ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 11 de agosto de 2020. Última actualización: Hoy

“El rock colombiano nació en la sala de mi casa”

El lunes 19 marzo, 2018 a las 5:52 pm

“El rock colombiano nació en la sala de mi casa”

“El rock colombiano nació en la sala de mi casa”

Otros artículos de este autor: http://bit.ly/2GSobu9

En los inicios de los 60, en una casa del barrio Pasadena de Bogotá, unos inquietos adolescentes hacían maromas para estructurar con las uñas un proyecto musical de rock´n´roll. Sus dificultades eran mayúsculas por la falta de apoyo y de unos instrumentos básicos, a pesar de su talento. Pero ello no fue obstáculo para insistir y persistir en el sueño de crear la primera banda de rock en Colombia en el hogar de la familia Latorre, quienes debieron acostumbrarse a los alaridos y estruendos de estos inquietos estudiantes de bachillerato.

Hoy con orgullo lo afirma Jorge Latorre: “El rock colombiano nació en la sala de mi casa”. Pues allí se reunían jovencitos como Humberto Monroy, Alfredo Besoza y los hermanos anfitriones Fernando y Jorge Latorre. Terminaron conformando una agrupación que denominaron LOS DINAMICOS.

Por aquellos tiempos Radio Continental en vista del auge de The Beatles, decide convocar a un concurso de émulos del cuarteto de Liverpool, con el objeto de promover estos ritmos en el país. Con apenas tres instrumentos deciden participar: Fernando Latorre (hermano de Jorge) con un acordeón, Alfredo Besoza con unos tambores de banda de guerra (batería) y Humberto Monroy con una vetusta guitarra. Lo hacen como Los Dinámicos y llegan a la final con LOS ELECTRÓNICOS del que hacían parte los hermanos Dueñas, Luis y Edgar.

Los Speakers: la primera banda nacional de rock

Los organizadores deciden que ambas bandas son muy buenas y que por lo tanto debía conformarse una sola, que supere a las dos. De esa fusión nacen LOS SPEAKERS y este se convierte oficialmente en el primer grupo rockero colombiano, alcanzando amplio reconocimiento nacional. Humberto (guitarra y voz) y Fernando (batería) se convierten en líderes de esta, la primera banda colombiana moderna, claramente influenciada por The Beatles y con la cual grabaron uno de los álbumes insignia de la psicodelia nacional, llamado “En el maravilloso mundo de Ingesón” (1968).

Ingesón era el más grande estudio de grabación, nada menos que la meca de los cantantes colombianos, solo los mejores grababan y pasaban por allí. Los Speakers tuvieron esa oportunidad, de allí el nombre de la primera producción rockera en Colombia realizada en 1968. Ello constituye uno de los hechos más trascendentes de la música pop nacional. Hoy Ingesón sigue existiendo, además de estudio es una gran academia musical dirigida por su propietario el maestro Javier Martínez Maya (ex miembro de Genesis, director de Sol Barniz y otros proyectos) en el barrio Teusaquillo. Allí se forjan nuevos talentos musicales del país.

El rock colombiano nació en la sala de mi casa

Se podría afirmar entonces, que en este punto con la publicación de ese inolvidable L.P., la banda marca el inicio del rock formal en Colombia al lado de otras como Los Ampex y Los Flippers con Arturo Astudillo. El gigantesco éxito hace que varios de sus integrantes sean seducidos para ir al exterior. La desintegración fue inevitable. Fueron pocos años de éxito, que marcaron el inicio de una época musical para la historia del país.

1972: nace Génesis de Colombia

Pero Humberto Monroy (Humo como se hacía llamar) decide seguir leal a su país y medita en otras opciones afines, fiel a su patriotismo prueba con otros proyectos. Luego busca empatía con la naturaleza y el misticismo e ingresa al movimiento hippie de la época. Se afinca en una comuna en Lijacá, más tarde en otra de un monasterio en Usme donde decide probar con una idea muy experimental y nace Génesis de Colombia en 1972. Fue el proyecto más persistente de la primera generación del rock colombiano. Se caracterizó por fusionar elementos del folk rock con aires folclóricos colombianos, especialmente de la zona andina y de la costa Caribe.

Se presentó por todo el país recuperando instrumentos tradicionales, los cuales incorporados al sonido eléctrico convirtieron a Génesis en el grupo de rock más popular de la época. Llegaron éxitos inolvidables como “Mama”, «Don Simón”, «Cómo decirte cuanto te amo» (un cover del clásico de Cat Stevens «How I Can Tell You»), “Quiero amarte”, “Toma tu mochila”, “Amor indio”, etc. De la mano de Humo, este proyecto duró unos 20 años.

La súbita y temprana muerte de Humberto Monroy

El 24 de marzo de 1992 Humo vivía modestamente en Tocancipá con Angelita, su pareja, y sus tres hijos de 14, 10 y ocho años. Sufre un síncope y es llevado al hospital de Zipaquirá, en donde ante la imposibilidad de una adecuada atención médica (carencia de equipos) fallece por una falla cardíaca a las 11 y 30 de la noche, a sus 46 años. Su hijo mayor Jesús, ese mismo día cumplía años (14). En circunstancias distintas murieron tempranamente tres más de los fundadores de Génesis, incluyendo al poeta “Sibius” (Federico Taborda), miembro de la UP, asesinado; además de Betty Vargas. Sobreviven del grupo matriz Jorge Latorre y Tania Moreno. Pero igualmente hay otros artistas que también pasaron por Génesis entre ellos el gran músico nariñense antes mencionado Javier Martínez (único colombiano que ha estudiado y tocado con Paul McCartney) quién terminó siendo el pianista y arreglista de la última producción de Génesis (absolutamente normal) en 1987.

Jorge Latorre (uno de los mejores amigos de Humo) hoy aún mantiene una banda de “Tributo a Génesis” que ocasionalmente hace audiciones del recuerdo, como la última de homenaje a su hermano Fernando fallecido en el 2012, un mes y medio después de su última presentación en Bogotá.

El olvidado ‘Padre del Rock colombiano’ (Wikipedia)

Es lamentable que buena parte del país haya olvidado a Humberto Monroy. Y eso que según Wikipedia: “Por ser uno de los precursores de la música rock en Colombia y por su entrega total a ella, a Humo se le puede considerar como el padre del rock colombiano”. Iniciativa que marcó al país y que se gestó en la casa de los Latorre. Más aún que la familia que dejó casi desamparada con sus hijos aun niños, no haya recibido un acompañamiento digno que bien merecía. Hasta hace poco anónimamente sobrevivían en un pueblo de Cundinamarca cerca a Bogotá.

Entre tanto el 24 de marzo bien temprano, Angelita y sus hijos irán al cementerio a “celebrar” el cumpleaños del mayor y a reafirmarle a Humberto Monroy, lo que le escribieron en su epitafio: “Cómo decirte cuanto te amo”….

Apostilla: Mi agradecimiento por los aportes para esta nota a Jorge Latorre (músico), al maestro Javier Martínez Maya, a Ángela Patricia Guerrero (compañera de Humberto Monroy) y sus hijos. Les expreso profunda gratitud y afecto. Ayudemos a recuperar la memoria de este artista talentoso que dio Colombia, disfrutemos de su música.

Apostilla 2: Escuche una de las mejores interpretaciones de Génesis de Colombia: https://www.youtube.com/watch?v=DaReltD16lE

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *