Lunes, 21 de junio de 2021. Última actualización: Hoy

EN LOS ZAPATOS DEL OTRO

El viernes 11 julio, 2014 a las 10:20 am
Tatiana Ramírez Sandoval

Por: Tatiana Ramírez Sandoval

Haciendo un recorrido por diversos países nos encontramos con comentarios discriminatorios originados por la imagen que venden los medios de comunicación aumentado los comentarios negativos respecto a algo o alguien desde hace mucho tiempo, estos son ejemplos de ello: Los colombianos a donde van tiene fama de ser narcos, los argentinos tiene fama agrandados, los ecuatorianos y mexicanos de machistas, los puertorriqueños de vagos, sin mencionar otros países porque en ese caso entonces la lista sería interminable, esto no se hace con el fin de herir susceptibilidades sino para invitarlos a cuestionarse. Yo lo invito a que cambie la mentalidad radical o cerrada y conozca personalmente cada país, así sabrá que siempre hay alguien dispuesto a brindarle ayuda. Es tan fácil juzgar sin conocer, de criticar sin haber visto o escuchado, de señalar sin confirmar, todo para justificar actos de violencia o esclavitud, un tema que desde hace siglos nos ha llevado a vivir en la guerra por diferencias ideológicas.

El fanatismo extremo nos ha llevado a criticar las opiniones e incluso a pensar en acabar con la vida del otro, solo porque piensa diferente, qué pasaría si alguien hiciera eso con usted, se sentiría discriminado, verdad. Situaciones como esta se ven actualmente: Israel y Palestina en guerra por intereses económicos y políticos aunque a nadie le importa la muerte de personas inocentes y un Mundial de Futbol que solo genera controversias, hinchas que no saben perder, que son capaces de quemar su bandera como símbolo de rechazo por perder un partido y no llegar hasta la final, hinchas que son capaces de herir al otro emocional o físicamente, pero hay quienes convierten el futbol en una religión.

No manchemos más de sangre nuestra bandera y nuestras manos, comprendamos que hay que ser tolerantes, aunque seamos de una clase social diferente o de otro país. No todas las personas son iguales, algunas demuestran que esa fama que se han ganado es solo eso, “una fama” que los está dañando, algo que los invitándolos a cargar una cruz pesada que a veces no les pertenece y ¿usted que hace para ser tolerante?

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?