ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 23 de julio de 2021. Última actualización: Hoy

EL ESTATISMO CAUCANO

El viernes 23 marzo, 2018 a las 12:09 pm

EL ESTATISMO CAUCANO

EL ESTATISMO CAUCANO

EL ESTATISMO CAUCANO

Otras publicaciones de este autor: http://bit.ly/2F9ucST

Hace días, dentro de una reunión sindical de Asoinca, un compañero directivo, ya veterano en el oficio y curtido por las luchas de la vida, muy versado en leyes y en el quehacer administrativo magisterial caucano, nos contaba una anécdota muy lógica, que nos hizo reír al instante, referente a la eterna situación caucana de abandono y falta de gestión de los ungidos a la Cámara de Representantes y al Senado, que cada cuatro años por los siglos de los siglos, llegan a esa instancias merced a los votos de muchos caucanos cumplidores de su deber y defraudados al mismo tiempo, al descubrir los espejismos de siempre y escuchar los acostumbrados cantos de sirena que ya sabemos. Decía el compañero que, cuando él estaba pequeño, en la escuela, hacía ya muchos años atrás, ya había escuchado que los políticos de ese entonces mencionaban que la carretera al mar ya la iban a construir, al igual que la Hidroeléctrica del Patía y la variante Timbío-El Estanquillo. Al instante, se escucharon muchas risas incrédulas en el auditorio.

Cada cuatro años es la misma historia de siempre, a veces con los mismos nombres, a veces diferentes, pero todo sigue igual, nada cambia, en un eterno círculo vicioso, en un corsi e recorsi de nada acabar, las mismas promesas, los mismos discursos, y nuestro gran departamento del Cauca nada que despega de esa eterna condena, de ese ostracismo, de esa quietud, de ese abandono, a la manera del mito de Prometeo encadenado, que desafía a los dioses y da fuego a la humanidad, siendo castigado con un castigo perpetuo. Así veo al Cauca, cada cuatro años, y así ha sido siempre, tanto por la desidia oficial, como por la nula gestión de quienes tienen el deber de trabajar por el mismo, tanto los senadores como los representantes, al ser elegidos por el voto popular.

De los cuatro departamentos de la costa Pacífica colombiana, solamente dos tienen esa visión de despegue, progreso y gestión, merced a sus políticos y gobierno, para bien de sus habitantes: el Valle del Cauca y Nariño, ambos con vía al mar y con una prospección única hacia todos los sectores sociales (por lo menos se dan el lujo de avizorar y tocar el Océano Pacífico y de mirar otros horizontes, incluyendo el turístico, así haya otras problemáticas). En cambio, el Cauca y el Chocó, son los olvidados de siempre, los rezagados de la competencia por el progreso, los últimos en las encuestas, con muchos expresidentes y apellidos ilustres a la espalda, con muchos proyectos en la agenda, con mucho bla, bla, bla y nada de obras y gestión por sus comunidades, con ninguna salida al mar, sabiendo que son departamentos de la Costa Pacífica, viviendo siempre anquilosados y estáticos en la rueda del desarrollo social.

Ojalá que los 4 representantes nombrados este año Carlos Julio Bonilla, Crisanto Pisso, John Jairo Cárdenas y Faber Muñoz Cerón, en unión con los 4 senadores Velasco, Temístocles, Feliciano y Paloma, se pongan la mano en el corazón y entre los 8, HAGAN ALGO POR EL CAUCA SIN EGOISMOS PENDEJOS, ahora que estamos en el posconflicto y derrotemos el estatismo del Cauca (aunque sea la doble calzada Santander de Quilichao-Popayán).

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?