Domingo, 25 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

Fanatismos y sociedades

El lunes 9 octubre, 2023 a las 9:04 am
Fanatismos y sociedades
Fanatismos y sociedades
Créditos: Exjesuitas en Tertulia.

Cualquiera con fanatismo, poder e impunidad puede transformarse en una bestia. Isabel Allende

Por: Elkin Franz Quintero Cuéllar

Desde los tiempos sin data, el fanatismo supuso socialmente un clima de discusión de ideas acerca de las verdades que se defienden, ignorando que la democracia admite la diversidad de opiniones y que no acepta sólo una verdad evidente y absoluta, sin dar lugar a la discusión. Caso que no sucede en gran parte de nuestros territorios.

En el departamento del Cauca, este fenómeno psicológico inherente al ser humano se enraizó en la religión, la política, las etnias, las clases sociales y la escuela. Lo cierto es que el FANATISMO tiene mala fama y hoy nadie desea presentarse como fanático, sino más bien como un firme defensor de la verdad, la vida, la libertad y el desarrollo. 

A pesar de la confusa realidad y de las extrañas maneras de enfrentar la vida y sus congojas, las verdades que nos plantean los fanáticos no pueden obligarnos a renunciar a la construcción de una ciudadanía participativa, crítica y responsablemente ética. Desde esta perspectiva, nuestras acciones y palabras deben ser el escenario ideal para volver a construir saber y aprender a vivir en comunidad sin ningún atisbo de negligencia, oportunismo o favoritismo.   

A pesar de los días aciagos y de las oscuras noches que provocaron los fanatismos hemos aprendido a convivir con el miedo y la angustia. Debo reconocer que nuestro valor como ciudadanos se ha construido día a día, con plena conciencia del respeto por uno mismo, por los otros y por el ambiente que nos rodea, así los que nos gobiernan pretendan polarizarnos. Pese a las terribles consecuencias que hemos enfrentado como sociedad gracias a los fanatismos, las comunidades del departamento del Cauca han logrado sobreponerse y salir adelante. No obstante, hoy la sombra de la barbarie se empeña en oscurecer nuestros cielos y teñir de rojo los suelos. 

Las realidades que hoy viven los municipios caucanos pueden mejorar si se permite que mejore la convivencia entre etnias, cultos e ideas. Asimismo, el progreso será una opción si se dejan de lado los fanatismos de algunos líderes indígenas, campesinos y afrodescendientes. Sin embargo, las nuevas realidades políticas y sociales deben poner a prueba nuestros valores, percepciones, experiencias y aprendizajes. De esta manera, las nuevas generaciones tendrán el valor suficiente para decir NO a los fanatismos y aceptar las bondades que trae consigo la vida, la felicidad, el progreso y la unidad.

Parece que hoy, el panorama en el país nos obliga a seguir anclados a fanatismos; sin embargo, y pese a las dádivas o privilegios que ofertan o promueven, debo advertir que los fanáticos pueden llegar a ser sanguinarios creyendo justificadas sus acciones por la verdad que poseen o por el amor a la justicia que pregonan. Debo advertir que el peligro reside en el lenguaje que usan según la fortuna que les depare las encuestas o la aceptación colectiva. Ojo, ellos no temen cambiar de lenguaje o sus ideas. Muchos predican paciencia y dulzura sólo cuando no son los más fuertes o en el imaginario colectivo no tienen la aprobación. Sin embargo, luego se transforman y es un privilegio su presencia. 

En este sentido, concluyo expresando que el fanático teme el diálogo; teme la posibilidad de estar en el error; teme no poder estar seguro de lo que sucederá; necesita creer que su verdad es absoluta y necesita imponerla. Por ello los defensores del fanatismo no pueden discutir racionalmente, viendo la proporción entre las causas y los efectos. En su debilidad, justifican sus acciones violentas, crueles e irracionales, con la excusa de ser premiados por sus acciones y como si fuera poco, venden soluciones que no han creado, exponen cifras alarmantes como recompensa social, son los próximos mártires, y si es tiempo electoral, mucho mejor.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?