ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 28 de enero de 2023. Última actualización: Hoy

FRANCISCUS Y LA CASA COMÚN (II)

El domingo 5 julio, 2015 a las 10:04 am
José López Hurtado

José López Hurtado (*)

“La conciencia de la gravedad de la crisis cultural y ecológica necesita traducirse en nuevos hábitos”. (Encíclica LAUDATIO SI del Papa Francisco).

Laudato Sí - Papa Francisco

Con la reciente carta papal, Laudatio Si, el tema ecológico adquiere verdadera carta de ciudadanía no solo para los académicos e investigadores y asociaciones que propenden por el cuidado del ambiente y de los recursos del planeta sino para todo ser viviente pensante y deja de ser así, un tema solo reservado para ciertas personas que no tenían otra cosa en qué ocuparse o en el peor de los casos, díscolas o libre-pensadoras sin mejor oficio, como hemos sido tildados algunas veces. No dejaremos de ponderar la solidez del documento que rechaza las acciones depredadoras sobre el ambiente por parte de los dueños del capital y las grandes multinacionales. Pero también en el caso colombiano, aplicable, y de qué manera, a las acciones criminales de la guerrilla y del mismo Estado, por muchos años, que no han advertido sobre el organismo vivo, que es la casa común en que vivimos .Organismo herido de muerte, que como el toro de las faenas con ruidosos estertores, defiende su derecho a seguir respirando. La tecnología al servicio del hombre en frenética carrera destructora contra su entorno. El valiente y oportuno documento no deja “títere con cabeza”, y todos sus apartes, además de constituir piezas de impecable contenido académico, resaltan por su naturaleza francamente acusatoria contra los potentados del mundo. Cuando propende por una “conversión ecológica”, señala en apropiada metáfora: “Si los desiertos exteriores se multiplican en el mundo porque se han extendido los desiertos interiores, la crisis ecológica es un llamado a una profunda conversión interior”, dice el Pontífice. En los acápites “Política y Economía en diálogo para la plenitud humana” y “Diálogos sobre el medio ambiente en la política internacional”, se reseña que: “La política y la economía tienden a culparse mutuamente por lo que se refiere a la pobreza y a la degradación del ambiente. Pero lo que espera es que reconozcan sus propios errores y encuentren formas de interacción orientados al bien común”, y en el capítulo “El relativismo práctico”, enfatiza que: “Por eso no debería llamar la atención que, junto con la omnipresencia del paradigma tecnocrático y la adoración del poder humano sin límites se desarrolle en los sujetos este relativismo donde todo se vuelve irrelevante si no sirve a los propios interés inmediatos”. Voz desesperada la del Papa Francisco que alerta sobre la permanencia de la Tierra, que tiene que ver con nuestra propia existencia, y que se une a la de quienes sin ningún sesgo religioso hemos venido defendiendo la unión que nos es inherente a todo lo que existe.

(x) Analista internacional.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?