Viernes, 9 de diciembre de 2022. Última actualización: Hoy

‘El general Naranjo es la persona correcta, para el cargo correcto y en el momento correcto’

El jueves 30 marzo, 2017 a las 8:11 pm

El presidente Santos dijo que así lo entienden los colombianos y lo entendió el Congreso de la República, que eligió al general en retiro Óscar Naranjo como Vicepresidente de la República por el resto del actual periodo constitucional, con 55 votos en el Senado y 113 en la Cámara de Representantes.

Bogotá, jueves, 30 de marzo de 2017 / Foto: Efraín Herrera – SIG – SIG

“El general Naranjo es la persona correcta, para el cargo correcto y en el momento correcto”, citó el presidente Juan Manuel Santos al posesionar al general (r) Óscar Naranjo como Vicepresidente de la República, durante una ceremonia cumplida este jueves en la Casa de Nariño.

“Difícil encontrar una hoja de servicio a la patria más completa que la del general Óscar Naranjo. Su carrera en la Policía Nacional, hasta llegar a la Dirección General, es una sucesión de logros y buen trabajo por la seguridad de los colombianos”, resaltó el Jefe de Estado.

El presidente recordó que trabajó con el general Naranjo desde cuando el alto oficial era director de la Dijín y luego como director general de la Policía. “Juntos trabajamos para asestar los más grandes golpes a los grupos armados ilegales y el crimen organizado, y juntos trabajamos luego para lograr la paz, pues fue negociador plenipotenciario en la Mesa de Negociaciones de La Habana durante toda la fase pública de conversaciones”, subrayó el mandatario durante el acto de posesión.

El Jefe de Estado consideró que el general Naranjo dio garantía y tranquilidad a los colombianos durante las discusiones que llevaron al Acuerdo de Paz y destacó su labor como Ministro Consejero de la Presidencia para el Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad.

Recordó además que el general Naranjo fue distinguido en su momento como “el mejor Policía del Mundo” y destacó que, ante todo, “es un gran ser humano, con profundos valores democráticos y una inmensa voluntad de servicio al país”.

Perfil del Vicepresidente

El nuevo Vicepresidente de Colombia nació en Bogotá en 1956. Es hijo del también general Francisco José Naranjo, que dirigió la Policía Nacional y falleció en 2015.

Óscar Naranjo Trujillo perteneció a la Policía Nacional durante 36 años, desde el ingreso a la Escuela de Cadetes, hasta dirigir la institución durante cinco años y obtener el grado de general de cuatro soles.

Durante su gestión, la institución tuvo gran éxito en la lucha contra el crimen y avances significativos en la modernización institucional y la construcción de un nivel de confianza por parte de la ciudadanía.

Además de los cursos y estudios en la Policía Nacional, obtuvo el título de Administrador Policial y cursó estudios de posgrado en Seguridad Integral y Alta Dirección en el Inalde, de la Universidad de la Sabana.

En 2007 fue designado como Director General de la Policía, cargo que desempeñó hasta el 2012. Su administración se caracterizó por la introducción de conceptos transformadores de la cultura organizacional, como el servicio policial basado en el humanismo y el gerenciamiento estratégico.

Por su labor recibió, entre otros reconocimientos, el Tributo Revista Semana al Liderazgo ejemplarizante y fue destacado como uno de los 500 personajes más influyentes del mundo por la revista Foreign Policy en su edición The Power Issue.

Naranjo dirigió además el Instituto Latinoamericano de Ciudadanía del Sistema Tecnológico y de Educación Superior de Monterrey y asesoró al Gobierno de México.

De enero a noviembre de 2015 se desempeñó como Ministro Consejero de la Presidencia para el Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad.

También fue designado por el Jefe de Estado como Delegado Plenipotenciario del Gobierno en la Mesa de Conversaciones de La Habana.

Lucha antinarcóticos y seguridad ciudadana, dentro de los temas que manejará el nuevo Vicepresidente de la República

Al posesionar al general (r) Óscar Naranjo como Vicepresidente de la República, durante una ceremonia cumplida este jueves en la Casa de Nariño, el Presidente Juan Manuel Santos encargó al alto funcionario de cuatro tareas fundamentales: avanzar en la implementación del Acuerdo de Paz, garantizar la protección de líderes sociales y guerrilleros que se reincorporan a la sociedad, profundizar la seguridad, en especial la seguridad ciudadana, e impulsar la aplicación de una política antinarcóticos más eficiente, que ataque los principales eslabones de la cadena del narcotráfico y que reduzca drásticamente los cultivos ilícitos en el país.

