Martes, 29 de noviembre de 2022. Última actualización: Hoy

El Hospital Susana López de Valencia

El martes 17 agosto, 2021 a las 9:50 am
Imagen cortesía de: https://acortar.link/cLULeS

El Hospital Susana López de Valencia

Alvaro J Urbano R

Por los albures de la vida, tuve la necesidad de acompañar a un pariente a solicitar servicios quirúrgicos del hospital Susana López de Valencia, en principio algo molesto por el hecho de acudir a una acción de tutela para que un juez de la república ordenara el procedimiento. Lo más destacable es que utilizamos los servicios sin ningún tipo de palancas ni mecanismos de corrupción para acceder a privilegio alguno. Usamos el servicio cumpliendo todos los protocolos de ingreso y atención, sin que por parte de la institución existiera resquemor o mala voluntad por la intervención del Juez de Tutela.

Hacía años no visitaba la institución, desde la inauguración del pabellón de Pediatría cuando fui Contralor General del Cauca. Mi sorpresa fue altamente gratificante al encontrar una institución moderna, cálida y con un personal asistencia y administrativo comprometido con el buen desempeño de la empresa. Destaco su buena señalización, el buen servicio de portería y vigilancia, el aseo y mantenimiento de las instalaciones que dejan advertir buenos estándares de calidad y auguran para la entidad buenos niveles de eficiencia administrativa, servicios oportunos que garantizan la sostenibilidad y competitiva en la prestación de servicios de salud.

La denominación original de hospital de Vías Respiratorias se cambia por la de Hospital Susana López de Valencia – ESE., en memoria de la esposa del presidente Guillermo León Valencia. Su construcción fue ordenada en 1957, por mandato de la Ley 27 de 1947, como centro de atención destinado a atender pacientes de tuberculosis. El 30 de septiembre de 1952, la alcaldía de Popayán mediante Decreto No. 97 destinó un lote de terreno para sus instalaciones. El 15 de marzo de 1957 se inicia la construcción y se inaugura a finales de 1964 con el traslado de los enfermos de tuberculosis del pabellón San Roque del Hospital Universitario San José.

En 1983 después de terremoto, se hace una evaluación quinquenal que revelan cifras bajas de pacientes hospitalizados y consulta ambulatoria con tendencia a la disminución lo que deviene en una de las primeras crisis institucionales; las áreas más afectadas por el terremoto fueron consulta externa, administración y urgencias, motivo por el cual se inicia estudio y posterior construcción del área de urgencias que actualmente tiene el Hospital.

La tercera crisis se presenta en el 2011, con el endeudado con recursos propios para construir la Unidad Materno Infantil, UMI. Lo que generó atrasó en el pago al personal, a proveedores de insumos y de medicamentos. En el 2013 estuvo a punto de ser liquidado requiriendo para su saneamientos fiscal y financiero recursos por casi $15.000 millones, por déficit presupuestal y no contable, originado en deudas acumuladas de años anteriores, porque con los servicios ofertados en el año tenían la capacidad de cubrir sus gastos y costos generando significativos excedentes de tesorería en la respectiva vigencia, dejando como proceso resiliente que ante una crisis, por aguda que sea, cuando el talento humano toma la decisión de ponerse la camiseta, es posible lograr con creces el salvamento institucional.

Hoy, el HSLV es una institución sostenible, organizada y eficiente que permite acceder con facilidad y mediana oportunidad a los servicios tecnologías de salud y a los medicamentos que se formulen, con una atención integral y de calidad. Es importante destacar que los funcionarios del área administrativa y el personal de sanidad, suministran Información oportuna y comprensible sobre su estado de salud que permite al usuario tomar decisiones sobre los procedimientos a practicar y sus riesgos. En este momento el HSLV es un soporte importante para atención de la pandemia del COVID19, además atiende la mayor cantidad de partos, cesáreas y urgencias del Departamento.

Felicito a su gerente EDUARDO VILLA, al personal asistencial, administrativo y paramédico por el cumplimiento de los estándares de calidad en los servicios prestados con eficiencia y calidez, ante todo por el compromiso demostrado en sus procedimientos que lo catalogan como una de las instituciones públicas más importantes de la región en favor de las comunidades locales y regionales para salvaguardar la vida con la recuperación de la salud de los usuarios.

*******************************************************

Lee otros artículos del autor aquí:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?