Domingo, 20 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

El Norte del Cauca demostró que está con Víctor Gobernador

El lunes 16 septiembre, 2019 a las 8:12 pm
El Norte del Cauca demostró que está con Víctor Gobernador
El Norte del Cauca demostró que está con Víctor Gobernador

Una manifestación popular con consecuencias decisivas en la historia política regional del Cauca se realizó en Santander de Quilichao en horas de la tarde del domingo 15 de septiembre con motivo de la visita al norte del Cauca del candidato a la Gobernación del Cauca Víctor Libardo Ramírez Fajardo.

El Norte del Cauca demostró que está con Víctor Gobernador
El Norte del Cauca demostró que está con Víctor Gobernador

Al principio del acto político, más o menos a las dos y media de la tarde, al parque principal de Santander de Quilichao, Francisco de Paula Santander, fueron llegando pequeños grupos de quilichagueños simpatizantes de la propuesta 2020-2023 de la coalición política que representa Ramírez Fajardo y de la cual hacen parte el Partido Liberal, el Partido Verde, la ASI, Alianza Social Independiente; Colombia Justa Libres, y otros movimientos socio-políticos.

Algunos de los participantes que a primera hora fueron llegando hicieron críticas sobre la ubicación de la tarima. Fue armada de manera diagonal sobre la confluencia de la carrera diez con calle tercera de tal forma que el público asistente pudiera ocupar no solo la ancha calle sino también la amplia carrera y los espacios internos del parque y desde donde todos pudieran tener acceso directo, visual y auditivo al acto público.

“Eeeh, esto es exagerado, es imposible que algún dirigente o líder político pueda llenar tan amplias áreas con multitudes interesadas en escuchar a sus candidatos; de hecho, nunca se ha realizado en Santander de Quilichao un experimento social y político de tal magnitud. La más grande manifestación que se ha hecho ha ocupado completamente tan solo una de las calles pero estos espacios son excesivos”, repitió la dirigente cívica Esther Inés Rodríguez, quien fue de las primeras en llegar, acompañada de sus padres y demás familiares.

Carlos Julio Bonilla Soto, el representante a la Cámara, también llegó temprano con unos amigos. Quienes lo antecedieron lo miraban con cierta misericordia, yo sí lo noté muy tranquilo, aunque algo enojado porque unos buses que iban a llegar de Buenos Aires y Puerto Tejada fueron saboteados por los directivos de la empresa con el ánimo de perjudicar a los viajeros y no permitirles su llegada a Quilichao. Inconveniente rápidamente superado.

Llegó Lucy Amparo, y casi llena media calle, luego llegaron delegaciones de las veredas y barrios de Santander de Quilichao; siguieron arribando festivas comisiones de Villa Rica, Padilla, Guachené, Caloto, Corinto, Miranda, Toribío, Jambaló, Caldono y Suárez. La plaza central de Santander de Quilichao quedó pequeña. La tarima se llenó. No había por donde caminar en los alrededores del parque.

Esto es increíble”, me dijo más tarde, alarmada, Esther Inés. “Nunca había visto junta tanta gente alegre, negros, indígenas, mestizos, campesinos, jóvenes y adultos, hombres y mujeres, de todos los estratos sociales, con pancartas y banderas blancas, verdes, amarillas, rojas, multicolores, todos solidarios pidiendo paz entre colombianos… estoy admirada de la convocatoria, una inmensa camaradería nortecaucana”, remató emocionada.

El objetivo común de los participantes fue cambiar la política de gestión en un departamento que ha sido cruelmente azotado por la violencia, por lo cual todas las intervenciones fueron antecedidas por un acto religioso y un obligado homenaje por la memoria de Karina García Sierra, candidata del Partido Liberal a la Alcaldía de Suárez, recientemente asesinada junto a su madre y otros acompañantes.

Luego vinieron las intervenciones de los dirigentes políticos presentes, entre ellos el senador Luis Fernando Velasco Chaves, los representantes a la Cámara Bonilla Soto, Crisanto Pisso Mazabuel, John Jairo Cárdenas, quienes reconocieron que «es un día histórico, es la mayor manifestación de la democracia en el Norte del Cauca» y que son estas acciones populares las que dan pie para rediseñar las políticas públicas regionales.

Sin hacer una síntesis de los mensajes y expresiones que se dieron en esta manifestación, porque además intervinieron candidatos a la Asamblea Departamental y a las alcaldías del norte del Cauca, sí fue una lectura para repensar la política y la transformación social en el Cauca de hoy.

Finalmente intervino Víctor Libardo Ramírez Fajardo, el candidato a la Gobernación del Cauca, quien presentó de manera concisa su plan de gobierno que, entre otros asuntos, contiene compromisos como el de liderar programas y proyectos que serán fruto de un proceso de concertación, para que se conviertan en el reflejo del sentir de las gentes.

También se comprometió con el apoyo al proceso de paz, a la defensa de líderes sociales, políticos y a combatir todas las formas de violencia.

Igualmente destacó que desarrollará un vigoroso plan para el fortalecimiento del sector educativo, que implicará la revisión de aspectos como la infraestructura, dotación, formación de docentes, bilingüismo, tecnificación, jornada única, etc. Además, con recursos de regalías financiará subsidios para el acceso a la educación superior.

Ramírez Fajardo, en fin, hizo rápida alusión a los principales puntos de su gestión como gobernante, incluyendo estrategias de prevención y tratamiento a la adicción a sustancias psicoactivas, además de la construcción del centro integral de atención de consumidores, y del centro de alto rendimiento de formación deportiva en el Norte del Cauca, entre otras interesantes propuestas.

Pasadas las cinco de la tarde, en una gran euforia y continuos aplausos, fue culminando la manifestación que, además, permitió una empatía especial entre la muchedumbre, gracias a la presencia de numerosos líderes cívicos de los pueblos nortecaucanos que tuvieron como consigna el seguir luchando por la vida y tener esperanza ante el cinismo de la cultura de la corrupción.

La conclusión fue que se superaron todas las previsiones de los organizadores y desbordaron cualquier cálculo sobre el número de asistentes, y la respuesta colectiva, que es el momento de construir una democracia donde los ciudadanos no sean objetos partidistas, sino sujetos cotidianos de decisión social, con bienestar para todos.

Deja Una Respuesta