Domingo, 24 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

El Estado tiene una gran deuda con el Periodismo: FLIP

El lunes 23 agosto, 2021 a las 4:49 pm
El Estado tiene una gran deuda con el Periodismo: FLIP

El Estado tiene una gran deuda con el Periodismo: FLIP

Alfonso Luna Geller, Jonathan Bock Ruíz
Alfonso Luna Geller, Jonathan Bock Ruíz (Imagen de Archivo)

Jonathan Bock Ruíz, director ejecutivo de la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, en compañía de otros dignatarios de la institución, examinaron en el norte del departamento del Cauca, asuntos relacionados con la libertad de expresión y de información en la región y en el país.

El pasado jueves, la primera señal negativa encontrada en la gestión fue la visita que realizaron a las instalaciones de la Fiscalía General de la Nación, sede Santander de Quilichao, donde se constató que después de un año del asesinato del periodista indígena Abelardo Liz, en zona rural de Corinto, no hay avances en la investigación. Es otro crimen impune que permite deducir que se ha seguido estigmatizando a la comunicación indígena.

Es pertinente recordar que “el 13 de agosto de 2020, el periodista Abelardo Liz, reportero de la emisora indígena Nación Nasa en el municipio de Corinto durante cinco años, recibió impactos de bala en el pecho y en el abdomen mientras cubría el proceso de ‘liberación de la madre tierra’ que adelantan los pueblos indígenas en la vereda El Barranco del municipio de Corinto, en el norte del Cauca. El ataque se presentó en medio del operativo que adelantaba el Ejército Nacional para desalojar a las comunidades indígenas. Reporteros que hacen parte del Tejido de Comunicaciones para la Verdad y la Vida de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN), quienes también se encontraban cubriendo la manifestación pública, le manifestaron a la FLIP que los disparos provenían del sector en el que se encontraban los miembros del Ejército Nacional”.

Bock Ruíz, periodista con maestría en Relaciones Internacionales y Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, asistido por Raissa Carrillo Villamizar, coordinadora de Defensa y Atención a Periodistas; Ángela Caro, asesora legal, Cristian Mora Jiménez, comunicador social y periodista, y la corresponsal FLIP en el Cauca, periodista Sonia Liliana Godoy; también visitaron la sede de la Red de Medios de Comunicación Proclama del Cauca y Valle, desde donde informaron a las comunidades los objetivos de su comisión en este territorio del Cauca.

Angela Caro, Alfonso Luna Geller, Jonathan Bock Ruíz y Karolain Sáenz
Angela Caro, Alfonso Luna Geller, Jonathan Bock Ruíz y Karolain Sáenz

“En la Flip estamos recorriendo el país con el objetivo de conocer en detalle cuál fue la afectación que sufrió el periodismo entre los meses de abril y junio pasados con motivo del Paro Nacional 2021, cuando se impusieron condiciones para que el silencio y la censura en muchas ciudades y pueblos”, dijo Bock, pero también explicó que a la FLIP le llama la atención que más de la tercera parte de los municipios del país, corresponde a zonas en silencio, lugares donde no existen medios de comunicación que produzcan noticias locales; y donde sí los hay, no existen las herramientas apropiadas para ejercer el periodismo y hacer investigación.

Es así como, de acuerdo con estudios técnicos realizados por la FLIP, “en Cauca el 38% de la población vive en municipios en silencio, lugares donde no existen medios de comunicación que produzcan noticias locales, sin embargo, el departamento tiene 67 frecuencias disponibles. Sólo en Popayán, Páez y Santander de Quilichao sus habitantes tienen una oferta con suficiente información local.

De los 71 medios de comunicación, el 5% son de la Fuerza Pública, los cuales tienen un cubrimiento que supera al resto de las emisoras comunitarias y comerciales. Asimismo, las condiciones laborales no permiten el buen ejercicio del periodismo, pues 24 de 71 medios de comunicación no cuentan con ningún tipo de vinculación laboral.

Cauca es el departamento con el mayor número de emisoras indígenas y el único con una universidad indígena con programa de comunicaciones, la Universidad Autónoma Indígena Intercultural – UAII. Las siete radios están organizadas en la Red–Asociación de Medios de Comunicación Indígenas de Colombia – AMCIC, una iniciativa importante para fortalecer el proceso de comunicación propia de los pueblos indígenas”.

Bock Ruíz también hizo referencia a los 25 años de labores que cumple la FLIP este año. Es un aniversario nada fácil por la situación, ya que hay asuntos de seguridad que siguen generando preocupaciones, dijo.

Al ser consultado por presuntas presiones contra el libre ejercicio del periodismo por parte del Gobierno Nacional, y especialmente por la Fiscalía, el director ejecutivo de la FLIP recordó dos hechos que pueden responder al interrogante, advirtiendo que el Estado tiene una gran deuda con el Periodismo y que este gobierno no entiende de libertades, por lo que se ha profundizado esa fragilidad. Sin embargo, Bock advirtió que “en los 25 años, nunca hemos estado en contra de ningún gobierno”:

Es importante recordar un momento presión y censura del Estado. Se presentó cuando un amigo del presidente Duque, Juan Pablo Bieri, gerente de RTVC, utilizó su cargo para censurar a Los Puros Criollos, sacándolo de su programación habitual en Señal Colombia, luego de que su presentador, Santiago Rivas, criticara una decisión gubernamental.

Debido a la denuncia de la FLIP, Bieri se vio obligado a renunciar a RTVC Sistema de Medios Públicos, pero fue premiado por su amistad con Duque con un jugoso contrato de asesoría. En cambio, los denunciantes, la periodista Diana Díaz y la Flip, quedaron sometidos a las arbitrariedades del fiscal, también amigo del presidente. Es decir, según Rodrigo Uprimny, de Dejusticia: “el censurador premiado con un contrato millonario y los denunciantes inmersos en un proceso penal”.

En 2019 algunos medios publicaron la posición de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) con respecto a este asunto: «tras un año de inactividad de la investigación penal, esta se retomó recientemente y desde entonces se ha caracterizado por adoptar medidas intimidatorias agresivas e invasivas». Fue tanto, que la Fiscalía requirió a la FLIP para la realización de una inspección judicial en sus instalaciones, hecho que según Bock, posteriormente la misma Fiscalía calificó de “un error”.

El Estado tiene una gran deuda con el Periodismo: FLIP

En el diálogo sostenido con el director de la FLIP también se habló sobre el derecho de los ciudadanos a la libertad de información: “Donde hay silencio hay una ciudadanía que no puede ejercer sus derechos, ese es el valor del periodismo local, por eso es importante proteger los medios y el periodismo ciudadano”.

Esta fue la entrevista concedida por Bock Ruiz a Proclama del Cauca:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?