Titulares de hoy:    

Reserva Campesina cerrará compuertas de la hidroeléctrica en Caloto     ~    

De las parteras y otras diosas     ~    

Caso Maduro: Doble moral en la guerra antidrogas     ~    

Comfacauca entrega alimentos a familias vulnerables en Norte del Cauca     ~    

Fabricarán ventilador mecánico de bajo costo para pacientes con COVID-19     ~    

¿Se acabó la tierra prometida para los hermanos venezolanos?     ~    

Alfonso Morilllo Ricaurte: “El Periodismo sólo sirve si se ejerce con pasión”     ~    

Empresa quilichagüeña innova para favorecer a sus clientes en épocas de coronavirus     ~    

Cuidemos de los Adultos Mayores     ~    

EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPÍRITU     ~    

Autoridades en Guachené confirman el primer caso de coronavirus     ~    

Así se vio la movilidad este miércoles 8 de abril en Quilichao     ~    

Alcaldía de Quilichao entrega mercados a población afectada por Coronavirus     ~    

Unicomfacauca, 19 años de retos y sueños cumplidos     ~    

Talento Unicomfacauca desarrolla ventilador médico para combatir el Coronavirus     ~    

Viernes Santo ayuno mundial por la recuperación ante la pandemia     ~    

La pandemia, la solidaridad, el cambio de cultura en Colombia     ~    

MinSalud reporta caso de Coronavirus en Puerto Tejada     ~    

No hay aislamiento inteligente sin 60 mil pruebas     ~    

Segundo edicto Summar Procesos     ~    

Jueves, 9 de abril de 2020. Última actualización: Hoy

En los 65 años del asesinato de Gaitán, homenaje a su esposa

El martes 9 abril, 2013 a las 10:26 pm

La publicación 28 de enero de 2013 de una carta de Gloria Gaitán (hija del caudillo Jorge Eliécer Gaitán, asesinado el 9 de abril de 1948, crimen que aún hoy, 65 años después, sigue impune), dirigida al presidente JUAN MANUEL SANTOS y otras autoridades, produjo muchas reacciones y comentarios, uno de los cuales me llamó la atención:

Ricardo Rocha escribió:

Lolita esta carta de Gloria Gaitán sería una prueba de que no siempre los vástagos, y vastagas?, sacan los talentos de sus progenitores. También podría servir para probar la tesis de genetistas británicos que sostienen que es la madre la que transmite el intelecto y no como algunos creen que es el padre.

Gloria le dio una respuesta que quiero compartir con ustedes:

El 5 de febrero de 2013 16:15, Gloria Gaitán escribió:

Gloria Gaitán

Gloria Gaitán

Querida Lolita, es probable que este señor Ricardo Rocha tenga toda la razón y que sea cierto (¡ojalá!), que los hijos heredamos la inteligencia por vía materna. En realidad, nadie desconoce que fue la sabiduría de mi abuela paterna, de quien mi padre heredó su inteligencia y le permitió a mi papá abrirse camino desde niño por la vía de la ciencia, la creatividad y la entereza de carácter. ¡Cuánto me gustaría que así fuera en mi caso! En una bella carta que le escribió mi papá a mi abuela materna le cuenta que conoció en Medellín a una joven mujer, que lo dejó muy impresionado, porque es, le dice a mi abuela, «un ser de una inteligencia excepcional, de gran distinción y de hermosura inigualable».

Mi papá era reacio al matrimonio. Así se lo escribe a mi mamá cuando eran novios, pero termina sucumbiendo porque frente a sus encantos porque, como él mismo lo dice, ella lo comprendía al igual que su madre, «en un mundo de mediocres que se hacen pasar por intelectuales y eruditos».

A mamá la ha enterrado y menospreciado la historia. Mucho por machismo, al igual que han ocultado la importancia de María Magdalena como uno de los más importantes apóstoles de Jesús, o como han calumniado y menospreciado por años a Manuelita Sáenz, ambas mujeres extraordinarias – como lo fue mi madre – porque los hombres extraordinariamente sabios y profetas se casan con mujeres especiales, no así los mediocres o la gente del común, que prefieren el mundo de Liliput.

Gaitán, Amparo Jaramillo, Gloria

Mamá cumplió un papel heroico el 9 de abril, que la gente ignora por la elemental razón de que la historia la escriben los vencedores. Cuando se vio forzada a reconocer que no había nada qué hacer para salvar la vida de mi papá y que estaba definitivamente muerto, salió de la clínica para la oficina de mi padre a recuperar unos documentos que estaba trabajando mi papá para denunciar el saqueo de nuestro petróleo en alianza con el presidente genocida, Mariano Ospina Pérez. Desgraciadamente, al llegar a la oficina encontró que ya habían forzado los cajones del escritorio de mi papá y se habían robado esos papeles (que años más tarde, afortunadamente, he recuperado en forma sorprendente). Corrió entonces mi mamá a la Embajada de Venezuela para que Rómulo Betancourt le ayudara a traer armas para organizar la insurrección. El ex presidente le contestó: «Señora, váyase para su casa que yo también tengo una hija». Mamá regresó a la clínica, hizo embalsamar el cuerpo de mi papá y a las 3 de la madrugada del 10 de abril salió a buscar un medio de transporte para llevar los restos de mi padre a nuestra casa. Encontró un zorrero muerto al pie de su caballo, tomó la zorra y se dirigió nuevamente a la clínica. Allí, con la ayuda del médico Pedro Eliseo Cruz y de mi tía Sofía Jaramillo, envolvieron el cuerpo de mi papá en sábanas manchadas y en periódicos viejos y así lo sacaron por la puerta de la basura, lo que desorientó a los soldados que estaban apostados alrededor de la Clínica Central por orden del presidente genocida que quería impedir que mi mamá se llevara los restos de mi papá para la casa. Al llegar a nuestra residencia, mamá declaró que mantendría a mi papá en velación y que no lo dejaría sacar ni enterrar hasta tanto no cayera «el asesino Ospina», como ella le decía.

