Jueves, 17 de enero de 2019. Última actualización: Hoy

Están de siquiatra

El miércoles 19 diciembre, 2018 a las 10:27 am

Están de siquiatra

Están de siquiatra

La historia enseña que cuando el gobernante se la carga a un estamento social de manera demasiado evidente, los perseguidos, más temprano que tarde, terminan en reaccionar. Así fue cuando la Revolución Francesa, cuando la de los Comuneros en Charalá y hace unos días cuando la de los chalecos amarillos en pueblos y carreteras de Francia. Esta última empero, fue un estallido amorfo, sin jefe, de gentes de la clase media, aburridos de tenerle que pagar los impuestos al régimen para que los ricos se enriquecieran más.

Lo que está pasando en Colombia en donde en actitud enfermiza el ministro Carrasquilla ha dispuesto, con la complacencia del Principito y de un tal Malagón como monaguillo, de todas las baterías contra la clase media y los campesinos, ya resulta alarmante. El haber suspendido esta semana los subsidios a las viviendas de las clases medias y al mismo tiempo racionar las pipas de gas propano, no solo es provocación, son un rebose de las determinaciones que han adoptado para favorecer a la minoría de los más ricos a costillas de la perseguida clase social a las que se le suben todas las tarifas impositivas en la averiada Reforma Miserable.

Pero si al mismo tiempo, el gobernante propone al Congreso que se apruebe una ley que en el fondo les perdona un pago mil millonario en la segunda semana de enero a las dos cadenas de televisión más grandes del país y en la remendada ley de financiamiento les rebaja el impuesto de renta a todos los congéneres ricachones de esas dos cadenas radiales en casi 10 billones, lo que está pasando deja de ser un capricho como los de María Antonieta la reina de Francia que prendió la mecha de la rebelión y se convierte en una protuberante y ofensiva manifestación de odio continuo contra la clase media lo que no es más que una enfermedad siquiátrica conocida como obsesión compulsiva y requiere tratamiento.