ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 5 de agosto de 2020. Última actualización: Hoy

EN DEFENSA DE AIDA MERLANO

El viernes 4 octubre, 2019 a las 9:39 am

Aida, me alegra mucho que pudieras escapar de la cárcel para salvar tu vida. Ahora, cuéntanos todo por favor, Colombia necesita saber la verdad.

Eva Durán
De Eva Durán (periodista, poeta, cartagenera)

Yo elogio la fuga de Aida Merlano ¿Saben por qué? Ella fue una niña humilde del barrio Carrizal, encandilada en su inocencia por las  luces del poder, los elogios y la fama fácil, y sacrificada como cordero ritual, sin derecho a la mínima defensa, la paseaban como trofeo por Barraquilla, y lo más fácil fue deshacerse de ella y hundirla para salvar el pellejo.

Su tragedia fue ser hermosa, de una belleza extraordinaria y natural, que hizo que Julio Gerlein se enamorara de ella desde muy niña. Esto es verdad sabida y pública en Barranquilla. Hija de un trabajador suyo, fue utilizada por los mafiosos de la ciudad durante 25 años, la hicieron su moza, la usaron, la moldearon y a la hora del corte de cuentas la entregaron a la justicia en una pelea tribal salvaje entre Roberto Gerlein y su hermano Julio.

La construyeron paso a paso, la hicieron líder política, concejal, diputada, representante y senadora, la imagen perfecta, la muñeca perfecta, el chivo expiatorio perfecto, sin fortuna propia, sin poder personal. ¡Qué ingenua fue al creer que estaba segura entre esos monstruos de codicia!

Al ser capturada advirtió a los medios que lo diría todo, anticipó que los Char pagan los sobornos a los concejales de Barranquilla a través del banco Serfinanza (que es de los Char, como bien se sabe) y entonces la amenazan de muerte, a ella y a su familia. Por eso estoy feliz de que se haya fugado y espero que desde Venezuela, o desde donde esté, cante la verdad y diga cómo funciona la mierda de los Char y los Gerlein en Barranquilla. Colombia necesita cambiar, esto no puede y no debe seguir así.

***************************

Publicación por cortesía de Fernando Dorado Gómez

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta