ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 29 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

El Equilibrio de los Contrarios

El lunes 7 enero, 2019 a las 11:47 am
El Equilibrio de los Contrarios

El Equilibrio de los Contrarios

El Equilibrio de los Contrarios

   Para el propósito de este comentario, empecé por darle un giro al título del libro de estudios literarios Los equilibrios contrarios (2017), del escritor caucano Felipe García Quintero. Este libro es el séptimo de la serie de publicaciones con el sello editorial de la Universidad del Cauca. Se divide en dos partes. La primera es una mirada global que, al modo de César Fernández Moreno, Felipe ha llamado “Popayán en su literatura”; y da cuenta del lugar de la ciudad en el imaginario literario, en los géneros de poesía y narrativa; en la segunda parte se ocupa de autores, libros y revistas.

   La intención es “estudiar la tradición literaria de Popayán”, sin dejar de lado la presencia de escritores del departamento e incluso de otras regiones. No es sorpresa que el énfasis del estudio esté puesto en la poesía, en razón de su peso específico en la tradición cultural de Popayán. En su extensión, la obra es la construcción de la identidad urbana que con el tiempo se ha vestido de distintos tonos por la diversidad étnica y cultural de los habitantes. El autor, por ejemplo, señala el elemento lingüístico que mayor unidad cultural representa: los diminutivos, que aparte de ser un rasgo del lenguaje, expresan sensibilidad y afecto en cada acto comunicativo.

   Entrado en materia, el nombre que da sentido justo a Popayán como aldea y universo literario es Guillermo Valencia (1873-1943). Ícono imprescindible para establecer el antes y el después de nuestra literatura. Autor de un solo libro –“Ritos” (1899)– al cual debe su fama y su gloria; vale decir que sus andanzas políticas y sus travesuras de señor feudal sólo tienen valor anecdótico. Poeta de elaborada ilustración y exquisita sensibilidad, escribió quizá el más bello poema de la lírica colombiana: Hay un instante. Seis estrofas, cada una de cuatro versos, que sorprende con una esdrújula al final del primero (“crepúsculo”), y luego sostiene el ritmo con agudas y graves, donde predominan los sonidos S y Z para la música íntima. En ese poema Valencia configuró para la eternidad el alma de Popayán, más allá de cualquier consideración cultural o ideológica. En palabras de García Quintero, es “el misterio revelado de la dimensión esencial de Popayán”.

   El otro poeta, cuya obra florece en la mitad del siglo XX, es Rafael Maya (1897-1980). Su poesía nos mueve a sentir la ciudad con el tiempo de la nostalgia (el pasado) que emana del humanismo del autor: y llegué a Popayán, solar tibio y pacífico, / cuya atmósfera pura despejó mi cerebro. / Me encantaron las calles, que conducen al campo, / un cerro, que es un pórtico para el sol y la luna, /… Estos dos momentos de la poesía en Popayán hicieron posible que José Ignacio Bustamante (1906-1983) nos dejara el legado de su Biografía lírica de Popayán (1954), obra emblemática en el esfuerzo de Felipe García Quintero cuando realizó el inventario lírico y crítico hasta la primera década del siglo XXI, en la antología Llama de piedra / Poesía contemporánea en Popayán (1970-2010).

   El devastador terremoto de 1983 no solo estremeció los cimientos físicos de la ciudad, también fue un sismo cultural que cambió para siempre el imaginario cultural y literario de Popayán. Varios escritores entendieron que eran llamados a cantar con nuevas voces. Toman distancia, y la ciudad que ahora cantan y cuentan es ésta: Popayán / es una tía / venida a menos /… que pasa hambres / y reza el rosario / en camándula de plata / …  Este poema de Gustavo Wilches Chaux es significativo para el curso que en adelante siguen los poetas y narradores de la generación posterremoto (ilustrada en un ensayo por Ómar Lasso). Wilches no se queda en el repudio de la ciudad hidalga venida a menos, sino que anuncia con humana ternura la ciudad que espera su segunda oportunidad: Yo te quiero así / noble tía / venida a menos: / te quiero así / y me gusta más… Ese ‘más’ profético es el que trata de descifrar Felipe García Quintero en este libro, que además de ensayos, contiene “estudios, artículos, reseñas y notas”, en diálogo continuo con los autores invitados.

******************************

Otras publicaciones de este autor: https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion/donaldo-mendoza/

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?