Lunes, 17 de junio de 2024. Última actualización: Hoy

Golpe de Estado en Venezuela

El jueves 30 marzo, 2017 a las 5:18 pm

Nicolás Maduro consolida una dictadura

Como un auténtico golpe de Estado y un paso más hacia la consolidación de una dictadura, fue calificada por expertos y especialistas en derecho la decisión que tomó anoche el Tribunal Supremo de Justicia —controlado por el chavismo—  anulando las competencias de la Asamblea Nacional de Venezuela (el Parlamento o Congreso), con mayoría opositora, cuyas responsabilidades fueron traspasadas al presidente Nicolás Maduro, además de otorgarle poderes extraordinarios en materia penal, militar, económica, social, política y civil, medidas que implican una suspensión de la Constitución.

En estas condiciones, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, habló de «Madurazo»: «Esto es claramente un golpe de Estado», porque la sentencia supone la anulación del poder independiente legislativo.

La ruptura del orden constitucional amparada por Maduro se basa en la sentencia número 156, divulgada el miércoles por la noche, la cual ordena que la Sala Constitucional del TSJ o una instancia que esta designe asuma el rol del Legislativo para garantizar un supuesto “Estado de derecho”.

Muchos interpretan la situación como una reacción al intento de la Organización de Estados Americanos (OEA) de activar la Carta Democrática Interamericana, que ha apoyado la Asamblea Nacional, y la petición de elecciones generales en Venezuela. Maduro advirtió el martes, tras conocer los resultados del debate en el organismo internacional, que ejecutará una agenda ofensiva en “defensa de los pueblos”.

El legislador pidió la ayuda de la comunidad internacional para enfrentar la “dictadura” del gobierno de Nicolás Maduro: «Es un golpe de Estado con todas sus letras. Esto es una dictadura y el mundo nos tiene que ayudar a los venezolanos a prender todas las alarmas. Necesitamos la solidaridad de todos los países para que continúe la presión de todo el mundo democrático para realizar este año, como toca por Ley y por Constitución, las elecciones de gobernadores, de alcaldes y también generales».

En respuesta, la Unión Europea pidió un «calendario electoral claro» en Venezuela y llamó a «respetar la Asamblea Nacional y a todos sus miembros». La cancillería mexicana también emitió un comunicado para señalar su «preocupación» por el anuncio del Tribunal Supremo de Justicia. La decisión «atenta contra los principios y valores esenciales de la democracia representativa y la separación de poderes», expresa el texto. En Uruguay, el presidente de la Cámara de Representantes, José Carlos Mahía, dijo que la situación en Venezuela era «preocupante» y «delicada», pero que no tenía «información suficiente» para afirmar que hubo un «golpe de Estado». El secretario general de la OEA, Luis Almagro, llamó de «autogolpe» de Estado el dado por la Justicia de Venezuela y convocó de modo «urgente» al Consejo Permanente de la OEA para tratar la carta democrática. La cancillería argentina emitió un comunicado para señalar su «preocupación» por la decisión de la Justicia venezolana que «limita las facultades de la Asamblea Legislativa» y restringe el accionar de los legisladores «elegidos por el voto popular. Además reivindicó la «plena vigencia en Venezuela del Estado de Derecho y de los principios democráticos», y Perú resolvió retirar «de manera definitiva» a su embajador en Venezuela por entender que la decisión de la Justicia venezolana fue un «quebrantamiento del orden democrático».

Comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia

El Gobierno de Colombia registra con profunda preocupación la decisión adoptada por el Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela de que sea su Sala Constitucional, o el órgano que ella disponga, la que asuma las responsabilidades de la Asamblea Nacional, las restricciones de la inmunidad parlamentaria de los diputados elegidos por el pueblo venezolano y el desconocimiento del Estado de Derecho.

El Gobierno de Colombia reitera su convicción de que la separación de poderes y el apego irrestricto a las normas constitucionales son fundamentos imprescindibles para la plena vigencia de la democracia representativa, la convivencia pacífica de la población y el Estado de Derecho.

El Gobierno de Colombia seguirá reafirmando que corresponde al pueblo hermano de Venezuela, en el marco definido por su Constitución Nacional, encontrar soluciones a las graves dificultades que lo afectan, e insistiendo en la necesidad de un diálogo entre venezolanos en los temas esenciales para la estabilidad política y social del país como es el cronograma electoral.

Bogotá, 30 de marzo de 2017

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?