ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 3 de diciembre de 2022. Última actualización: Hoy

¿Gerente o Gobernación para las Regiones?

El sábado 28 marzo, 2015 a las 5:23 pm
Germán Pabón Gómez

Germán Pabón Gómez / germanpabon@hotmail.com Popayán marzo de 2015 / El Portal de Shamballa

Nuestro departamento del Cauca no necesita gerente para que con sus secretarios de Despacho se ponga por ahí a subgerenciar estados de pérdidas y ganancias desde una perspectiva puramente mercantilista.

Nuestro departamento del Cauca, además de gobernador, lo que necesita es Gobernación, pero no Gobernación para el gerente y subgerentes privados o políticos de turno, sino Gobernación para los caucanos y Gobernación para las regiones.

Necesitamos de una Gobernación Embajadora de la paz, de una Gobernación Embajadora del posconflicto, y esas valías, de inmediato deben comenzar como ejercicios hacia el logro de acuerdos programáticos y gobernabilidad entre los diferentes partidos políticos y fuerzas socialdemócratas que construyen ciudadanía en nuestra territorialidad.

La futura Gobernación del Cauca, entendida no como la elección más de un mandatario ni gerente de empresa mercantilista, sino pensada como resultado del consenso, que abra espacios polivalentes en los cuales tengan representación efectiva las seis subregiones que conforman nuestro territorio, en el objetivo del diseño, planeación situacional, estratégica y prospectiva de construir Caucanidad, es un cometido que requiere más de cuatro años, pero como proceso lo único que necesita para dinamizarlo es convocar a los socialdemócratas, sin exclusiones, para poner en marcha la viabilidad del rescate social y la inversión pública a favor de los sectores más abandonados por el Estado.

Un departamento del Cauca planificado, prospectivo, así imaginado, contrapuesto al departamento laberinto, contrastado al departamento caótico, generador de conflictos que ha servido de soporte a la fragmentación e inspiración de postulados sociológicos e innumerables diagnósticos, los cuales en gran mayoría han quedado tan sólo como propuestas académicas y electorales.

Un Departamento y Gobernación entendidos como procesos de unidad, alianzas y convergencia entre las distintas fuerzas que reclaman democracia social en Popayán y las seis subregiones en la mirada de construir una paz estructural, justa y duradera, es posible lograrlos con la participación de todos.

La carestía de unidad departamental ha sido una constante.

No en vano nuestro Departamento constituye territorio de conflictos eternizados, los cuales han servido para diseñar procesos de paz nacional, pero sin que la paz departamental la hayamos logrado, y ello ha ocurrido porque nuestro Departamento se ha des-construido a partir de la proliferación de memorias desarticuladas.

Me permito convocar a todos los caucanos, a todos los militantes del Partido Liberal, a los partidos de la Unidad Nacional y fuerzas socialdemócratas para que asumamos de inmediato y por adelantado el posconflicto con el propósito de vigorizar nuestra democracia caucana.

Convoco para que las libertades ciudadanas no se sometan a la simple fiesta electoral y pare de contar, para que la futura Gobernación no quede convertida en una Gerencia que se ponga a subgerenciar el consumo de apetitos burocráticos, y para que el poder no se torne en un instrumento para saciar ambiciones personales.

En el Cauca coexisten exilio y desnudez extendidos en la mayoría de nuestro municipios, sobreviven pequeños y medianos agricultores quienes primero fueron víctimas de la violencia política y después oprimidos por la violencia institucional, sobreviven compatriotas que sobrellevan el exilio de la desnudez en su propio territorio y sienten que desde la opulencia se les niega el derecho a saberse ciudadanos con derechos plenos.

En nuestro Departamento, el oro no puede revivir la historia colonial de los socavones, acrecentar la muerte, ni propagar la esclavitud y la miseria.

La solidaridad y la fraternidad no pueden ser simples anunciados para proclamarlos a lo largo de una campaña electoral.

En alianza con el Gobierno nacional, la empresa privada y organizaciones de cooperación internacional necesitamos diseñar y ejecutar planes pilotos que contribuyan a realizar proyectos sociales de vivienda, eliminación del analfabetismo en la región y fomento de la educación.

La paz estructural deberá constituirse en política gubernamental, para superar no sólo los compromisos del posconflicto con la insurgencia, sino la persistencia de los conflictos como la pobreza, la degradación del medio ambiente, el hambre crónica, el analfabetismo, las enfermedades endémicas y la carencia de servicios de salud en las regiones donde no existen medios de comunicación eficientes o son precarios o inexistentes.

En nuestro departamento del Cauca, los derechos fundamentales o individuales, los derechos sociales, económicos, culturales, los derechos colectivos y del medio ambiente y los derechos de solidaridad o de los pueblos, para la solución pacífica y tramitada de los conflictos, no pueden quedarse en simples enunciados constitucionales.

Por el contrario, esos postulados deben constituir principios de exigente aplicación moral e imperiosas políticas públicas, para que en el marco del Derecho a la Paz, el Departamento construya una Paz Estructural que convierta el conflicto en un mecanismo de bienestar social.

Nuestro Departamento del Cauca, no necesita de un gerente ni subgerentes como andan repitiendo por ahí, como proclama convertida en lugar común de campaña electoral, lo que necesitamos más que Gobernador, es Gobernación para las Regiones y Gobernación para la Transparencia.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?