“No son tareas sencillas, general, pero sabemos que contamos con la persona correcta, en el momento correcto, para la misión correcta”, dijo el mandatario tras la firma del decreto a través del cual se encarga al vicepresidente de estas cuatro misiones especiales.

Implementación del Acuerdo de Paz

Sobre la implementación del Acuerdo de Paz, el Jefe de Estado precisó que esta misión contempla tareas físicas orientadas a la reincorporación de los excombatientes a la sociedad, la puesta en marcha de los proyectos de desarrollo rural integral, el desminado del territorio y la debida operación del Sistema Integral de Justicia, Verdad, Reparación y No Repetición, entre otras.

Al igual que abarca, agregó, tareas espirituales para sembrar una cultura de convivencia que reemplace la cultura del odio y la retaliación.

Protección de desmovilizados y líderes sociales

Respecto a la misión de garantizar la protección de exguerrilleros y de líderes sociales y de derechos humanos, el Presidente consideró que al concentrarse y entregar las armas, los guerrilleros “están depositando su confianza en la palabra del Estado, y no vamos a defraudarla, porque el éxito de un acuerdo se basa en que ambas partes cumplan con lo pactado”.

“No vamos a permitir de ninguna manera que se repitan tragedias como la que ocurrió con la Unión Patriótica en los años ochenta y noventa”, sostuvo.

Subrayó que, además, el Gobierno está empleando todos sus esfuerzos y todo el poder del Estado para proteger a los líderes sociales, comunitarios y de derechos humanos que trabajan por los derechos de sus comunidades y por llevar los beneficios de la paz a las regiones y a las víctimas.

“La experiencia del general Naranjo será crucial en la coordinación de las tareas de protección de los excombatientes y de los líderes sociales y de derechos humanos, y de investigación sobre las amenazas y homicidios que se han presentado”, destacó.

Seguridad ciudadana

Así mismo, al referirse al encargo de la seguridad, en especial la seguridad ciudadana, el Jefe de Estado recalcó que el general Naranjo es considerado el mayor experto en este tema.

“Ahora que termina el conflicto con las Farc tenemos el desafío de no permitir que otras organizaciones criminales ocupen sus espacios y de garantizar que no haya retrocesos para la seguridad de los ciudadanos”, dijo.

Al recordar que el país tiene hoy los índices de homicidios, secuestros y actos terroristas más bajos de los últimos 40 años, el Mandatario señaló que, sin embargo, la seguridad ciudadana es un “reto de todos los días”.

“Los colombianos sienten temor diario por los hurtos, las extorsiones, el microtráfico, y es en esos temas donde tenemos que ser mucho más efectivos. Ese es un desafío, General, que no da espera, y para el cual usted tiene todas las credenciales”, sostuvo.

Lucha contra el narcotráfico

Finalmente, al tratar el tema de la lucha contra el narcotráfico, el Presidente Santos dijo que al Gobierno le preocupa sobremanera el aumento de hectáreas cultivadas de coca, y reconoció que Colombia no ha dejado de ser, desde hace décadas, el primer exportador de cocaína del mundo.

No obstante, aseguró que también se debe entender que ahora, gracias al acuerdo de paz con las Farc, “tenemos una oportunidad de oro para reversar esa situación”, porque “podremos llegar a donde no llegábamos y dar una verdadera alternativa a los campesinos cocaleros, una solución estructural a las comunidades”.

En este sentido, el Mandatario se refirió al plan, que será coordinado por el Vicepresidente, para erradicar este año al menos 100 mil hectáreas de coca: 50 mil por erradicación forzada y 50 mil por erradicación voluntaria en desarrollo de los acuerdos de paz.

“Lo que tenemos hoy, repito, es una gran oportunidad, una inmensa oportunidad, para atacar con más contundencia y eficacia el negocio del narcotráfico, que ha sido el combustible de la violencia y de la corrupción en Colombia”, concluyó el Presidente de la República.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?