ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 9 de febrero de 2023. Última actualización: Hoy

En medio de emergencia vial, otra vez suspenden trabajos “doble calzada Popayán – Santander de Quilichao”

El viernes 13 enero, 2023 a las 8:28 pm

En medio de emergencia vial, otra vez suspenden trabajos “doble calzada Popayán – Santander de Quilichao”

Alfonso J Luna Geller

El Cauca es “muy de malas”. Lo digo de manera benevolente, para atribuirle nuestra cada día más precaria situación a la “suerte”, que es lo más cómodo, y no herir las susceptibilidades que los responsables directos mantienen a flor de piel, y que todavía con poder, posan de no serlo.

Estando apabullados por la apremiante búsqueda de soluciones a las graves consecuencias sociales, económicas, geopolíticas y ambientales que padecemos como consecuencia del aislamiento norte-sur que se presentó en Colombia por los previstos pero incontrolables movimientos de la naturaleza tierra que destruyeron la carretera Panamericana a la altura del municipio de Rosas, se difunde la noticia que la Concesión Nuevo Cauca decidió, otra vez,suspender las obras de la doble calzada Popayán – Santander de Quilichao, debido a un supuesto hurto de maquinaria pesada, volquetas, camionetas y una retroexcavadora, que según los contratistas, asciende a los 700.000 dólares, sustraídos como si se tratara del raponazo de un celular en la Caracas de Bogotá, que el ladrón callejero fácilmente se lo echa al bolsillo y desaparece.

Parece un nuevo cuento, propio de los estertores de la corrupción que aún soportamos a pesar del “cambio”, esta vez, atribuidos a la falta de estrategias de seguridad. ¿De los contratistas… del Estado? Deduzca lo que más convenga en esta desesperada realidad de quienes habitamos este territorio.

A pesar de que las obras en este pequeño tramo de la carretera internacional Panamericana estuvieron paralizadas por siete años, y hace apenas unos meses el consorcio Nuevo Cauca, que representa a los contratistas (Hidalgo e Hidalgo sucursal Colombia 25%, Hidalgo e Hidalgo Colombia S.A.S 5% y Construcción y Administración S.A. – CASA 70%), decidió continuar con la construcción de la archifamosa, por inexistente, doble calzada entre Santander de Quilichao y Popayán a lo largo de 77 km, nos salen ahora con esta leyenda.

Al que no quiere caldo, se le dan dos tazas, decía mi abuelita, que en paz descanse, cuando nos obligaba a aguantar doble dosis de la sopa de ullucos que no podíamos tolerar; pero ella creía que era “bueno” martirizarnos.

Este nuevo escenario, por macondiano, por absurdo, me hizo recordar otros cuentos. Por ejemplo, a comienzos del año 2020, el gobernador de Nariño Jhon Rojas Cabrera en una carta abierta le protestó al presidente Iván Duque porque la doble calzada Popayán – Pasto, con la variante Timbío – El Estanquillo, no fue incluida en el paquete de 12 obras que por valor de 17 billones de pesos se adelantarían dentro del programa de concesiones de quinta generación – 5G, a pesar de que poco antes había dicho el presidente: “Estamos muy complacidos de llevar progreso y trabajo a esta región del país, con la cual nos comprometimos en sacar adelante este proyecto. Hoy es una realidad el arranque de las obras y en unos pocos años tendremos un corredor de excelentes características que conectará mejor la frontera con Ecuador y el Valle del Cauca y, en general, los puertos del pacífico colombiano”.

¡Paja! Duque nunca asumió el compromiso de abrir la licitación, a pesar de que también había dicho, porque sabía, que esas obras serían “la solución de fondo a los problemas que por fallas geológicas, siempre se han presentado en la actual carretera, sobre todo en tramo Timbío- El Bordo, con graves consecuencias para la competitividad de la región y el país, pero sobre todo para la vida e integridad de las personas que la transitan por los continuos accidentes originados por esta causa”. Discursos chimbos, como los que lo caracterizaron.

Nos tocará tragarnos esta tercera taza de caldo, mientras las “víctimas” del desacreditado consorcio Popayán-Santander de Quilichao, le echan la culpa de la nueva suspensión de obras al Ministerio de Defensa, aunque confío en que estas secuelas, aún vigentes, “cambien”, según el nuevo Gobierno nos lo prometió.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?