ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 22 de marzo de 2019. Última actualización: Hoy

Embajador de paz caucano podría ir a Pakistán

El viernes 20 julio, 2018 a las 11:46 am

Embajador de paz caucano podría ir a Pakistán

Embajador de paz caucano podría ir a Pakistán

Un sitio web para enamorarse del turismo

 

Vladimir Cortés Osorio es un joven del norte del Cauca con iniciativas sociales en pro de la niñez y la juventud. Ganó una convocatoria para representar a Colombia en el International Youthopia y busca recursos para costear sus pasajes.

A propósito de la conmemoración de la independencia de Colombia, que el 20 de julio celebra sus 208 años, día en que los colombianos izamos la bandera y sentimos orgullo de esta nacionalidad, Proclama del Cauca quiere presentar la historia de Vladimir Cortés, un joven que aporta de manera significativa a la construcción de paz territorial.

Hoy es un día para reafirmar nuestro compromiso con la unión de país, para recordar que la tarea de construir paz inicia por las acciones de cada uno, que Colombia es un país alegre y solidario, y que, aunque existen muchos retos, hay quienes nos representan de la mejor manera en el ámbito nacional e internacional.

Orgullo Caucano en Pakistán

La realidad perece mostrar que las ayudas y aportes llegan a los personajes destacados de nuestro país, cuando ya son figuras públicas y no, cuando están iniciando el arduo camino de la educación, música, deporte, o cual sea la disciplina en la que se quieren destacar. Aun así, existen corazones solidarios que con un ‘grano de arena’ pueden impulsar la formación de un joven como Vladimir Cortés Osorio que desea con ansias poder viajar a Pakistán para representar a Colombia en el ‘Internacional Youthopia’

 

Vladimir Cortés Osorio tiene 29 años, es líder social de Caldono, Cauca y fue seleccionado para participar de “un evento para el cambio, la paz y la libertad” organizado por Monarch en Pakistán. Un encuentro que reunirá a 100 jóvenes de todo el mundo para ampliar la visión y conocimiento de los procesos y luchas sociales desarrolladas en cada región, para intercambiar experiencias, escuchar panelistas expertos e inspirar a la juventud por el amor patriótico.

“El mundo tiene que saber que en el Cauca los jóvenes le apostamos a la construcción de paz ” expresa Vladimir ilusionado con lograr reunir el dinero necesario para comprar sus boletos de avión, pues la estadía, alimentación y demás gastos en Pakistán, corren por cuenta de los organizadores.

Es el único joven seleccionado de Colombia y desea presentar la ponencia “Jóvenes como constructores de paz en territorio de posconflicto” para mostrar al mundo “la labor que hemos hecho en el Norte del Cauca, con niños y jóvenes desde la música, el deporte y arte para la consolidación de la paz” dice.

¿Por qué le apasiona la labor social?

Aunque no está seguro, cree amar la labor social porque creció sin el cariño y apoyo de sus padres, “mi papá fue un canalla que abandonó a mi madre, y ella supongo que por dificultades económicas me dejó con una tía de acá del Cauca”, indica mientras rememora su infancia.

Vladimir Cortés es oriundo del departamento del Valle, pero llegó al Cauca desde muy niño y por eso siente esta región como propia. Su primaria la cursó en Santander de Quilichao, la secundaria en el municipio de Caldono y su carrera profesional (administración de empresas) en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia -UNAD-.

Asegura que quiso trabajar para que los niños puedan tener mejores formas de vida, sin sufrir como le tocó a él. Que puedan tener espacios de recreación y sano esparcimiento para que aprovechen de la mejor manera el tiempo libre, porque son ellos como dicen, el futuro del mundo.

Vladimir Cortés Osorio tiene 29 años, es líder social de Caldono

Es agradecido con su tía, quien le brindó compañía, amor y educación, “ella era una mujer berraca, campesina, cultivadora de la tierra y de su familia” cuenta y agrega que él a los diez años ordeñaba, cogía café, desyerbaba e iba los fines de semana a las fincas vecinas, a trabajar para ganarse $5.000.

“Comencé en este mundo de lo social con el proyecto Angelitos que nació para pagar las 80 horas sociales de décimo y once grados y así, viendo las sonrisas de ellos y la gratitud de sus padres, me enamoré del proceso para brindar a niños espacios de música, danza y recreación”, recalca.

Este joven es además gestor de la iniciativa de crear un centro de educación técnico y tecnológico en Caldono, que hoy es una realidad. Ha beneficiado a 1800 jóvenes con formación en distintas áreas dictados por el SENA, la UNAD y la ESAP.

Hoy junto a un equipo de voluntarios, es el fundador de dos importantes organizaciones que beneficia a las familias caldoneñas: la Escuela de Formación Artística y Cultural y la Escuela de Formación Socio deportiva, en las que hay 350 niños, niñas y jóvenes inscritos en los dos procesos.

Se sostienen con donaciones, actividades comunitarias y una cuota de 5.000 o 7.000 mensuales que aportan los padres de los estudiantes. “Mi Dios es muy grande y alguien siempre aparece con una licuadora o electrodoméstico para rifar, hacemos sancochada, tamaleada y otras actividades comunitarias para seguir encaminando a los niños por el bien”, expresa el joven.

Embajador de paz

Hace poco el equipo de Vladimir, con apoyo de la Gobernación del Cauca, Fundación Capital, y la Fundación para el Desarrollo Social -FUNDESIA-, realizó el torneo ‘PazAlBalón’ que tuvo gran acogida y permitió ganar la convocatoria del ‘International Youthopia’.

Eran niños, niñas y jóvenes jugando fútbol de manera limpia y con trabajo en equipo. Sus camisas no portaban un número sino un valor: era el amor, solidaridad, respeto, confianza, humildad, tolerancia, unión (…), jugando para construir un territorio de paz y de sana convivencia.

Embajador de paz

Según cuenta Vladimir, antes de ingresar a la Escuela de Formación Deportiva muchos jóvenes eran problemáticos, consumían drogas, algunos asociales, pero hoy sueñan con ser grandes futbolistas. “Las familias se acercan y me expresan el aporte que ha llegado a sus vidas, la gente está feliz con el proceso y por eso me siento orgulloso” explica con emoción.

Cortés invita a los jóvenes para que no les de miedo innovar en materia social, para que aporten a sus comunidades. “Que cada día seamos más quienes acompañemos a estos niños que necesitan atención y así poder salvar y mejorar vidas”.

Su viaje como embajador de paz y desarrollo sostenible del Cauca hacia Pakistán debe ser el viernes 10 de agosto y espera poder alcanzarlo. “Ahora debo tratar de conseguir los tiquetes aéreos porque estando allá del 12 al 19 de agosto ellos se encargan de todo” explica confiado de que conseguirá el recaudo y asegura que regresará a dejar los conocimientos en su comunidad.

Seré un embajador para motivar a los jóvenes en la participación para la construcción de país, para que estemos todos comprometidos en ese gran reto de lograr una paz estable y duradera”, finaliza.

u viaje como embajador de paz y desarrollo sostenible del Cauca hacia Pakistán debe ser el viernes 10 de agosto y espera poder alcanzarlo.

Deja Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *