Viernes, 6 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

El tétrico poder financiero global

El lunes 18 enero, 2016 a las 9:06 am

Tesis en elaboración para el debate.

Fernando Dorado G.

Fernando Dorado.

1) El capitalismo es la principal causa de la destrucción incontrolada de la naturaleza terrestre, del desequilibrio ambiental y del cambio climático que genera grandes tragedias y cataclismos en el mundo.

2) La crisis del capitalismo es tan profunda que ha vuelto sus pasos hacia la acumulación por desposesión y despojo. Usa la destrucción violenta, dirigida y programada de infraestructura y riqueza para reconstruir lo destruido y “crecer” en forma artificial. La causa principal es la bajísima tasa de ganancia que el capital obtiene en el proceso productivo normal. La tendencia al coste marginal cero es la causa de esa dinámica destructiva (Ver: Jeremy Rifkin “La sociedad de coste marginal cero – El internet de las cosas, el pro-común colaborativo y el eclipse del capitalismo”).

3) Empero, el capitalismo –en medio de su crisis– no sólo sobrevive sino que se renueva, y a pesar de acumular grandes contradicciones en su seno, no caerá por sí mismo.

4) El gran capital global ya no juega a mantener la hegemonía estadounidense como su principal soporte. Desde hace varias décadas se deslocalizó, descentralizó y desconcentró en todo el planeta. Hoy está presente en todo el orbe y controla la economía de todos los países.

5) Un sector conservador y nacionalista de la burguesía estadounidense trata de mantener su hegemonía imperial apoyándose en el poder militar. Compite así con otras potencias mundiales por el control de territorios y recursos naturales. Sin embargo, desde el punto de vista de la economía no es un factor determinante. Esa acción es asimilada y utilizada por la burguesía financiera internacional para distraer y engañar a los pueblos y a los trabajadores aplicando la “teoría de juegos” en la geopolítica.

6) El gran imperio capitalista mundial utiliza contradicciones nacionales, étnicas, culturales y generacionales para distraer a los pueblos y a los trabajadores creando falsos enemigos y azuzando conflictos artificiales. Al Qaeda y el Estado Islámico son ejemplo de ello.

7) Los Estados nacionales y las falsas democracias realmente existentes son sólo gerencias “nacionales” del gran capital, controladas, programadas y manipuladas por la “gerencia global” de la burguesía financiera que tiene múltiples sedes en Frankfurt, Nueva York, Londres, Shanghái, Moscú, Bombay, Singapur, Hong Kong, Tokio y decenas de subsedes interconectadas con el FMI, el Banco Mundial, la OMC y la asociación de grandes instituciones financieras de todo el mundo que fungen como el “Gobierno Global”.

8) Los esfuerzos e intentos nacionales o sectoriales por destruir, socavar o siquiera enfrentar el poderío global del gran capital, usando los “Estados heredados” han mostrado ser un fiasco. La ilusión de construir un «socialismo» implementando políticas «estatistas» en países y naciones por separado, han vuelto a fracasar en forma estrepitosa. Hoy se requiere revisar esa estrategia.

9) Hoy emerge en el mundo un sujeto social que va a ser mayoritario en todo el mundo en el corto-mediano plazo. Son los “profesionales precariados”, trabajadores del conocimiento, la información, la cultura, el entretenimiento y gran cantidad de áreas de la producción y los servicios. Es el “nuevo proletariado” o “cognitariado”, con grandes niveles de desempleo, precariedad laboral, importante formación intelectual, con visión globalizada del mundo y que ya ha mostrado su disposición y capacidad a la lucha social y política (revoluciones árabes, indignados de España y Grecia, Occupy Wall Street, juventud brasileña y turca, y cientos de expresiones de protesta en todo el mundo con manifestaciones ambientalistas, animalistas, de luchas de género, etc.).

E-mail: [email protected] / Twitter: @ferdorado

http://bit.ly/1RuZOW3

Deja Una Respuesta