Sábado, 25 de mayo de 2019. Última actualización: Hoy

FLOR ALZATE DE VEJARANO – R.I.P.

El sábado 3 diciembre, 2016 a las 8:33 am

 

flor-alzate

Flor Alzate de Vejarano

Un sensible duelo social ha constituido la noticia del fallecimiento de doña Flor Alzate de Vejarano, dama distinguida de nuestra ciudad (Popayán), quien estuvo casada con el apreciado amigo don Juan Nicolás Vejarano, gran payanés digno de afectuosa recordación, hogar dichoso que tuvo su final por la muerte del esposo, un mes antes del terremoto de 1983.

Desde ese suceso fatal doña Flor tomó con indomable valor las riendas del hogar y afrontó las consecuencias del sismo que destruyó su casa. No obstante, decidida a llevar adelante su hogar constituido por ocho hijos menores, se dio a la increíble hazaña de reconstruir su vivienda la carrera novena y al mismo tiempo de educar a su numerosa prole con la única herramienta de que disponía: sus prodigiosos dedos. En efecto, prosiguió con la tarea de educar varias generaciones de alumnos en su escuela de mecanografía, de la cual ya era reconocida profesional, por la elaboración de Tesis de grado de nuevos estudiantes ad portas de obtener su diploma académico, las cuales ella corregía y complementaba con indudable conocimiento. La redacción, la ortografía, la sintaxis, el estilo literario, todo era para ella de su dominio.

Fue así una heroína que dio de sí lo mejor de su espíritu para nuestra sociedad. Su casa era la casa de todos y muchas veces tuvimos el privilegio de asistir a las reuniones sociales, donde confluían artistas de la música y el canto para amenizarlas.

Con la presencia del notable tenor, su hermano Julio César Alzate Paredes, de sus otros hermanos, también reconocidos cantantes, Jairo y Marco Aurelio Alzate Paredes, o de la Tuna Universitaria de Popayán y de grupos musicales como trío o conjuntos, tuvimos en su casa el placer de disfrutar de verdaderas veladas artísticas.

Se nos ha ido una mujer emblemática de la cultura, el honor y la dignidad payaneses, a quien extrañaremos en la mejor evocación de sus grandes virtudes.

Esta casa periodística lamenta su desaparición y manifiesta su solidaridad con sus hermanos y con sus hijos Nelly Eugenia, Gustavo, Gonzalo, Guillermo, Gladys, Sonnia, Gloria Isabel y Alfredo.

También te puede interesar
Deja Una Respuesta