Domingo, 14 de agosto de 2022. Última actualización: Hoy

El procurador unió la oposición

El lunes 16 diciembre, 2013 a las 5:12 pm
FELIPE SOLARTE

Por: Felipe Solarte Nates

Sin duda que al Procurador Alejandro Ordoñez, puede considerársele como el mejor Jefe de Debate de la oposición al Presidente Santos. Pero no de la uribista, con el insípido candidato del Puro Centro Democrático, sino de la del amplio espectro integrado por quienes pueden llamarse indignados, alternativos, o de izquierda. Así pudo verse en  las imágenes de televisión que mostraron el lleno de la Plaza de Bolívar de Bogotá, el viernes 13 de diciembre, con la presencia de de una vasta gama de organizaciones políticas y sindicales con sus militantes agitando banderas del Partido Verde, los Progresistas, el M19, la Unión Patriótica, el Partido Comunista, el Moir, la Marcha Patriótica, la Alianza Social Independiente, el Cric, la CGT, etc, etc, con la Guardia Indígena controlando el evento y prestándole seguridad al alcalde Petro.

Con la exorbitante sanción al burgomaestre, el Procurador les ahorró muchas reuniones para discutir sobre su unidad con miras a las próximas elecciones parlamentarias de marzo y presidenciales de mayo del 2014, ganándoles terreno en la campaña encendida por los discursos de Petro ante miles de asistentes a la Plaza de Bolívar, mientras la mayoría de candidatos de otros partidos despilfarran millones en las contaminantes vallas del espacio urbano.

Por querer sacar a Petro con miras a consolar a Pachito Santos con la alcaldía de Bogotá, -después de perder la nominación presidencial a dedo en la convención del PCD- el Procurador y su jefe Uribe, no midieron las consecuencias de la reacción del pueblo bogotano y lo que esto implicará para las próximas elecciones, motivándolos a votar por las listas alternativas en detrimento de las de los partidos de la U, Conservador, Liberal y Cambio Radical, que están en peligro, por lo menos en Bogotá, de perder numerosas curules en Cámara y Senado. También el presidente Santos ve con preocupación el acelerado avance de una coalición que en una semana y al calor de los discursos y consignas crece no sólo en la capital sino en otras regiones del país donde se han manifestado en las calles contra la sanción a Petro y más se inquieta al ver que Colombia, desde el Presidente López Pumarejo, no ha tenido un gobierno que aceleradamente intente romper las obsoletas estructuras semifeudales que dejaron los conservadores de la Regeneración de Nuñez y su Constitución de 1886, y con mayor razón cuando Colombia es el único país suramericano, que en recientes años, no ha tenido un gobierno de corte socialista, a diferencia de Ecuador, Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay y Chile, donde acaba de repetir la Bachelet.

Sin duda que al inquisidor feudal Ordoñez, a su jefe Uribe y al consentido Pachito Santos, se les devolvió el bumerang que lanzaron con la ideologizada sanción a Petro dándoles alas a la unión del amplio espectro de grupos que van desde los verdes a diversas tendencias de izquierda. A no ser, que con tal de frenar la reelección de Santos, los prefieran en la presidencia.

En entrevista concedida a Pirry el domingo 15 de diciembre, Petro anunció que en caso de sea efectiva su sanción recorrerá las plazas públicas de todo el país, denunciando el atropello contra el voto popular cometido por el Procurador que busca eliminar a dirigentes de izquierda con interpretaciones amañadas de las leyes.

Recordaron el caso del exalcalde Medellín Alonso Salazar, a quien Ordoñez sancionó con 15 años de inhabilidad para ocupar cargos públicos, dizque por “intervenir en política”, al denunciar que uno de sus críticos en la campaña electoral para sucederlo, el liberal Luis Pérez García, tenía demostrados vínculos con paramilitares de una de las comunas de la ciudad. También recordaron la reciente actitud de Ordoñez, al prohibirle al Presidente Santos, en su calidad de candidato a la reelección, asistir a diferentes actos públicos como inauguraciones de obras y reuniones políticas. El primer mandatario lo desafió asistiendo a las convenciones del Partido de la “U”, del que fue cofundador y Cambio Radical, que integran su coalición de gobierno, sin que el Procurador se halla pronunciado al respecto, aunque constitucionalmente no tiene atribuciones para destituirlo ni sancionarlo.

Y eso que para inaugurar el año nuevo, para el 10 de enero, en la Plaza de Bolívar, Petro citó una nueva convocatoria para manifestarse a favor del proceso de paz, al que abiertamente se opone el Procurador Ordoñez.

Esta semana Petro inició una correría por los Estados Unidos para visitar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos,  la OEA y las Naciones Unidas para dar a conocer su caso.

Sin duda que el panorama político capitalino y colombiano sufrió un terremoto con la sanción a Petro y sus efectos se manifestarán en las elecciones para Congreso de marzo y presidenciales de mayo.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?