Viernes, 14 de junio de 2024. Última actualización: Hoy

El grito desesperado de una fundación educativa sin recursos

El lunes 18 abril, 2022 a las 8:23 pm

El grito desesperado de una fundación educativa sin recursos

Jesús de Nazareth es el nombre de la fundación educativa que brinda servicios pedagógicos a cerca de 230 niños de la comuna 20, de los barrios Siloé, La Ladera, Pueblo Jóven, entre otros. Hoy sus servicios están en agonía pues la pandemia les dejó una deuda que no han podido reparar.

La Fundación Educativa Jesús de Nazareth, tiene 16 años de estar brindando servicios educativos a los niños de la comuna 20 de la ciudad de Cali, “Nosotros estamos ubicados en la comuna 19, sin embargo, todos los niños que atendemos en nuestra sede son de la comuna 20, del sector de la Ladera, provenientes de los barrios Siloé, Pueblo Joven, 3 de Mayo, La Torres, entre otros. Nosotros queremos brindarles una posibilidad de transformar sus vidas, a través de nuevas oportunidades en lo educativo”, expresa Cristobalina Ramírez Perdomo, directora de la institución educativa.

Dentro de la oferta educacional se encuentran primera infancia, transición y bachillerato que está en convenio con otra institución.

La fundación educativa también brinda el servicio de Casa Hogar y Centro de Acompañamiento Solidario, pero que trabajan en la sensibilización familiar, trabajo que dignifica a los infantes, “un colegio digno, una posibilidad de acompañamiento todo el día, con maestros profesionales que tienen la disposición de ayudar a hacer niños y personas de bien”, indica Cristobalina.

Cristobalina Ramírez Perdomo, directora de la fundación educativa

Tener el Centro de Acompañamiento Solidario no es sólo con el fin de ayudarlos emocionalmente, sino, brindar que la vida familiar de los menores se transforme.

Sustentar esta centro educativo no ha sido fácil y a raíz de la pandemia y problemas de Paro Nacional, han sumado 2 años de deudas que consisten en servicios públicos, aunque la institución hace cobro solidario esto no alcanza, “Ellos cancelan una tasa compensatoria según su posibilidad porque es un aporte mínimo, pero realmente no significa ni el 20% del valor de lo que costaría realmente una pensión”, además añade “nuestros gastos se han incrementado pero nuestros ingresos no lo han hecho”, sostiene la directora de la fundación.

Las deudas suman más de 16 millones de pesos y básicamente se centran en servicios públicos.

¿Cómo pueden ayudar quienes deseen hacerlo?

Una de las formas es con la campaña ‘Apadrina un Sueño’, que consiste en tocar a personas de buen corazón para que donen según su condición económica pero que sea permanentemente. Bien pueden ser de $50 mil pesos o $100 mil pesos y otros valores que deseen aportar. Ante la difícil situación lo que buscan es un aporte significativo, sin embargo, según cifras de la Secretaría de Educación de Cali el costo de un niño es de $478 mil pesos, valor que bien podría apadrinar una persona que esté en su capacidad financiera.

Otra alternativa que han planteado es la del ‘Bono Solidario’, que busca brindar un cupón con atracciones especiales tipo rifas, este tendrá un costo de $100.000 y se estaría gestando entre lo que queda del mes de abril o el mes de mayo.

“Es una zozobra pensar a qué hora nos vamos a quedar sin agua, sin servicios y sin energía, sumado a que sería difícil atender a todos nuestros niños”, puntualizó.

Poder cerrar las puertas y dejar de apoyar a varios niños es una probabilidad catastrófica que es crudo pensarlo, en un país que necesita ser construido por la educación, la cultura y el deporte, por eso la invitación es a unirse a esta noble labor, pues sin la ayuda de todos no podrá verse beneficiada.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?