Jueves, 25 de abril de 2024. Última actualización: Hoy

En este tiempo “el palo no está para hacer cucharas”

El lunes 1 abril, 2024 a las 2:50 pm
En este tiempo “el palo no está para hacer cucharas”
En este tiempo “el palo no está para hacer cucharas”
Foto: Depro Consultores

En este tiempo “el palo no está para hacer cucharas”

Por: Jesús Alberto Aguilar Guerrero.

Después de un tiempo viene otro, pues todavía incide en nuestras vidas la esperanza y la promesa de la vida eterna, por lo tanto estamos esperando que después de siete días de reflexión, recogimiento y devoción las cosas cambien en esta semana de resurrección; para que nos brille el faro de la renovación en el seno de nuestros hogares y familia, atentos siempre en que se de el milagro para vencer el abismo de la situación que estamos viviendo, ofreciéndonos una promesa eterna de amor, vida y victoria, confirmando así de que hemos sido pacientes, pero siempre aplicando las enseñanzas recibidas con paciencia. Para algunos se acabó el cuarto de hora del trabajo informal, para otros continúa “el rebusque”, para los trabajadores independientes es un reto en la vida diaria y para otros que se encuentran atentos a las contrataciones en los entes gubernamentales pues estamos ad portas a completar cien días de los nuevos gobiernos municipales y departamentales, donde aún no han dado las viabilidades y mucho menos confirmaciones en los trabajos.

Bien lo expresaba nuestra colega Jhoana Gómez, en estos momentos las personas no dejan botado un empleo…”lo que los saca corriendo son las culturas laborales tóxicas”. Pues si esta frase lo encierra todo; la verdad es que no importa lo bien pagado que sea un trabajo o cuan emocionante sea el proyecto, si la cultura en la entidad o empresa es tóxica, los empleados no tardaran en buscar la salida mas cercana, pues los arrogantes jefes así lo producen con gritos que se convierten en humillaciones, o también recargándoles trabajos que no son de la competencia para lo cual fueron capacitados y se profesionalizaron, además del terrorismo laboral y mas aún cuando existe e incide la politiquería, para coger entre ojos a cualquier persona, aburrirla o en su defecto colocarle la famosa “cascarita” para que deje el empleo. Una buena cultura organizacional no solo hace que los empleados se sientan valorados y respetados, sino que también impulsa la productividad, la creatividad y la innovación, convirtiéndose en el cimiento sobre el cual se construyen equipos sólidos y empresas, entidades, exitosas. 

Todos sabemos que después de superada la pandemia, muchos sostenes de los hogares quedaron “en la cuerda floja”, porque hubo recorte de personal, se acabaron los suministros, el dueño de la factoría murió, entonces llegó la hora de atender los llamados: ¿Cómo puedes crear una buena cultura organizacional?, teniendo claro tu por qué, tus valores, formando líderes en tu entorno fomentando la comunicación abierta y el trabajo en equipo, reconociendo y premiando el esfuerzo y sobre todo, tratando a todos con respeto y empatía, conservando siempre el liderazgo, lo cual desembocará en el éxito y haciéndose querer de sus congéneres que más tarde hablen bien del que fuera su jefe y que siempre dejó huella y servirá como ejemplo a futuras generaciones. Por eso la recomendación más próxima es que sepamos invertir en la cultura organizacional, la cual cosechará resultados, floreciendo como nunca antes. Llegó la hora de deducir porque FÁCIL, es ocupar un lugar en la agenda telefónica…DIFÍCIL, es ocupar el corazón de alguien. FÁCIL, es herir a quien nos ama. DIFÍCIL, es curar esa herida. FÁCIL, es dictar reglas…DIFÍCIL, es seguirlas. FÁCIL, es soñar todas las noches. DIFÍCIL, es luchar por los sueños. FÁCIL, es exhibir la victoria. DIFÍCIL, es asumir la derrota con dignidad. FÁCIL, es admirar una luna llena. DIFÍCIL, es ver su otra cara. FÁCIL, es saber que estás rodeado de personas que te aprecian. DIFÍCIL, es saber eso y no sentirse solo. FÁCIL, es tropezar con una piedra. DIFÍCIL, es levantarse. FÁCIL, es disfrutar la vida todos los días. DIFÍCIL, es darle el verdadero valor. FÁCIL, es prometerle a alguien algo. DIFÍCIL, es cumplir esa promesa. FÁCIL, es decir que amamos. DIFÍCIL, es demostrarlo todos los días. FÁCIL, es criticar a los demás. DIFÍCIL, es mejorar uno mismo. FÁCIL, es cometer errores. DIFÍCIL, es aprender de ellos. Amigos lectores, hasta aquí esta crónica, porque la vida es un resumen de cinco palabras, Dios, salud, amor, alegría y esperanza.

**************************
Lee otros artículos del au
tor aquí:

Jesús Alberto Aguilar Guerrero
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?