Domingo, 25 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

En el ojo del huracán

El jueves 17 octubre, 2013 a las 12:27 pm
FELIPE SOLARTE

Por: Felipe Solarte Nates

El reciente atentado contra el puente sobre el río Mandivá en la carretera Panamericana, cerca de Santander de Quilichao, supuestamente vigilado por el Ejército, después de lo sucedido meses atrás con los de los ríos Ovejas y Piendamó, es un llamado de atención acerca de lo que nos espera a las vapuleadas comunidades caucanas, en caso de que fracasen los diálogos entre el Gobierno nacional y las guerrillas de las Farc, en La Habana.

No hay que olvidar que desde hace varios años, el Secretariado de las Farc, escogió al Cauca, como principal centro de operaciones. Los intensos combates y atentados que desde hace cuatro años azotaron la cordillera central y poblaciones del norte del Cauca y otros municipios del departamento, obedecieron a esa estrategia de la guerrilla de concentrar tropas provenientes de otros frentes del país y con mayor razón, cuando por nuestro montañoso territorio transitaba el máximo comandante, Alfonso Cano, abatido entre veredas de Suarez y Morales, en su fallido intento de trasladarse del páramo de Las Hermosas a la costa Pacífica.

Sin duda que el atentado del puente sobre el río Mandivá, adquiere significado simbólico, cuando el Ejército ha dado de baja y detenido a numerosos guerrilleros de las Farc, en operativos realizados en el norte del Cauca, y especialmente, sirve de respuesta a las declaraciones del presidente Santos anunciando redoblar la ofensiva de las Fuerzas Armadas contra los bloques Sur y Oriental y la columna Teófilo Forero, los más activos en todo el país, después que el llamado ‘canciller’ de las Farc, Rodrigo Granda, desde Cuba había criticado el lenguaje amenazante del presidente.

Que sea el Cauca el sitio escogido para recordarnos el poder explosivo de sus pronunciamientos, se explica en parte que el ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, sea raizal de Popayán y aunque él, esté de acuerdo en continuar los diálogos ininterrumpidos en Cuba, a pesar de las próximas elecciones, -tal como lo declaró ante Yamid Amat, en El Tiempo del pasado domingo-, su padre, el senador Aurelio Iragorri Hormaza, propone levantarse de la mesa de conversaciones.

En fin, son diversos factores de índole, estratégico, político, simbólico y hasta familiar que mantienen a nuestro departamento en el ojo del huracán del desarrollo del pulso verbal que desde La Habana y en nuestro país libran desde los medios de comunicación y escenarios, distintos actores en torno a las negociaciones de paz que todos esperamos lleguen a feliz, aunque a no tan rápido término, como esperábamos.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?