ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 28 de septiembre de 2020. Última actualización: Hoy

El macizo colombiano sigue en peligro

El lunes 6 abril, 2015 a las 2:24 pm

Macizo colombiano

La biodiversidad del macizo colombiano sigue amenazada por la tala indiscriminada de árboles y de frailejón en zonas de páramo y por la minería ilegal.

El macizo colombiano es la mayor fuente hídrica del país, identificado como reservorio de aguas, pues de él nacen ríos como el Patía, el Cauca, el Magdalena, el Putumayo y el Caquetá, y representa el 70% del agua que toman los colombianos.

Sin embargo, la “reserva de la biósfera” (según la Unesco) sigue en peligro. Según ambientalistas y ecologistas de la región, en el macizo se han talado unas 500.000 hectáreas de bosque en los últimos 20 años. El Cauca sería responsable de un 40% de la desaparición del páramo presente en el macizo.

La búsqueda de oro y otros minerales afectan gravemente el macizo colombiano, además, a esto se suma la tala de frailejón en páramos caucanos, que algunas comunidades indígenas “se ven obligadas” a tumbar porque según ellos, no tienen territorios para cultivar.

Macizo colombiano1

Por el lado del departamento del Huila, campesinos han talado cerca de 98.000 hectáreas de árboles para dedicarlos a la ganadería.

Para las autoridades ambientales ha sido una labor casi que imposible, determinar el daño causado a esta zona por la minería ilegal, a su vez, determinar cuántos cultivos como la caña, papa, café, entre otros, y cuántas hectáreas para la ganadería existen donde antes era territorio del macizo colombiano.

Por eso, el macizo es una de las áreas más valiosas para Colombia y Latinoamérica, por ser una gran fábrica de agua, por su biodiversidad, ecosistemas, diversidad de flora y fauna e importancia nacional e internacional. Pero el macizo sigue en peligro, ya que es una de las zonas más críticas por la situación ecológica nacional, por los páramos que están siendo destruidos, la minería ilegal y la deforestación que avanza en forma irracional e incontrolable.

El Estado, gobiernos departamentales, gobiernos municipales, autoridades ambientales y las comunidades en general, deberán prestar toda su atención a la búsqueda de salidas a la posible catástrofe ambiental que se avecina.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta