún lugar común; ello explica que cada novela le demandara cinco o más años, revisando y editando.

    En razón de que la biografía aborda innumerables circunstancias en la vida del escritor, pondré la lupa sobre dos tópicos: la ‘escritura’ y el ‘estilo’ que, como es de imaginar, fecundan esta obra de Nadeau. Invoco al lector a fin de que precisemos el significado de ‘estilo’ en un texto literario. En efecto, estilo es la ‘forma’ que elige el autor para expresar lo que siente o lo que quiere transmitir al lector, a través de un lenguje que hace propio. La forma (‘cómo se dice’) no es  independiente del fondo (‘lo que se dice’); los dos constituyen el significante y el significado del signo. 

    «Angustias del estilo» y «Soy un hombre pluma», son dos expresiones con las que Flaubert se identifica. La primera, por todo lo que implica el tejido del estilo: la puntuación, que debe surtir efectos estéticos; el vocabulario, que debe ser garante de la libertad del escritor; el ritmo, porque la escritura debe fluir y leerse como si fuera música; el sentido del humor, que nunca debe ser forzado ni efectista. El segundo, ‘hombre pluma’, en virtud de que Flaubert vivió para escribir, el matrimonio nunca fue un propósito. “…para él, la escritura es como una droga. Pero es algo más: es la medicina que le mantiene vivo”. «Leo y escribo diez horas cada día», confiesa. Y la finalidad es siempre la misma: conquistar la «expresión justa».

    El colegio fue un ambiente hostil para realizar lo único que quería ser: escritor. A los 13 años se retiró y preparó por su cuenta los exámenes para gradurarse de bachiller. Para complacer a su padre, inició estudios en Derecho, que tampoco terminó. Vindicó como su mejor educación el  agnosticismo, único ‘credo’ que se practicaba en el hogar. Más adelante se preciaba de esa formación, y le gustaba decir: «soy hijo de Voltaire». Sus dioses eran, «de la Antigüedad, Homero, y de los tiempos modernos Shakespeare». Y más contemporáneos: Montaigne y Rebelais. Y desde luego, Cervantes. De todos ellos percibía lecciones de estilo.

    El siguiente enunciado resume lo que la escritura representaba para Gustave Flaubert: «…no existen alegrías que puedan compararse a las que proporciona la redacción de una frase, de un párrafo o de una página de los que haya quedado satisfecho». En suma, para Flaubert: «El estilo es la vida, la sangre misma del pensamiento». No publicó tantas novelas como su maestro Balzac, pero las pocas escritas son valoradas como obras maestras. Para asomarse a su estilo, este fragmento de «Las tentaciones de San Antonio».

    «La acción transcurre en la Tebaida en lo alto de una montaña, encima de una explanada en forma de media luna, a la que cercan unas gruesas piedras.

    »La cabaña del ermitaños ocupa el fondo de la misma. Está hecha de barro y carrizo, tiene el tejado plano, carece de puerta. En su interior pueden verse un cántaro y un pan moreno; en medio sobre un facistol de madera, un libro grueso; por el suelo, aquí y allá, hay filamentos de espartería, dos o tres esteras, una cesta, un cuchillo». 

**************************
Otras publicaciones de este autor en:

Donaldo Mendoza
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?