Viernes, 24 de mayo de 2019. Última actualización: Hoy

Especies en extinción

El lunes 13 mayo, 2019 a las 2:30 pm
Imagen cortesía de: https://bit.ly/2JCYAtI

Especies en extinción

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

He quedado mudo cuando leí la noticia. El osito Koala “funcionalmente declarado como especie extinta acusa la ONG Cultura Colectiva. Desde pequeño veía su imagen en libros y periódico. Formaba parte de mis afectos ecológicos. Mírenlo tan tierno y de aspecto tan natural y cercano. ¿A quién le hacía daño? ¿Por qué y quiénes lo han perseguido hasta su total extinción? Cuantas otras especies de animales estarán cercanos a esta suerte?

¿Cuántos niños ya no tendrán la esperanza de saber que el Koala de cara tan simpática y tierna ya no existe. Solo una foto sin respaldo de su existencia actual y real no le bastará. ¿A los muertos y desaparecidos quién espera verlos? Ya no forman parte de los seres que viven en nuestro planeta.

Aquí, en Colombia, en nuestras amplias selvas amazónicas y próximas a ese rico sector ecológico también tenemos gran variedad de especies raras y bellas y exclusivas. No existen en otras latitudes. Solo aquí. Tuve como profesores a dos catedráticos que luego fueron eminentes biólogos en la Universidad Nacional los sacerdotes Gustavo Huertas y Luis Alfredo Camargo. Ellos infundieron en mi el amor y respeto por la naturaleza.¡Ayy, mis pinitos!, oigo todavía la voz de uno de ellos y ¡Calabaza! , decía el padre Huertas cuando alguien no sabía la lección y merecía 0.

Se nos fue el Koala. Nos dirán algunos que no lloremos por la leche derramada… Pero aquí no ha se ha derramado un poquito de leche. Se ha acabado para siempre una de las especies más hermosas de los osos en el mundo. Por eso registro en mi texto esa bellísima imagen que logró tomar alguna vez un afortunado fotógrafo. Y dice la ONG Australian Koala Fundation que cerca de un millón de especies – de ocho millones existentes – se encuentran en peligro de extinción.

Nuestros cazadores profesionales que andan detrás de especies raras para traerlas como presas fáciles de obtener junto a ríos desde Casanare, Vaupés, Putumayo, Vichada, Amazonas continúan exhibiéndolas en plazas y galerías de mercados junto a loros y pájaros raros. No he visto la mano de la «autoridad» en galerías y plazas de mercado investigando la procedencia de raras especies enjauladas y en mostrarios en vivo sin ninguna dificultad ni cuidados especiales.

El niño que vive aún en mí casi llora desde que leí la noticia. Queda en mi página y en Proclama del Cauca el testimonio de mi dolor y la foto tan bella de ese animalito que no hizo jamás un daño a nadie. Y lo acabaron los buscadores de oro y dólares. ¿Cuántos capturarían y de cuántos se harán responsables porque niños ya no los podrán conocer?

Ya el daño es irreparable. No será posible que en un viaje a los países donde tenía su habitat el osito más ingenuo y cercano a un individuo inocente podamos irlo a ver. Los humanos hemos preferido perseguirlo que protegerlo y admirarlo.

13-05-19 – 12:55 p.m.

Para leer otras columnas del autor aquí

También te puede interesar
Deja Una Respuesta