ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 18 de enero de 2021. Última actualización: Hoy

El estado desnudo

El martes 28 abril, 2020 a las 9:38 pm
UNA ALCALDESA CON TEMPLE
Otros artículos de este autor aquí

El estado desnudo

Cualquiera de nosotros que vaya a la Plaza de Bolívar en Pereira (Risaralda), sin duda alguna que se sorprenderá al contemplar la bella escultura de bronce denominada “El Bolívar desnudo”, realizada por el genial artista Rodrigo Arenas Betancourth, inaugurada en agosto de 1963, con motivo del centenario de la ciudad. Y se sorprenderá por dos motivos fundamentales: el tamaño en sí mismo de la misma, con una altura de 9 metros y un largo igual, lo mismo que por la fisonomía muy diferente de las esculturas del mismo “Libertador de América”, que siempre hemos observado, en pueblos y ciudades, por lo general en actitud triunfal, correctamente vestido y muy pulcro. La escultura de Pereira, rompe esos esquemas tradicionales y desde su inauguración hace 57 años ha sido controvertida y muy polémica por obvias razones, escandalizando a vastos sectores sociales, históricos y culturales, hasta la actualidad.

Ahora bien, aplicando la asociación de ideas, podemos muy bien trasladar la imagen simbólica de esa escultura a la actual situación política y social de la era duquista que ya lleva 16 meses como un estado desnudo (entendiendo estado como una comunidad social con una organización política común y un territorio, junto a órganos de gobierno propios, que es soberana e independiente políticamente de otras comunidades), que desde un principio comenzó muy mal, yendo siempre en declive con el 70% de desaprobación, en caída libre, con un descenso vergonzoso en las encuestas de comienzos del año en curso, con una mínima aceptación popular del 23 %, siendo desplazado por algunos de los nuevos gobernadores y alcaldes, quienes comenzaron muy bien sus mandatos.

Y entonces, como en una película de ciencia ficción a la colombiana, imaginemos que nuestro bello país, en virtud de esas encuestas, era sostenido únicamente por la actitud optimista de los nuevos mandatarios elegidos el año pasado, quienes le dieron la nota de excelencia a un país lleno de esperanza y lo comenzaron a sostener (y lo siguen haciendo con lujo de detalles). Pero entonces apareció en el mundo el famoso Coronavirus 19, mejor llamado Covid-19, y se extendió por todo el mundo y llegó a Colombia, desde el 6 de marzo pasado, siendo tal su rapidez de contagio, que, en solo mes y medio, ya van (según las encuestas oficiales) más de 5.500 contagiados, entre hombres y mujeres, con 250 compatriotas fallecidos. En medio de ese panorama triste, en el climax de la situación política y social del país, como dijo alguien por allí, se le apareció la carta de la fortuna al Presidente Duque y por eso lo vemos todos los santos días muy puntual, como los ingleses, a las 6:00 de la tarde, tratando de enderezar el rumbo del estado, con un ropaje llamativo y exótico, con su mejor sonrisa, con palabras bonitas, con su gabinete que le rinde pleitesía a diestra y siniestra, expidiendo decretos al por mayor (ya pasaron de 600) con su varita mágica, tratando de gobernar a la carrera en un mes, lo que no pudo hacer en 15 meses, desnudando a todo un país.

Concluyendo, podemos afirmar que el Covid-19, mostró la triste realidad del país en todos los aspectos, por falta de un mandatario capaz de cimentar un estado boyante y diferente, siendo los únicos defensores sus nuevos gobernantes locales.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?