ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 1 de julio de 2022. Última actualización: Hoy

Francia Márquez y el cierre de campaña

El martes 17 mayo, 2022 a las 9:53 am
Francia Márquez y el cierre de campaña
Imagen cortesía de: https://bit.ly/3PCtwKm

Francia Márquez y el cierre de campaña

Alejandro Guzmán Maldonado

Estuve en el cierre de campaña de Francia Márquez en el parque central de Santander de Quilichao. Estuvo interesante. Había fundamentalmente personas pertenecientes a minorías étnicas de diferentes municipios del norte del Cauca. Hubo chirimía, fuga y salsa. Los mensajes de las canciones sobre el arraigo al territorio, la conservación del medio ambiente y la lucha por la paz me emocionaron. En este articulo haré algunos comentarios sobre el discurso de Francia Márquez.

En el fondo comparto las ideas de Francia Márquez. Sin embargo, algunos conceptos me sonaron confusos. El discurso de Francia Márquez se centró en las mujeres y en la soberanía alimentaria. Los conceptos de expropiación, despojo y distribución de tierras y los conceptos de negocio y producción de la tierra manejados por ella deben ser mejor explicados. No basta con señalar los problemas relacionados con el problema agrario.   

Hay que comprender que es la Reforma Rural Integral (RRI) y qué son los Planes de Desarrollo Rural con enfoque territorial (PEDET). El primero es el punto 1 de los Acuerdos de Paz de La Habana entre el Estado colombiano y las FARC y el segundo es el programa Estatal (dirigido por José Antonio Ocampo que apoya a Sergio Fajardo) por medio del cual se canaliza el RRI dentro de la institucionalidad del Estado a través del Departamento de Planeación Nacional y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y sus entidades adscritas como la Agencia Nacional de Tierras, la Agencia de Desarrollo Rural y el Banco Agrario, entre otros.

Lo primero que hay decir es que lo firmado en La Habana es una política de Estado. Es decir, la política Agraria en Colombia no es una política del presidente elegido, es una política de Estado. Ya existen los mecanismos de control en el Estado para que los funcionarios que no actúen de acuerdo con lo pactado sean sancionados. 

En segundo lugar, es importante hablar del Fondo de Tierras propuesto en el punto 1 del Acuerdo de La Habana. El fondo de tierras tiene una entrada y una salida de tierras. Cómo entran y como salen las tierras son las preguntas fundamentales para hacer la reforma agraria. Y para responderse estas preguntas hay que saber cómo se deben usar los conceptos de expropiación, despojo y distribución de tierras.  

El fondo de tierras se alimenta de tierras baldías, de tierras del narcotráfico y de tierras despojadas por la violencia a los campesinos. Por otro lado, el Fondo de Tierras distribuye tierras a los campesinos despojados de la tierra. En el punto 1 de La Habana es absolutamente claro que la distribución de tierras es para los campesinos y en particular para las mujeres campesinas. Esta es la política agraria que el Estado pacto con la guerrilla campesina de las FARC y es una política de Estado.  

Con relación a los baldíos, en Colombia quedan muy pocas tierras baldías para distribuir y en el norte del Cauca prácticamente no hay. El norte del Cauca es una frontera agrícola abierta hace más de 200 años y actualmente si no me equivoco ya es frontera agrícola cerrada. A demás hay una densificación de la población rural sobre todo en los resguardos indígenas. En el norte del Cauca no se puede hablar fácilmente de distribución de tierras baldías.

El Fondo de Tierras se alimenta también de tierras adquiridas con dineros del narcotráfico o adquiridas despojando a los campesinos violentamente. Sobre este tema existe una gran impunidad en el norte del Cauca y un trabajo enorme por delante. También es difícil hablar de distribuir estas tierras pues primero hay que encontrar las pruebas de que fueron adquiridas ilegalmente para que entren al Fondo de Tierras.

Hay que aclarar que son los narcotraficantes o los delincuentes los que deben entregar las tierras y no los empresarios que han hecho el dinero legalmente. Se habla entonces de entrega de tierras adquiridas ilícitamente al Fondo de Tierras para distribuirlas a los campesinos despojados por la violencia. Toda la institucionalidad del Estado colombiano se caracteriza por garantizar los derechos de propiedad y por lo tanto es absolutamente razonable que el estado repare a todas aquellas personas que fueron despojadas de sus tierras por la violencia.   

Pasando al tema de género y seguridad alimentaria Francia Márquez no explica bien cuál es el negocio de los hombres a la hora de argumentar que se debe privilegiar la tierra a las mujeres.

He encontrado que las tierras que se entregaron en los programas de reforma agraria de los 70s en una vereda de Mesitas del Colegio en Cundinamarca tuvieron muchos problemas relacionados con el perfil del beneficiario. Por un lado, ubicaron a muchos beneficiarios en lugares que no correspondían con sus orígenes y hubo muchos problemas de adaptación. Por otro lado, los beneficiaros de la reforma no tenían el perfil de campesinos y se convirtieron en personas beneficiarias que vendían la tierra después de recibirla para hacer otro tipo de actividades. Sobre este último problema también he encontrado que las mujeres junqueras afrodescendientes del norte del cauca son más responsables con sus familias que los hombres.  

En palabras de un economista lo que Francia Marques quiere decir es que la tierra tiene un valor de uso y valor de cambio (por ejemplo, un diamante tiene un valor de cambio alto y un valor de uso bajo y el agua tiene un valor de uso alto y un valor de cambio bajo). Francia Márquez debe entonces argumentar que ciertos hombres (no todos) ven la tierra más por su valor de cambio que por su valor de uso y que ciertas mujeres (no todas) más por su valor de uso que por su valor de cambio.

De todas maneras, para distribuir la tierra del Fondo de Tierras entre los potenciales beneficiarios es importante que sus perfiles sean de auténticos campesinos (es decir que vean la tierra por su valor de uso y no por su valor de cambio) ya que a través de los aumentos de la productividad de la tierra en manos de campesinos o campesinas poderosas es que se puede mejorar la seguridad alimentaria en la región y el país.

**********

Lee otros artículos del autor aquí:

Alejandro Guzmán Maldonado
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?