ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 26 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

A esperar el cambio de Obama

El martes 20 enero, 2009 a las 6:34 pm

Por Daniel Mera

Bueno. Es un día memorable para la humanidad.
A la casa de gobierno de la nación más poderosa del planeta, cuyos cimientos fueron construidos por esclavos, entró hoy como gobernante un afroamericano, con su esposa, una descendiente de esclavos. Eso explica la emoción mundial.
Dos siglos largos fueron necesarios. La especie humana se mueve hacia sus ideales, lentamente, pero se mueve.
Ahora, ¿cuál es el cambio que sigue?
Habrá un cambio más o menos inmediato, emanado de decisiones basadas en las ideas y valores de Obama: cerrar Guantánamo, activar la investigación de células madre, acabar la invasión a Irak.
La espera será el tiempo que demore una ejecución sensata de tales decisiones.
Pero hay un cambio más complicado, que no depende básicamente de decisiones del Presidente Obama, pero que él ha prometido liderar.
Permítanme decirlo en términos retóricos, no lejos de la esencia:
Reinventar el capitalismo en la solución a la crisis desatada por la desregulación financiera. En la posesión, ratificó el lugar central del mercado.
Reinventar el liderazgo mundial de Estados Unidos. Obama desafiará que «todo imperio tiene su fin».
Reinventar la política estadounidense, lo que tendrá un potencial impacto en la política de cada país. Ni partidista, ni bipartidista, en últimas. ¿Qué?, entonces. Veremos.
Reinventar el reformismo social. Estados Unidos es una sociedad con grandes desigualdades y pobreza. Algunos señalaron que Obama habla de la clase media y no de los pobres, pero una lectura de sus reflexiones para restaurar el sueño americano bastaría para apostar que liderará una lucha concienzuda buscando que los pobres se vuelvan «clase media», sin «socialismo», con solidaridad. ¿Cuánto avanzará? De nuevo, será inmenso el impacto potencial del ejemplo en la política social de cada país.
Respecto a Colombia en la era esperada de Obama, va de nuevo por qué nos convenía su triunfo, cosa que sigue sin ser aparente:
1. Necesitamos cambiar o equilibrar nuestra política exterior, y el gobierno de Obama nos obligará a hacerlo.
La retirada del unilateralismo gringo nos ayudaría a pensar en un mundo más «multipolar».
2. Necesitamos una asistencia estadounidense más inteligente, especialmente frente al narcotráfico. Las fumigaciones con glifosato, por ejemplo, probablemente serán revisadas en el gobierno demócrata.
En general, la política de asistencia extranjera podría ser más sensible a matices, como la administración de origen.
3. Por realismo político. Con mayoría demócrata en ambas cámaras, McCain habría sido un presidente como Bush en los dos últimos años: sin mayor capacidad. Con Obama se sabe (sic) que lo que se acuerde con su gobierno sale adelante, por lo menos hasta 2010.
Las ideas de Obama frente al cambio climático también nos convienen.
Vale repetirlo: es un día memorable para la humanidad.

Publicado 01/20/2009
Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta