ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 18 de junio de 2021. Última actualización: Hoy

Espero que gane la Selección… Natural

El sábado 11 abril, 2020 a las 4:42 pm

Muchos esperan que gane la Selección Colombia. Yo espero que gane la Selección Natural.

Espero que gane la Selección… Natural

Viendo el latrocinio o hablando coloquialmente, el robo de los 80 mil millones de pesos destinados a convertirse en ayudas para los más necesitados en medio de la calamidad causada por la Pandemia; y como dicen los literatos, en habiendo visto los comentarios de aquellos que justifican su robo, dan ganas de donar dinero, pero para que esos seres desprovistos de toda empatía y quienes los eligieron, salgan de su bodega a contagiarse.

El Covid-19 aún no nos desvía de ver que la epidemia silenciosa más grave que sufrimos, no es un virus, es esa que se llama trastorno disocial, para otros, psicopatía, que a veces puede manifestarse como sociopatía, pero que es ese daltonismo emocional que impide sentir compasión o empatía por el otro, que padece el 1% de la población mundial y puede padecer el 30% de los colombianos. Psicopatía, no psicosis. ¡Ojo! No es lo mismo ser un hijueputa a ser loco, aunque no les guste la palabra «loco» a mis colegas de la salud mental.

Un pueblo sin empatía está condenado… y en tanto condenado, bien representado por esos políticos que se roban los recursos de los más necesitados, incluso en medio de una Pandemia.

Los psicópatas creo que estaban bien -como una adaptación, una trisomía de la madre naturaleza- para sobrevivir en medio de la guerra, del hambre, de las condiciones extremas, y podría hasta solazarse dándole buen uso a esa condición, para conducir autos de fórmula 1 de manera temeraria en una carrera a muerte como Ayrton Senna, o para pilotear aviones sin miedo y sin posibilidades de choque por su alto narcisismo o de suicidarse. Pero no necesitamos más de los psicópatas, ni para mantener la guerra, ni en la banca, ni en la política, mucho menos manejando fórmula 1 sino los recursos de los más pobres de un país en medio de una Pandemia.

Hay quienes sueñan con que pase pronto este virus para que vuelva a jugar su equipo de fútbol y gane la Selección… Por mi parte, más bien estoy vaso de whisky en mano, esperando a que gane la selección natural y el virus mute de una forma más selectiva, para que se extingan los psicópatas, los sociópatas, los trastornos disociales incurables que nos gobiernan y que los eligen, para que así podamos llegar, tal vez algún día, con una educación autoestructurante orientada a desarrollar empatía, a ser un país del primer mundo que alivie a los demás, y no que los condene a sufrimientos indecibles; que cuide de la vida del planeta, de los animales, de la limpidez del aire, de los ríos y del otro.

Hay que cambiar con esta oportunidad evolutiva.

¡Said so!

**************************

Otras publicaciones de este autor:

Espero que gane la Selección… Natural
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?