Domingo, 25 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

ENTREVISTA VIRTUAL CON SEBASTIÁN DE BELALCÁZAR (*)

El martes 13 enero, 2015 a las 3:52 pm
Marco Antonio Valencia Calle

Marco Antonio Valencia Calle

¿POR QUÉ LOS ESPAÑOLES FUERON TAN BÁRBAROS EN LA CONQUISTA AMERICANA?

Sebastián de Belalcázar - Popayán - Cauca

S.B./ Todos saben que veníamos por el oro y la misión específica de hacernos ricos. Para ello fue necesario usar la fuerza, imponer costumbres. Lo que pasa es que los españoles nos quedamos con la fama de bárbaros porque además de matar indígenas esclavizamos a los negros. Pero en el proceso de la conquista los ingleses exterminaron millones de aborígenes norteamericanos, y los portugueses llenaron Brasil de esclavos africanos que mataban sin piedad. Y Francia, Italia y Portugal arrasaron a sangre y muerte con cientos de tribus africanas para someterlas; y mucho antes romanos y mongoles invadieron mundos de la misma forma.

INSISTO, ¿ERA NECESARIA TANTA BRUTALIDAD?

S.B/. La historia de la humanidad ha sido siempre brutal, no sola por razones de conquista, sino por dinero, religión y política. Las cruzadas cristianas mataron miles de islamistas. Los nazis mataron a miles de judíos en Alemania. En Colombia la guerra entre liberales y conservadores dejó miles de muertos. Los narcotraficantes, guerrilleros y paramilitares colombianos y africanos han matado a miles de personas. Los cristianos protestantes del Kukuxklán en Norteamérica mataron miles de afroamericanos por racismo. Los atentados terroristas de musulmanes fundamentalistas en Europa y USA han dejado cientos de muertos. La desigualdad económica impulsada por bancos internacionales mata a millones y millones de personas de hambre diariamente.

¿HÉROE O VILLANO?

BS. / Fui ante todo, un hombre de su época con todos los defectos y virtudes que se puedan imaginar. Y mi actuar, a la luz de la modernidad, es posible que sea visto como desproporcionado, brutal y sanguinario. Pero por favor, reconozca que siendo yo un hombre de guerra, analfabeta y ordinario, lo de violar mujeres, matar indios y tratar de engañar al fisco y las arcas reales, si bien no era correcto, era normal en esos años.

Si mi nombre está escrito en la historia del Nuevo Mundo, es por fundar ciudades, ser leal con mi rey, y gerenciar una compaña de conquista exitosa como la de Hernán Cortés y Pizarro; pero en esa época no buscaba la gloria, ni ser héroe de nada.

¿LE GUSTA SER RECORDADO COMO FUNDADOR DE CIUDADES?

S.B./ Sin ser arquitecto ni ingeniero fundé y diseñé ciudades que hoy subsisten como San Francisco de Quito en agosto de 1534, Santiago de Cali en 1536, Asunción de Popayán, el 13 de enero 1537. Entre otras ciudades importantes como Guayaquil, Pasto, Timaná… y solo me faltó hacer la carretera al mar Pacífico desde Popayán, pero la muerte me ganó. Popayán fue mi niña consentida: una vez fundada, mandé a construirle una vía para salir al mar, una obra que 478 años después los políticos de hoy no han sido capaces de organizar con todos los instrumentos de la modernidad a sus pies. Mientras nosotros, los conquistadores, a caballo, con pica y palas, con persistencia y voluntad, atravesamos el continente.

¿CUÁLES FUERON SUS MAYORES LOGROS?

S.B. / Estuve 37 años al servicio de la Corona Española, que en 1540 me concedió los títulos de Gobernador vitalicio y Capitán General de las provincias de Popayán, Adelantado de la Canela, Mariscal de Popayán y Criado de su Majestad con Cédulas Reales de legitimación para los hijos mestizos que tuve en el nuevo Mundo. Títulos y honores que me llenan el ego y convirtieron en personaje importante frente a mis compatriotas, siendo un gran legado para mi descendencia.

HABLEME DE SUS HIJOS EN AMÉRICA

S.B./ Por Cédulas Reales de legitimación reconocí algunos hijos mestizos nacidos en Panamá y Nicaragua. En Popayán vivió mi hija Catalina cuya historia de amor es una leyenda triste y muy famosa de la ciudad blanca. Mis hijos en Cartagena se sienten muy orgullosos de su linaje cordobés… y como en toda familia, recordando un dicho popular, en la mía no ha faltado un pirata, un bobo y una puta.

HAN LEVANTADO MUCHAS ESTATUAS A SU NOMBRE

S.B/. Hay alguna gente que juzga a los conquistadores y piden quitar esas estatuas argumentando que fuimos bárbaros… y eso es un imposible intelectual. El pasado de los pueblos no se puede cambiar y es bueno no olvidarlo ni maquillarlo. Es necesario saber de dónde vinimos, quienes somos, cuál es nuestra historia. Una estatua no representa solamente a una persona, al contrario es un símbolo de un momento histórico que nos dice “este hecho macabro no se puede olvidar ni repetir”, o al contrario: “a este hombre y a este momento grandioso de la historia no se puede olvidar”.

* Del libro: “ENTREVISTAS VIRTUALES CON PERSONAJES DE POPAYÁN” del escritor Marco Antonio Valencia Calle.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?