En una carta del varias veces ministro Alfonso Araújo que le escribe desde Palacio a su familia el jueves 15 de abril de 1948, y que en 1998 publicó la Revista Número en su Edición 17, dice: ¡Qué de complicaciones! La señora de Gaitán no ha dejado, hasta el momento en que les escribo, enterrar el cadáver, exigiendo que previamente renuncie el presidente».

Fue entonces cuando Echandía le propuso al presidente que declarara Monumento Nacional nuestra casa para podérsela tomar. Subrepticiamente, a la media noche del 17 de abril, entró el ejército a nuestra casa, obligándonos a culatazos a mi mamá y a mí a subir al segundo piso, mientras obreros de la alcaldía rompían el piso de la sala y en tumba improvisaba enterraban a mi papá.

Mamá siguió manteniendo la resistencia en nuestra casa, reuniendo a los dirigentes gaitanistas para planear la insurrección, hasta que físicamente nos echaron. Pero siguieron denigrando de mi madre para crearle un mal ambiente y aislarla de la opinión pública.

Dos años después del crimen, llegó a visitarla el Arzobispo de Bogotá diciéndole «Doña Amparo, en la calle se tejen toda clase de consejas contra Ud. y están diciendo que Ud. está embarazada. ¿Por qué no sale a la calle para que vean que no es cierto?» Y mamá le respondió: «Dígame ¿cómo sabe Ud. que yo no estoy embarazada?». Altiva, valiente, rebelde, inteligente. Todo eso era mi madre. ¿Cómo no querer parecerme a ella?

Lamento que el señor Rocha – por razón del machismo que aplasta a este país – desprecie haber heredado las virtudes de su madre, que seguramente alguna tuvo.

Saludos cariñosos, querida Lolita y piensa que si ese es el tamaño de la mentalidad de nuestros enemigos, entonces podemos dormir tranquilas. Abrazos, Gloria

PREVIAMENTE, GLORIA Y YO NOS HABÍAMOS CRUZADO ESTOS CORREOS:

Lolita Acosta

Lolita Acosta

De: El Diario Vallenato

Asunto: Re: Cómo y por qué nació la guerrilla en Colombia

Para: «Gloria Gaitan»

Cc: «Ricardo rocha»

Fecha: Miércoles 6 de Febrero de 2013 23:59

qué mujer ! qué sabes tú de ROA la película de la premier del Festival de Cine de Cartagena?

PUEDO COMPARTIR ESTE RELATO SOBRE TU MAMÁ CON MIS AMIGOS?

hay algún libro con esta historia? he leído alguno tuyo pero esto no recuerdo que lo menciones.

mi admiración y cariño, querida,

LOLITA ACOSTA

Gloria Gaitan escribió:

¡Claro que puedes difundir mi correo! querida Lolita. Mi mamá es una heroína a quien hay que hacerle justicia. Missi hizo un extraordinario musical sobre el papel que ella cumplió en las luchas de mi papá. Se llama «El hombre que yo amé». Tuvo mucho éxito y yo revisé el mal concepto que tenía de los musicales. También en mi libro «Bolívar tenía un caballo blanco, mi papá un buick» relaté con más detalles algunos de los hechos protagonizados por ella. Si conocieras toda su historia quedarías deslumbrada. Su batalla revolucionaria comenzó a los 10 años… Imagínate eso.

No sé lo de esa película sobre Roa, pero no me extraña. Hay una campaña sistemática, premeditada y subliminal para crear en las nuevas generaciones una asociación automática entre Gaitán-muerte, Gaitán-violencia, Gaitán-asesinato, Gaitán-victimización. Es un método que, sin querer, descubrieron los judíos cuando hicieron los museos para denunciar la persecución nazi. Resulta que los visitantes no solo salían repudiando a Hitler, sino con una asociación de judío-muerte que llevaba a no querer contagiarse del mal y alejarse de ellos. Ahora esto lo están aplicando sistemáticamente con la memoria de líderes populares y la izquierda es tan pendeja que ha caído en esa trampa. De ahí el Centro de Memoria en los terrenos de un cementerio, el Cementerio Central de Bogotá, para no hablar de la herejía que cometieron violando las tumbas de los «anónimos héroes» que a nadie le interesa y que, por lo tanto, irrespetan sin piedad.

Te recomiendo que veas un clip magnífico contra el manejo que se le ha dado a nuestro planeta. Vale la pena hacerlo circular.

http://www.youtube.com/watch?v=7bat-rYih10&feature=share

Abrazos, GG

ESTE ARTÍCULO ES UNA CORTESÍA DE LOLITA ACOSTA PARA PROCLAMA DEL CAUCA. MUCHAS GRACIAS A ELLA.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta