ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Titulares de hoy:    

La vida es un gran supermercado     ~    

Nuevo Centro de Acondicionamiento Físico para personas con discapacidad en Caloto     ~    

Firmado convenio de transformación del Hospital San José en universitario     ~    

“Nadie debe morir cuando estamos a punto de ganar la batalla”: Ospina     ~    

Anuncian recursos para la reactivación económica del Cauca     ~    

Más de 400 pasaportes fueron expedidos en jornada especial en el norte del Cauca     ~    

La Vuelta a Colombia la ganó un hijo de Tuta     ~    

En tan solo 11 meses, cumplimos la meta de 4 años para apoyar el emprendiendo en Popayán     ~    

Muertos por coronavirus subieron a 35.677     ~    

ELECCIONES PRESIDENCIALES DEL 2022     ~    

¿Qué sabes sobre la Diabetes Mellitus Tipo 2?     ~    

Elías Larrahondo Carabalí, nominado como Afrocolombiano del Año Sector Público     ~    

Granja solar en Santander de Quilichao será referente nacional     ~    

Componente Especial para el Pacífico Caucano se consolida     ~    

CRC continúa entrega de estufas ecoeficientes a familias vulnerables     ~    

Notable asistencia a jornada de vacunación y barniz de flúor en Popayán     ~    

Francisco Paz Zapata, una historia de lucha y trasformación     ~    

Conozca sobre trading, una alternativa para aumentar sus ingresos económicos     ~    

Homenaje a las 209 víctimas de feminicidios en Colombia     ~    

Restricciones en Quilichao por visita del presidente Duque     ~    

Miércoles, 25 de noviembre de 2020. Última actualización: Hoy

El virus de la pobreza mental

El jueves 18 abril, 2013 a las 1:55 pm
Tatiana Ramírez Sandoval

Tatiana Ramírez Sandoval

No es una enfermedad que aparece en el vademécum, ni algo que mata inmediatamente pero sí te quita tiempo, aumenta las excusas para no hacer las cosas. La sociedad se justifica con cada acto, llegadas tarde a reuniones literarias o artísticas, aunque dicen que el buen colombiano acostumbra a llegar tarde a todo, ¿será cierto o es otra excusa?, poca información de los medios digitales, luego te enteras que se la pasan chateando por varias horas y podría seguir enumerando excusas y más excusas para demostrar que la sociedad está sufriendo del virus de la pobreza mental.

¡No hay tiempo! pero para quien quiere aprender “el tiempo no existe”… Es notable ver las redes sociales donde algunas personas marcan asistencia a eventos culturales que cuando caducan, aparece “asistió”, quedando como personajes famosos que frecuentan todo evento cultural para lucir como “intelectuales”, además de decir que en la ciudad no hay grupos donde uno pueda aprender, cuando los tienes y hacen parte de tus contactos, o peor aún, como dicen actualmente: ¡Vamos y nos damos un roce social! Solo van a mirar cómo es el ambiente y luego desaparecen, definitivamente “Dios le da pan al que no tiene dientes” jóvenes que tienen la oportunidad de aprender en grupos artísticos y/o literarios pero las desaprovechan y olvidan que la persona correcta es leal hasta el final, consigo misma y con los demás.

Cabe mencionar en este tema a las programadoras de televisión y sus creativos, quienes se empeñan en volver héroes de la patria a aquellos que nunca lo fueron y a los que sí, simplemente se les echa al olvido. ¿Por qué mejor no cambiar la televisión por un buen libro o una poesía escrita de tu puño y letra?

La pobreza mental comienza en casa, el nivel de estudio podría ser un factor amenazante aunque no conseguiríamos culpándolo totalmente, existen personas que leen, se hacen aprendices de algún arte de forma empírica pero lo realmente importante, es que nosotros podamos convertirnos en esos personajes que trasciendan las  barreras culturales y sociales para empezar el cambio.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta