ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 14 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

¿EL EMPALME PARA QUÉ?

El lunes 11 noviembre, 2019 a las 11:51 am

¿EL EMPALME PARA QUÉ?

¿EL EMPALME PARA QUÉ?

El empalme no es un proceso auditor, tampoco de reproche ni de evaluación sobre la gestión de la administración saliente; no se trata de hacer cuestionamientos, ni plantear discusiones intrascendentes; ni siquiera tiene como objetivo generar hallazgos para ser trasladado a los organismos de control.

El proceso de empalme es un espacio de diálogo e interacción entre los equipos de gobierno entrante y saliente, es un proceso efectivo, transparente y útil y obligatorio para todos los servidores de la administración pública, de acuerdo con lo establecido en el Artículo 78 de la Ley 1474 de 2011 y el Artículo 50 de la Ley 1757 de 2015 a través del cual se hace entrega y se recibe formalmente la administración del municipio, y se formaliza con la entrega del acta de informe de gestión, insumo de interés público que brinda elementos claves para la elaboración del nuevo Plan de Desarrollo.

La primera decisión debe ser concertar y programar las fechas de las sesiones de entrega de información y de aclaraciones, por lo que debe ser necesario contar con el apoyo del Consejo Territorial de Planeación (como representantes de la sociedad civil), el jefe de la Oficina de Control Interno, y a los organismos de control y conformar los equipos de empalme para garantizar y contribuir al desarrollo transparente del proceso, en el marco de la competencia establecida en las leyes sobre inspección, vigilancia, control y de auditoría.

Es un proceso que brinda herramientas al nuevo gobernante para NO iniciar desde cero su administración, da a conocer de manera formal la situación de la entidad territorial en materia administrativa y financiera, así como el estado del municipio, distrito o departamento, frente a los temas de desarrollo territorial.

Se convierte en referente para la evaluación del gobierno saliente.

Es un proceso estratégico que evita traumatismos en la continuidad de los procesos de gestión que repercuten en el desarrollo sostenible del territorio.

Es importante tener una información soportada con evidencias documentales, debidamente radicadas en el sistema de gestión documental, pues el acta final brinda los lineamientos para la utilización y aprovechamiento efectivo de la información entregada por el gobierno saliente.

El uso estratégico de la información recolectada en el empalme se encamina a precisar y emplear la información para resolver las prioridades de los primeros días de la administración entrante, tales como acciones judiciales pendientes, contratos por vencer, elaboración del nuevo plan de desarrollo, plan de ordenamiento territorial, finanzas territoriales y continuidad de programas estratégicos y rendición de la cuenta de la vigencia 2019 a los organismos de control.

Con el propósito de generar gobernanza que estimule la confianza y vínculos entre el Estado representado en la nueva administración, y los ciudadanos, es conveniente realizar una rueda de prensa en la cual la ciudadanía conocerá los resultados del proceso de empalme y el enfoque que la nueva administración quiere dar a su gestión. En la rueda de prensa se deberá hacer público el informe de gestión de la administración saliente y el acta de entrega de gobierno.

La administración entrante tiene un mes de plazo, posterior a la suscripción del Acta de Informe de Gestión, para manifestar inconformidades, presentar quejas y demandar inconsistencias y no conformidades ante las autoridades correspondientes.

*****************************************

Para leer otras publicaciones del autor aquí:

¿EL EMPALME PARA QUÉ?
También te puede interesar
Deja Una Respuesta