ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 26 de febrero de 2020. Última actualización: Hoy

Féminas villaricenses tejen lazos de hermandad

El miércoles 29 enero, 2020 a las 8:06 am
Mujeres villaricenses tejen lazos de hermandad

Féminas villaricenses tejen lazos de hermandad

Redacción: Yaritza Cassiani

“Es fácil reconocer a las mujeres fuertes, son las que se construyen unas a otras, en lugar de destruirse entre ellas mismas”, esta frase cuyo autor desconozco, fue el mensaje de bienvenida a la Corporación Colombia Joven de Villa Rica, me topé con él en la puerta de cristal que divide la recepción y el jardín.

En sus instalaciones además de predominar el verdor de la naturaleza, prima el espíritu de libertad que despiertan la cultura, el arte, la danza y la diversidad ideológica; pero esta tarde del mes de enero del año 2020 un ritual se robaba la atención.

Sobre el piso en una tela con bordados, había flores con pétalos anaranjados y centro amarillo, comestibles como madroño, alegrías, bombones picantes, todo esto iluminado por pequeñas velas contenidas en recipientes con agua.

Esa mándala sería una de las protagonistas en la primera reunión del año que realizaba el grupo de formación en género, el cual es coordinado por la historiadora Alion Bohórquez; una mujer de aproximadamente 30 años de edad, que se caracteriza por su elocuencia, así como por la firmeza y lucidez de sus ideas.

Alrededor de la mándala se tejían lazos de hermandad, mientras ellas compartían sus historias y conversaban sobre términos como feminismo, woling, sororidad y las consecuencias positivas o negativas que estas posturas de vida traen a la sociedad.

“Muchas personas desde su ignorancia piensan que el feminismo es el par de machismo, lo cual no es así, el par de este es el hembrismo. Pero las mujeres no son superiores a los hombres ni viceversa”, explicó Bohórquez.

Alion Borhóquez coordinadora del espacio de formación en género de la Corporación Colombia Joven
Alion Borhóquez coordinadora del espacio de formación en género de la Corporación Colombia Joven.

La coordinadora continuó diciendo: “un color no define, el azul o el rosado no definen si eres hombre o mujer. Si tú eres hombre y te gusta el ballet que te impide practicarlo, si tú eres mujer y quieres ser mecánico quién te lo impide ¿quién la sociedad? Tenemos los roles tan marcados, estamos tan polarizados que ser hombre se ha convertido en no ser mujer”.

Bohórquez indicó que hemos normalizado una serie expresiones denigrantes hacia otras mujeres porque socialmente nos han dividido y eso es woling.

Alion lo ejemplificó con situaciones como:“cuando utilizamos adjetivos despectivos para referirnos a otra mujer simplemente porque tiene un cuerpo más voluptuoso que el nuestro, o cuando empezamos una relación sentimental y la ex de nuestra pareja se convierte en nuestra nueva mejor enemiga por el simple hecho de existir, en esas circunstancias tan comunes en la vida diaria estamos haciendo Woling. Mientras que la sororidad es todo lo contario es practicar la hermandad entre mujeres”.

Transcurría el tiempo y una de las chicas que degustaba un bombón enchilado- un obsequio que trajo la coordinadora de su último viaje al país azteca- narró su experiencia al cortarse el cabello para dejarlo crecer de manera natural, reconociendo la belleza del afro, rompiendo así con ciertos estereotipos sociales, que sólo conciben como hermosas las melenas lisas y largas.

Alión encendió un sahumerio de romero, rosa y canela para purificar el espacio y que fluyeran las ideas, lo cual parece haber surtido efecto, pues las asistentes plasmaron con facilidad sus metas y aquellas cosas que desean cambiar en la maqueta de sueños que estaban haciendo.

En este espacio de formación en género las mujeres se construyen, pero previamente deben despojarse de estereotipos, practicar la sororidad, alcanzar la libertad; aportando así a la construcción de una sociedad diferente.

Lo cual se logra gracias a talleres del ciclo menstrual, poder femenino, autoreconocimiento, cuidado de cabellos afrorizados, picnics, entre otras actividades.

“El feminismo lo que busca es que hombres y mujeres sean libres en la sociedad, más no entablar una lucha contra el machismo”, dijo Alion mientras humedecía el sahumerio en agua para aplacar la llamarada en la que se había convertido.

Este grupo comenzó su proceso hace dos años despojándose de todo aquello que interfiera en su proceso de crecimiento personal y grupal, desde aquel entonces su norte es la autoestima, la hermandad entre féminas, la igualdad entre hombres y mujeres, para así alcanzar la libertad.

También te puede interesar
Deja Una Respuesta