ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 21 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

¡Fracking!, ¡Fracking!

El lunes 9 septiembre, 2019 a las 11:41 am
Imagen cortesía de: https://bit.ly/2kqxxb7
Con ‘fracking’ se podrían asegurar reservas de gas natural para 70 años, dice Ecopetrol
 
¡Fracking!, ¡Fracking!

FRACKING!!!, FRACKING!!!

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

Que ponga yo tres admiraciones en el título de mi columna de hoy no es por ti o por mí, es por Colombia. Es por la sobrevivencia de la conciencia de todo un país. Y a continuación pongo la foto de Ecopetrol en ese peladero… como si la afirmación de un organismo del Estado diera el visto bueno fuera el santo y seña, la palabra verdadera que necesita el país para dormir tranquilo. Nada más cabe ahí… No es el virus que casi mata a Noé.

Terrible palabra, -no perteneciente a la cosecha de nuestro castizo idioma- para designar tan infame práctica. Y al autor de la frase le parecerá muy sabia y que echará por tierra todo lo que aprendimos con fatales experiencias de lo que significa el “fracking”.

Al pronunciar esa expresión como que se traba la lengua y se conturban los pulmones. Es una expresión para denominar un procedimiento condenado por las sanas costumbres industriales. Pero ahora se presenta como una actividad salvadora y santa.

Hasta donde yo sé, ese procedimiento ha sido proscrito, condenado y es una expresión maldita hasta ahora. Mas resulta, pues, que es nuestra salvación energética para vivir bien los próximos 70 años… Que, -de ahora en adelante- vamos a prenderle una velita a san fracking, si lo hace Ecopetrol. El fin justifica los medios… y que viva la transgresión porque la hace una entidad que asegurará tener el respaldo del Estado. No, no y no.

¿Quién había dicho que el fracking es un procedimiento maldito, esté en manos de quien sea?

No, no, no, por Dios. ¿A quién se le había metido en la cabeza decir que el fracking era una mala práctica? No, pecar para hacer el bien, de ahora en adelante, aparecerá en el catecismo de Astete: que el fracking es la salvación para las almas que tengan sed hasta dentro de 70 años… porque San Ecopetrol hizo el milagro de descubrir esa reliquia que nos dejó ese santo enterrada.

Dice la fuente que el 10 de septiembre, o sea mañana martes, ya le podremos rezar a San fracking, para que nos siga bendiciendo en otros lugares. Levantarán las restricciones y miedos a fracking y ya le seguiremos poniendo velitas. Porque, entonces, allá iremos a caer de rodillas y, ¡oh maravilla!, se levantarán muchos altares. Será el único santo que emerja de un pozo, mojado, lleno de greda, más caído que Lázaro, el de Betania, no Huila, sino Judea. ¡A quién se le había ocurrido decir que el fracking era indeseable!

¡Oh, santo bendito!, ven a Colombia cuantas veces sea necesario. Te levantaremos las torres de grúas y barrenas, te bendeciremos con harta agua bendita. Tienes nombre extranjero y nuevo, pero eso no importará. Qué error el nuestro haberte desconocido. Eras un maldito entre todos los buscadores de agua y de plata. Por fin eres reconocido. Tarda en venir la fe pero llegó… gracias a God.

Para leer otras columnas del autor aquí

09-09-19 – 8:44 a.m.

Deja Una Respuesta