ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 24 de enero de 2020. Última actualización: Hoy

El martes 13 enero, 2009 a las 10:02 pm
EN EL GOBIERNO OBAMA, EMPLEO Y EMPRESA SON LA PRIMERA MIRA
AP
Por Leopoldo de Quevedo y Monroy
Colombiano
leoquevedom @hotmail.com

A menos de ocho días de subir Barack Obama al podio del poder de la nación que es cuna de luchas por la libertad, los derechos humanos y es el centro que irradia y en el que convergen la economía y las relaciones de todas las demás naciones, se divisa en lontananza una esperanza. No es cuestión de mera estrategia política. Cualquier movimiento de sus alfiles y caballos de combate hará cambiar el cuadro. Ya pasó la época que necesitaba votos y se podía pensar que sus posiciones y palabras eran un aliciente para el favoritismo. Ahora todo está perfectamente calculado.

Por ahora, en medio de la recesión, la economía es el talón y el clavo de la herradura que debe enfrentar su inteligencia. Esta semana anunció que pondrá en marcha la creación de 4 millones de empleos. Son candentes los asuntos que debe resolver desde que pise la alfombra de la verdad. La industria de los automóviles, el renglón inmobiliario, el desplome de los bancos, la escasez de alimentos, los conflictos de Irak, Palestina e Israel, el cierre de Guantánamo. Todo es importante y crucial. Pero ha entendido que el hombre de la calle, el ciudadano común, el de la clase media, el que sufre el desempleo, es la principal tarea para reactivar la economía.

La decisión no es una frase simplista y electorera. Ha sido meditada y consultada a alto nivel con su equipo de trabajo. Algunos serán reclutados en el sector oficial, como policías, maestros y bomberos, y el resto ingresarán en nuevas empresas que se crearán. Esa es la primera bandera que ondea en un gobierno que se dice demócrata y que predicó el cambio de talante neoliberal. No apelará a subsidios que calman el hambre de una semana o que callan la voz de los sectores vulnerables. Son jalones fuertes en los que tendrán que contribuir empresarios nuevos para enderezar el embate del desorden y las miras equivocadas.

Las luchas armadas de los vecinos no están en la primera fila de su agenda. Si bien son aliados de su país y esperan ayuda y respaldo, no oculta en su manga que atender la salud del pueblo es la primera necesidad de un mandatario. Una sociedad que no se ocupa en un trabajo, que no devenga el dinero que le baste para surtir sus necesidades de alimentación, salud y recreación está llamada a hundirse en la desesperación y la barbarie. Por ello, esta determinación de Obama, salida de su alma honesta y de su convicción de responder a la favorabilidad que se manifestó en las urnas muestra con claridad la orientación social del mandatario.

El mundo entero mira hacia los Estados Unidos, no ya como el portaestandarte de un imperio que subyuga, sino con ojos de esperanza y con la ilusión de que empiece una era humanizante de quien tiene poder y le corre la misma sangre del pobre, del negro otrora herido y perseguido.

¿Volverá esa nación tan manipulada en sus ideales y tan maltratada por otros gobiernos a ser modelo de respeto por los derechos humanos, de empuje empresarial nacional, de punta de lanza en encontrar soluciones a la necesidades de paz, de protección al ambiente, de ayuda de buen vecino, de sana distancia en la soberanía de las demás naciones?
13-01-09 11:24 a.m.

Leer más…
Deja Una Respuesta